05:04 h. jueves, 22 de octubre de 2020

Compañero... ¡Y el año que viene, la Independencia!

laverdaddelanzarote.com  |  10 de diciembre de 2013 (11:50 h.)
Cubillo y Montero
Cubillo y Montero

IN MEMORIAM: SU LEGADO SIGUE

Muy sentida ha sido (y es) para esta Editorial, un año después, la pérdida de Antonio Cubillo, líder indiscutible en la lucha por la consecución de la Independencia del Archipiélago Canario; y responsable de que las mentes adormecidas (en algunos casos hibernadas) de muchos canarios y canarias hayan despertado a la terrible realidad. Una realidad que durante siglos han tratado de ocultarnos, bien con el SÍNDROME DE LA DEPENDENCIA, bien con la droga más adictiva desde siempre: LA RELIGIÓN.

Pero no es éste el motivo de mi artículo. Todos los fieles lectores de LA VERDAD DE LANZAROTE, saben que Antonio Cubillo inauguró el Apartado de Opinión de este periódico (hace 15 meses ya) con el Artículo "La ilegalidad surgida de la ocupación colonial". Y desde entonces, cada domingo, el Padre del concepto de Nación Canaria, fue un habitual en la Portada de este medio de comunicación digital.

Pero la relación de este Editor con el fallecido viene de muchos años atrás: fue en el año 1987, tras retornar del exilio y prepararse para las Elecciones Municipales y Autonómicas, cuando me tocó entrevistarlo para Radio Lanzarote y el entonces semanario La Voz de Lanzarote, y ya desde entonces me cautivaron su poder de convicción y su exagerado buen humor... Significativa era la frase con la que siempre acababa las entrevistas (incluso fuera de los medios): "Compañero... ¡El año que viene, la Independencia!".

A partir de aquel histórico (al menos para mí) momento, fueron constantes las entrevistas que le realicé en los más diversos medios: Diario La Provincia, Lanzarote Televisión, Radio Altahay, Archipiélago Televisión... Y siempre, sin perder su sempiterno buen humor, me confesaba que aunque no pudiese llegar a ver "el día de la liberación", tenía la certeza de que "muchos canarios" recogerían su testigo.

Era tanto el material que se desenvolvía en su mente, que en ocasiones la conversación se volvía locuaz, al querer aprovechar en cada respuesta a las preguntas que yo le hacía, aquellos asuntos que consideraba importantes y que "podría olvidar" durante su intervención. Y al menos públicamente (y a través de su pluma), no mostraba los achaques propios de su edad (y del atentado sufrido décadas atrás). Expresaba sin dudar su opinión sobre cómo debía ser una futura Canarias Soberana, e incluso se atrevió a elaborar un borrador de la que podría ser Constitución Canaria...

Ahí queda su recuerdo. Y un testigo que muchas manos (alguna indigna) quieren coger. Lo que nadie puede negar es que ha sido una parte importante de la Historia de Canarias, con sus errores (todos los humanos los cometemos). Y que su figura seguirá siendo noticia (para bien o para mal) en los próximos años...

Me quedo, sobre todo, con su habitual frase: "Compañero... ¡El año que viene, la Independencia!".

 AURELIANO MONTERO GONZÁLEZ