00:02 h. miércoles, 28 de septiembre de 2022

La Asociación "Cacharros" desarrolla un taller de "jolateros" en el Centro Penitenciario de Tahiche

laverdaddelanzarote.com  |  20 de marzo de 2014 (12:02 h.)
Binter y Cabildo con los jolateros

La Asociación Social, Cultural y Deportiva desarrolla, desde el pasado jueves día 13, un taller formativo y para la reinserción de monitor auxiliar de “jolateros” en el Centro Penitenciario de Tahiche. La actividad se desarrolla gracias al patrocinio del Área de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote, que dirige Marciano Acuña. 

 La inscripción alcanza de un total de 45 internos de dos módulos diferentes, en distinta situación penitenciaria. La Asociación “Cacharros” se ha comprometido a contratar a uno de los participantes, que su situación penitenciaria lo permita, para actuar de monitor en un taller de “jolateros” a celebrar durante los meses de mayo a agosto del presente año en el Charco de San Ginés.

El director del taller, Lorenzo Lemaur Santana, en la justificación del proyecto argumenta que esta actividad forma parte del programa “Cacharros” que  nace con la finalidad de sensibilizar a la población de Lanzarote en general en la reducción de la generación de residuos, así como en la recogida selectiva de muchos de los “cacharros” que tiramos a la basura, poniéndolos en valor como materia prima para su reutilización en la construcción de múltiples utensilios y elementos para muy variados usos; desde elementos decorativos a utensilios o herramientas para otras actividades, como la elaboración de juguetes, tal y como hacían antiguamente los habitantes de la Isla  de Lanzarote.

En consecuencia, explica Lemaur, intervenir en la sensibilización de nuestra población residente o flotante respecto a la reducción en la generación de residuos, recogida selectiva y reutilización, es una muy rentable inversión para la sostenibilidad medioambiental y calidad de vida de quienes vivimos en Lanzarote y quienes nos visitan.

Por ello, este taller formativo de reinserción, además de lo anterior, pretende profundizar en el conocimiento de uno de los juegos más populares y tradicionales de antaño de la ribera de Arrecife aunque extendido a otras localidades costeras de la isla de Lanzarote. Este juego surge de una idiosincrasia y realidad socio-económica concreta y propia de su lugar de origen, y su práctica sigue persistiendo después de más de 70 años.

A su vez de ser este un programa de sensibilización medioambiental, especialmente en el ámbito de los residuos, tiene una clara vocación de ser un aporte a la sociedad de Lanzarote en otros diferentes pero no menos importantes aspectos como la promoción de emprendedores, ya que ofrece a emprendedores en situación de dificultad de acceso al mercado laboral opciones de formación y de generar o participar en iniciativas de autoempleo.

Argumenta igualmente Lemaur que, dado el elevado coste para alguien que quiere empezar una actividad emprendedora de asumir los costes del seguro autónomo y gastos fiscales y de asesorías, el programa pretende, inicialmente, para reducir gastos, hacer contratos laborales, a tiempo parcial, a los monitores de talleres. Pero, a la vez, el taller trata de prestarle a  los internos que participan en él apoyo y asesoramiento para, si fuera su deseo, crear pequeñas empresas, cooperativas o constituirse en autónomos. Podrán adquirir formación, destrezas, habilidades y conocimientos para poder emprender acciones de autoempleo.

Insiste Lorenzo Lemaur que la creación de empleo y la reinserción socio-laboral de personas en situación de dificultad de acceso al mercado laboral es el objeto principal del proyecto.

Finalidad.

Como tema transversal, el taller formativo de monitores de “jolateros” se vuelca en la sensibilización ética y medioambiental de adultos acerca de la importancia que tiene reducir la generación de residuos o, en su defecto, optimizar su reutilización, poniéndola en alto valor.

De este modo, el presente programa incide de forma directa y práctica en este concepto de reutilización de residuos, como estrategia para el acopio de todos los materiales necesarios en la construcción de un jolatero, preservando la forma tradicional de construirlo.

La actividad se concreta en un programa de talleres y actividades formativas orientadas a capacitar a un total de 80 monitores auxiliares en la construcción y navegación en “Jolateros”. Promoviendo así una práctica autóctona y singular de antiguos habitantes de la isla de Lanzarote.

