16:16 h. Viernes, 19 de Octubre de 2018

la verdad de lanzarote

Está compuesta por dos figuras con la vestimenta tradicional de Los Buches y se ubica en la zona de las Cuatro Esquinas

El Cabildo de Lanzarote inaugura una escultura de homenaje a la Parranda Los Buches en la ribera de El Charco de San Ginés

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  31 de Julio de 2018 (07:34 h.)
Más acciones:

Escultura de Los Buches 2
Escultura de Los Buches 2

La Parranda Marinera de Los Buches ya tiene su particular homenaje en forma de escultura. Una pieza de bronce, con dos figuras vestidas con el traje tradicional de Los Buches y portando la tradicional vejiga o buche de pescado hinchado, puede contemplarse desde hoy en la Avenida César Manrique de Arrecife, en la ribera de El Charco de San Ginés, a la altura de las Cuatro Esquinas.

Realizada por la escultora lanzaroteña asentada en Tenerife Evelina Martín, hija de Nicolás Martín Placeres, uno de los más antiguos miembros de Los Buches, las pieza tiene una altura de 1,75 metros, y fue realizada en el taller Bronzo propiedad de la artista. De hecho, esta iniciativa parte de la propia escultora, quien presenta la idea al Cabildo de Lanzarote, siendo consejero de Cultura Francisco Cabrera.

“Con esta escultura Lanzarote salda una deuda pendiente con uno de los grupos que más ha trabajado –con amor, entrega y altruismo–   por la conservación de las tradiciones de la isla y la ciudad de Arrecife”, declaraba esta mañana el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, en el acto de inauguración. “Los Buches forman parte de nuestra historia y nuestras tradiciónes, vinculadas al Puerto y a la relación del pueblo de Lanzarote con el mar y las costumbres marineras y el Carnaval. Los Buches son un símbolo identitario de Lanzarote y esta escultura es el símbolo del merecido reconocimiento a su gran labor”, concluyó Pedro San Ginés.

En los mismos términos se expresaba Eva de Anta, alcaldesa de Arrecife: "Estoy segura de que tanto la parranda, protagonista de nuestros carnavales costeros, como la comunidad de pescadores que aún habita y labora en esta ribera, hincharán el pecho con orgullo ante este reconocimiento institucional, que se suma a tantos otros en nuestro pasado reciente. Muchas gracias a nuestros Buches, muchas gracias por el amor que expresan por su ciudad en cada Carnaval y en cada San Ginés y muchas gracias por devolvernos la memoria viva en cada golpe y en cada baile", manifestaba la primera edil de Arrecife.

Por su parte, el presidente de Los Buches, José Julián Villanueva, expresó el agradecimiento de la agrupación a todas las personas e instituciones que han hecho posible la realización de la escultura, “desde la propia Evelina Martín, al Cabildo y al Ayuntamiento de Arrecife. Nosotros somos simplemente los encargados de velar por que esta tradición del Carnaval de Arrecife no se pierda, y de que siga transmitiéndose de padres a hijos”, afirmó José Julián.

La escultura fue realizada en ellos talleres Bronzo, en Tenerife, contando con un presupuesto de 47.000 euros. La financiación de la misma ha corrido a cargo íntegramente del Cabildo de Lanzarote, con la colaboración del Ayuntamiento de Arrecife en la realización de la peana y la colocación de la pieza. 

Una tradición de siglos

El músico lanzaroteño Benito Cabrera fue el encargado de narrar parte de la historia de Los Buches, que “se remonta una tradición de varios siglos atrás”. Ya desde 1890 aparecen los primeros escritos que hacen referencia al existencia de esta tradición. El francés Verneau habla de una tradición marinera y asociada al Carnaval.  Otros dos autores franceses Prust y Pitard, pasan a principios de siglo XX por Arrecife, describen una celebración en la que: “Todos ocultan la cara cuidadosamente; los ricos debajo de una careta de crin, para que les dure tres días sin que el sudor la haga papilla, los más pobres debajo de una capa de yeso o de hollín”.

Cabrera recordó como fueron prohibidos en La Guerra Civil Española, y un grupo de amigos, entre los que figuraban  Gregorio Medina Armas y Andrés Fajardo Ferrer los rescatan en el año 1963.  Hasta César Manrique intervino en el diseño de la máscara de Los Buches, que se completa con el tradicional buche de pescado –que se curte previamente en salmuera y se secan una vez ya inflados– montera de lana, cintas de diferentes colores, pañuelo de hombro y de cabeza, chaleco de lentejuelas, pantalón calado y bordado, ligas, medias, polainas, guantes blancos, etc.

En definitiva, y como recordó el presentador del acto, David García, “Los Buches son mar, batea y Cuatro Esquinas”, historia viva de Arrecife. 

Escultura de Los Buches

Más noticias en Cultura