06:52 h. viernes, 09 de diciembre de 2022

Beatriz Gómez, una joven promesa de la Literatura Canaria

laverdaddelanzarote.com  |  03 de octubre de 2013 (18:13 h.)
Beatriz Gómez

Entrevista realizada por Adriá Navarro: Hablando de temas de actualidad y de interés, hoy ingresamos en el mundo de la literatura donde hablaremos con Beatriz Gómez.

 

Esta joven escritora canaria empezó su andadura en las letras hace algo más de diez años y  nos sorprende cada día con su constante labor en el mundo literario. Cuenta con tres novelas publicadas e infinidad de trabajos narrativos repartidos en diferentes antologías canarias.

En todos sus trabajos muestra una tenacidad ferviente, actitud que adoptó con una escasa edad y que le ha servido para ser hoy en día la novelista más joven de nuestras Islas. Esta escritora y redactora heterogénea nos dedica unos minutos de su tiempo para hablarnos de su última obra, de su trayectoria y de cómo fue su infancia en la Isla conejera.

 

Beatriz, es un placer entrevistarte para “La Verdad de Lanzarote”, un periódico que nace en la Isla que te arropó en tu crecimiento y que te ha aportado tanta conciencia. ¿Qué sientes cuando escuchas hablar de la Isla de los volcanes?

B.G: Para mí Lanzarote es muy especial, siempre estaré íntimamente ligada a ella. Siento un profundo amor por esa tierra y por todo lo que aprendí allí.

Mis recuerdos son muchos y no tengo ninguno negativo, esa es la realidad. Crecí en un lugar mágico donde no conocí nada malo.

Debo ser objetiva y decir que mis raíces no son conejeras pero mi corazón siempre le pertenecerá a la Isla de los volcanes.

¿Qué recuerdos mantienes grabados de tu infancia en tu paso por Lanzarote?

B.G: Puedo recordarlo todo con lujo de detalles. Pasé una bonita infancia en el pueblo de Tinajo donde mi padre construyó nuestra primera casa. Recuerdo correr por los arenados en busca de sandías y caminar descalza por el jable recogiendo caracoles y piedras de olivina.

Me acuerdo de los días que pasaba en la playa con mi familia y amigos, de las rutas turísticas de los domingos, donde comencé apreciar el arte del Gran genio César Manrique.

 Recuerdo cada una de mis aventuras, siempre haciendo trastadas, era muy desinquieta, en eso debo  reconocer que no he cambiado mucho… (risas)

Era una niña viva y curiosa que se mantenía expectante a todo lo que pasaba a mí alrededor, hoy sigo siendo así, por eso puedo rememorar cada una de las cosas que viví en aquel entonces.

Sé que tu relato “Manrique, un paseo por el tiempo” te abrió camino siendo seleccionado para homenajear al artista en el pasado vigésimo aniversario de su pérdida.

¿Cómo surge este proyecto y por qué?

B.G: Siempre diré que Manrique ha sido el artista más completo que ha dado Canarias.

Mi admiración es profunda, no sólo por el Arte tan maravilloso que nos dejó, sino también por la persona que en su día fue.

Toda mi infancia la pasé escuchando hablar de César y sus obras, así que mi curiosidad me hacia querer saber más.

Sin darme cuenta le fui cogiendo aprecio a una persona que encandilaba al mundo entero con sus creaciones.

De César no admiraba sólo su magnífica labor sino ese carácter que lo caracterizaba, esa determinación, esa energía tan impetuosa que tenía.

Trasmitía mucha seguridad, era un motor que alentaba al mundo entero.

Quizás el arte que corría por mis venas desde niña hizo que yo me fijara en César Manrique y se convirtiera en una especie de impulsor, así fue como concentré todas mis energías para convertirme algún día en artista también.

Artista, esa es la palabra que te define porque aparte de dominar el arte de las letras has estado implicada en diferentes proyectos de interpretación,  guión, fotografía, etc. ¿Cómo te definirías tú, como literata o como artista?

B.G: Hay algo que decía el gran genio Manrique: “Antes que nada, me considero pintor”.

Aunque es cierto que he trabajado en varios campos artísticos, yo soy ante todo escritora porque es mi especialidad y es lo que trabajo día a día, pero esto no quita que deje de ser artista.

Creo que se pueden ser las dos cosas a la vez (risas).

Tengo la certeza de que eres una escritora excelente, pero ¿qué más puedes contarme  de tu implicación en otras ramas artísticas?

B.G: Cuando empecé a descubrir que tenía necesidad de experimentar sensaciones múltiples me sentí un poco bicho raro. Luego, pasado el tiempo y relacionándome con gente que tenía mis mismas inquietudes me di cuenta que era algo completamente normal.

He participado en multitud de proyectos creativos de todo tipo, trabajando como guionista, directora, interpretando, como modelo publicitaria, de fotografía, etc.

También he tocado un poco por el encima la pintura, la decoración y la música.

Supongo que todas estas experiencias te han aportado infinidad de cualidades para desempeñar mejor tu labor como escritora ¿No es así?