En colaboración con el Centro Penitenciario de Tahíche, el Centro de Inserción Social “Ángel Guerra” y el Centro Terapéutico “Zonzamas”, el proyecto persigue como finalidad última la reinserción socio-laboral de estas personas en riesgo de exclusión social, previamente seleccionadas por el correspondiente órgano directivo de cada centro mencionado.

Se pretende, entre otros aspectos, despertar en los participantes actitudes y aptitudes útiles para el desarrollo una actividad profesional, desarrollar habilidades manuales, despertar interés, preocupación y respeto por juegos populares y autóctonos y el entorno en el que vivimos en general.

Destinatarios y ubicación.

Como ya se ha indicado, el proyecto incide directamente en acciones para la reinserción socio-laboral de adultos en riesgo de exclusión social del Centro Penitenciario de Tahíche, Centro de Inserción Social “Ángel Guerra” y Centro Terapéutico “Zonzamas”; a través de diferentes talleres formativos.

En concreto, prevé una participación óptima de 80 alumnos, entre los internos del Centro Penitenciario de Lanzarote e internos del Centro de Inserción Social “Ángel Guerra” y usuarios del Centro Terapéutico “Zonzamas”; que a juicio de los respectivos equipos directivos, se encuentren en situación de participar en un curso-taller de formación para la reinserción laboral. Considerando el objetivo reinsertador, se consideran alumnos propicios para este taller. A su vez, es un valor añadido a este proyecto, dotarlos de actividades de manualidades, como es la práctica anexa de construcción de los “jolateros” en miniaturas, si consideramos la necesidad de una terapia ocupacional para su mejoría.

El desarrollo de las sesiones teóricas de los talleres se ubicará en el Centro Penitenciario de Tahíche, Centro de Inserción Social “Ángel Guerra” y Centro Terapéutico “Zonzamas” en su mayoría. Las sesiones prácticas tendrán lugar tanto en dichos Centros, como en la Sociedad Casa del Miedo, en el Charco de San Ginés.

La redacción técnica del proyecto ha sido desarrollada por la pedagoga y psicopedagoga Tharais Armas Correa, técnico de la Asociación Derecho y Justicia, con amplia experiencia en el trabajo con internos del Centro Penitenciario de Tahiche.

En la redacción del proyecto, Tharais Armas concreta los objetivos generales en concienciar a los beneficiarios del proyecto de una adecuada gestión en la generación, reutilización y reciclaje de residuos, a la vez que sobre la trascendencia de la huella ecológica. Igualmente, el taller pretende concienciar a los participantes sobre la trascendencia de la sostenibilidad medioambiental de la isla de Lanzarote, su limitada capacidad de carga respecto a los residuos y el alto coste que para la economía insular supone su recogida selectiva, tratamiento y reciclaje. Para ello, se incide en generar conciencia de que cualquier residuo puede pasar a convertirse en materia prima para la generación de algún producto de interés o necesidad. Todo ello, además de poner en valor una cultura muy instalada en la isla en tiempos pasados, acerca de la reutilización de todo tipo de residuos o desechos.

Objetivos específicos.

Como objetivos específicos este taller formativo y de reinserción pretende favorecer y posibilitar la actitud emprendedora de los adultos en riesgo de exclusión social, beneficiarios del proyecto, a la vez que ofrecerles actividades de integración y socialización y opciones profesionales y de autoempleo.

Por último, informa Lemaur que el programa prevé la creación de dos puestos de trabajo, tras finalizar los dos talleres de formación, puesto que está previsto que la misma actividad se desarrolle en el Centro Terapéutico de Zonzamas. A los dos participantes elegidos, en coordinación con la dirección de los respectivos centros, la Asociación “Cacharros” les contratará como monitores auxiliares por periodo de cuatro meses a razón de 20 horas semanales, con el objetivo último de generar actividad profesional de personas en riesgo  de permanencia en situación de desempleo.

El taller se desarrolla en régimen de dos sesiones semanales, teniendo previsto su finalizar el próximo 24 de abril y lo imparten el propio Lorenzo Lemaur, director del Programa para la Divulgación Escolar de Jolateros, Antonio Cabrera Betancort, monitor experimentado en la construcción, navegación y organización de regatas de “jolateros” y la pedagoga de la Asociación Derecho y Justicia Tharais Armas Correa.