23:22 h. sábado, 28 de mayo de 2022

Cada palabra guanche aprendida es una batalla ganada al colonialismo

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  11 de enero de 2016 (18:56 h.)
Movimiento UPC

 

“La violencia colonial no se propone sólo como finalidad mantener en actitud respetuosa a los hombres sometidos, trata de deshumanizarlos. Nada se escatimará para liquidar sus tradiciones, para sustituir sus lenguas por las nuestras, para destruir su cultura sin darles la nuestra; se les embrutecerá de cansancio” (Jean Paul Sartre, Prefacio a “Los condenados de la Tierra” de Frantz Fanon).

La recuperación de nuestra ancestral cultura es urgente e imprescindible, incluyendo nuestro idioma materno, el que hablaron y escribieron nuestros antepasados los guanches, awaras, canarios, mahos, gomeros y bimbaches. Dentro de este importantísimo patrimonio cultural destacan los números guanches en sistema decimal, base de nuestra aritmética, estudio al que dedicaremos el presente escrito, no sólo como ejercicio testimonial sino con la propuesta de memorizarlos y utilizarlos por ejemplo cuando hagamos ejercicio físico y deportivo, ya sea para contar abdominales, respiraciones o cualquier otra actividad deportiva o de otro tipo: wên (1), sin (2), amiat (3), akkûd (4), sumus (5), sed (6), sá (7), tam (8), alda marâw (9), marâw (10, se lee marawa) (números guanches del uno al diez).

Para aprender y enseñar, si necesitamos contar (personas, animales, utensilios, dinero, etc.) o estamos realizando ejercicio físico y hacemos series de  diez flexiones, sentadillas, inspiraciones, etc., contamos hasta diez pero en nuestro ancestral idioma, o si por ejemplo queremos dar una señal de inicio de una competición decimos wên (1), sin (2) ed amiat (3).

Nuestros antepasados también escribían con caracteres propios, usando signos no sólo para las letras sino también para las cifras. Todas las cifras que, erróneamente, se han venido denominando como árabes (basta echarle un vistazo a la simbología árabe con la que las cifras no tienen ningún parecido, además los árabes que, como su propio nombre indica, vienen de Arabia, escriben de derecha a izquierda, lo que si se nota especialmente en la aritmética: se suma, resta, multiplica, etc., de derecha a izquierda, sin embargo se enumera de izquierda a derecha), han derivado a partir de la simbología guanche en particular y tifinagh en general, el cero concretamente sin variación alguna, el ocho, el nueve, el seis, etc, evolucionando de formas geométricas triangulares a formas redondeadas, de esta forma si necesitamos comunicarlas por escrito, decimos:

0 (w, se lee wa, todavía se puede oir esta expresión, en forma de exclamación de asombro o sorpresa, en Canarias, específicamente en la Punta del Hidalgo); 1 (wên); 2 (sin); 3 (amiat); 4 (akkûd); 5 (sumus); 6 (sed); 7 (sá); 8 (tam); 9 (alda marâw).

La aritmética guanche a partir de aquí combina los diez primeros números para obtener el resto al tratarse de un sistema decimal, con algunas excepciones dialectales, nombrando específicamente las decenas, centenas, unidades de millar, etc., así: 10 (marâw); 11 (wên marâw); 12 (sin marâw); 13 (amiat marâw); 14 (akkûd marâw); 15 (sumus marâw); 16 (sed marâw); 17 (sá marâw); 18 (tam marâw); 19 (tassa marâw).

Al llegar a la decena de veinte, a partir de la que hemos usado el femenino, evitando las dicciones reiterativas y dado que el dos es sin se denomina simarâwet: 20 (simarâwet); 21 (wên simarâwet); 22 (sin simarâwet); 23 (amiat simarâwet); 24 (akkud simarâwet); 25 (sumus simarâwet); 26 (sed simarâwet); 27 (sá simarâwet); 28 (tam simarâwet); 29 (tassa simarâwet).

Siguiendo con las decenas, por problemas de espacio y acorde con la máxima de Aristóteles que dice: “Cómoda indiferencia la de los pueblos que se contentan con que le den los problemas resueltos”, les dejamos el desarrollo de las mismas, teniendo en cuenta la siguiente información: 30 (kemarâwet), 40 (kumarâwet); 50 (sumusmarâwet); 60 (sedmarâwet); 70 (sámarâwet); 80 (tamarâwet); 90 (tassamarâwet).

Iniciamos el estudio de las centenas: 100 (wên marâwin); 101 (wên marâwin ed wên); 102 (wên marâwin ed sin); 103 (wên marâwin ed amiat); 104 (wên marâwin ed akkud); 105 (wen marâwin ed sumus); 106 (wen marâwin ed sed); 107 (wên marâwin ed sá); 108 (wên marâwin ed tam); 109 (wên marâwin ed tassa); 200 (sin marâwin); 300 (amiat marâwin); 400 (akkud marâwin); 500 (sumus marâwin); 600 (sed marâwin); 700 (sá marâwin); 800 (tam marâwin); 900 (tassa marâwin).

De igual forma procederemos con las unidades de millar: 1.000 (wên agim); 2.000 (sin agim); 3.000 (amiat agim); 4.000 (akkud agim); 5.000 (sumus agim); 6.000 (sed agim); 7.000 (sá agim); 8.000 (tam agim); 9.000 (aldamarâw agim).

Procedamos ahora con las decenas (en femenino, excepto 10.000) de millar: 10.000 (marâwa agim); 20.000 (simarâwet agim); 30.000 (keramarâwet agim); 40.000 (kumarâwet agim); 50.000 (sumusmarâwet agim); 60.000 (sedmarâwet agim); 70.000 sámarâwet agim); 80.000 (tamarâwet agim); 90.000 (aldamarâwet agim).

En el caso de las centenas de millar las cifras se construyen de la siguiente manera: 100.000 (wên marâwin agim); 200.000 (sin marâwin agim); 300.000 (amiat marâwin agim); 400.000 (akkud marâwin agim); 500.000 (sumus marâwin agim); 600.000 (sed marâwin agim); 700.000 (sá marâwin agim); 800.000 (tam marâwin agim); 900.000 (tassa marâwin agim).

Cuando se trata de cifras millonarias y siguiendo la misma estructura, tenemos: 1.000.000 (wên amelyun); 2.000.000 (sin amelyun); 3.000.000 (amiat amelyun); 4.000.000 (akkud amelyun); 5.000.000 (sumus amelyun); 6.000.000 (sed amelyun); 7.000.000 (sá amelyun); 8.000.000 (tam amelyun); 9.000.000 (aldamarâw amelyun). Siguiendo la misma estructura se puede escribir y  nombrar cualquier cifra.

Muchas gracias por estudiar nuestras cifras y sobre todo por difundirlas y enseñarlas, recuperando nuestro ancestral y maravilloso idioma, para confusión de nuestro enemigo, el Estado opresor y genocida español. Mediante el link adjunto informamos de un interesantísimo curso sobre guanche, nuestra lengua materna.

Bibliografía

Barrios García, J. The Canary Islands also count: on the ancient number systems of North Africa in Ethnomathematic asnd Mathematic Education. Building and Equitable Future. Proceedings of the First International Conference on Ethnomathematic. Universidad de Granada, 1998 (and references cited there in).

Reyes García, I. Diccionario ínsuloamaziq. Fondo de Cultura Insuloamaziq. Islas Canarias, 2011 (and references cited there in).

Canarias, año 2965 del calendario guanche.