B.G: Efectivamente, así es. He aprendido muchísimo de toda esta mundología.

Soy consciente que un escritor vive muchas vidas, no sólo una, por eso debe recoger experiencias en su trayectoria vital, debe saber desenvolverse en diferentes campos para desarrollar bien su trabajo.

La mejor manera que uno tiene de ponerse en la piel de un personaje es experimentando el papel que has asignado para él.

Beatriz, estás considerada la novelista más joven de nuestro archipiélago ¿Cómo llevas esto?

B.G: Esto no viene de ahora, ha sido por el paso de mi trayectoria, pues llevo escribiendo más de diez años que se dice pronto.

Estoy muy orgullosa porque los escritores normalmente se consagran a una determinada edad, cuando ya tienen vivencias que aportarle a sus trabajos.

Hay de todo, pero la gran mayoría de escritores que tengo el placer de conocer comienzan su andadura alrededor de los 40. A mí para llegar todavía me quedan algunos y ya tengo tres obras a mis espaldas, las cuales me enorgullecen enormemente.

En la actualidad por motivos personales y laborales resides en otra Isla, ¿Te planteas volver algún día a Lanzarote?

B.G: No me lo planteo,  es una idea que ronda en mi cabeza todos los días.

Siento que tengo algo pendiente con esa Isla, quizás la creación de nueva obra inspirada en los paisajes desérticos que la arropan.

En Lanzarote se respira libertad, que es lo que yo busco en mi existencia, sentirme libre para  crear y crecer  con la inspiración que puede aportarme esa sensación.

Algo me incita a volver, no sólo porque quiero, sino porque debo.

Algún día…

Ya centrados en tu nueva publicación, la novela corta “Sin Respuestas” ¿Cómo surge esta obra que sabemos que se editó mucho antes de lo que tenías previsto?

B.G: Este proyecto lo empecé justo cuando se terminaba de publicar “El Tercer Testamento” y a partir de ahí decidí dejarlo apartado por un tiempo para centrarme en otras cosas.

En mi pensamiento estaba la idea de dejarla dormir un poco cuando estuviera terminada, volverla a tocar pasado un tiempo y lanzarla cinco años después de mi segunda publicación, pero todo cambio, estaba en pleno proceso creativo y esa inspiración tan esclarecedora que los escritores no tenemos siempre me inundó, así que tome la decisión de trabajar en ella.

“Sin Respuestas” es una obra que está cargada de intriga, misterio y también porque no decirlo, de sentimientos.

Es una historia que narra en primera persona la vida de la detective Halley, una mujer con mucho carácter, luchadora pero algo insegura que se aventura en resolver un misterioso caso que por una serie de circunstancias la pone en apuros.

Según tengo entendido este personaje protagonista tiene muchas similitudes contigo ¿Qué destacas en la detective Halley que tenga que ver con tu persona?

B.G: Todos los personajes novelísticos que he creado tienen algo de mí, pero este concretamente tiene mucho más que eso.

Físicamente quise darle más o menos mi aspecto y en relación al carácter también tiene muchas características mías.

Las dos somos tajantes, luchadoras, con carácter, fieles, leales, amamos con la misma intensidad, firmes en nuestras decisiones… entre otras.

Surgió de esta manera y me dije: ¿Por qué no? Probé y finalmente me gustó el resultado.

Me imagino que esas cualidades que te definen como persona también te ayudan a la hora de trabajar, siendo el género novelesco tan complicado de elaborar ¿Por qué la narrativa y no otro género?

B.G: Trabajo cualquier género pero no tan seguido digamos.

La narrativa siempre me apasionó más y por eso decidí especializarme en ello.

Quizás sea lo más complicado de trabajar en cuanto a literatura se refiere, pero a mí nunca me han gustado las cosas fáciles.

La novela tienes que estructurarla bien, investigar demasiado, fijarte muy bien en los detalles, caracterizar personajes, etc…

Es un mundo aparte que me aporta muchos nutrientes, para mí difíciles de lograr con otros géneros.

Nos acercamos al final de esta entrevista y como sabemos que posees un lado filosófico que explotarás algún día,  nos gustaría que nos adentraras en este mundo regalándoles una de tus cultivadas frases célebres a los lectores de “La verdad de Lanzarote”. ¿Qué te parece?

B.G: ¡Qué menos! Es cierto que este es un proyecto futuro que tengo y que me gustaría ver realizado algún día.

Me despido con una de mis primeras frases, una que tiene mucho valor para mí y me ayuda cada día a seguir luchando por mis sueños.

“Sigue dejando una estela, esa que pueda brillar con el pasar de los años, esa que se vuelva larga como la lejanía que nos aparta de Sol, esa que impacte, penetre y brote en cada uno de los corazones que permanecen en el Universo.”

Beatriz Gómez.

 

 

Gracias Beatriz por tu tiempo y por dejarnos esta frase tan profunda, sólo me queda desearte mucho éxito en tu carrera literaria.

 

Adrià Navarro.