05:11 h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

DECLARACIÓN DEL “I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE PUEBLOS ORIGINARIOS”

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  04 de noviembre de 2019 (22:01 h.)
Más acciones:

Pueblos Originarios
Pueblos Originarios

 Las y los delegados de los pueblos indígenas que suscriben la presente, participantes del I Encuentro Internacional de Pueblos Originarios, reunidos en Ciudad Guayana del estado Bolívar en la República Bolivariana de Venezuela, y ante la unión sagrada de los ríos Orinoco y Caroní, hemos llegado a las siguientes conclusiones:

Transcurrido 527 años de la Resistencia Indígena, a 3 meses del XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo en la ciudad de Caracas, en virtud de que aún se ha mantenido la multifacética ofensiva reaccionaria del imperialismo estadounidense y de la oligárquica latino-caribeña. Pero también la unidad de los pueblos ha generado un innegable avance en la lucha por su soberanía, se anuncia un nuevo amanecer guiado por ideales que aúnan voluntades en función de una alternativa al capitalismo, se han obtenido victorias político-electorales de los pueblos insumisos, una ola de resistencia atraviesa al continente frente a los planes neoliberales y emergen renovadas esperanzas ante las políticas neo-coloniales de la Casa Blanca en Nuestra América.

Hoy la lucha por la soberanía supone el combate contra los efectos de la conquista y la colonización. En este sentido, la emancipación de los pueblos indígenas amerita erradicar las tramas de opresión, dominación y explotación que aún perviven lesionando tanto a nuestros pueblos como a la madre naturaleza. La lucha de la segunda Independencia requiere cuestionar de raíz todas las formas de conquistas del pasado y del presente, así como todas las formas del colonialismo cultural, educativo y económico. Particularmente, se hace necesario luchar por preservar la identidad, evitar la expoliación e invisibilización de las manifestaciones propias de los pueblos originarios, de sus conocimientos, saberes ancestrales y sus culturas por parte de las elites.

En otro orden de ideas, creemos que la causa antiimperialista es consustancial a los procesos emancipatorios de nuestros pueblos y a la superación de todas las formas de colonialismo interno y externo. El proceso de Independencia del siglo XIX, traicionado por las élites, no logró una descolonización a fondo, ni el reconocimiento pleno de la diversidad heredada de los pobladores originarios. Esto es una tarea pendiente en el presente.

La clave de la descolonización está en la erradicación de las múltiples formas de dominación que intentan abolir la memoria, historia e identidad de los pueblos originarios. El imperialismo, en su afán de imponer el neoliberalismo, intenta sepultar nuestras culturas y reducir la riqueza espiritual y humana de las comunidades indígenas. En consecuencia, la emancipación plena de nuestros pueblos requiere nuestra preparación en todos los ámbitos y la solidaridad militante en una dimensión local, nacional, continental y planetaria para enfrentar los planes de recolonización que hoy se adelantan por parte del imperialismo. En este contexto, el I Encuentro Internacional de Pueblos Originarios, declara:

Adelantar una ofensiva liberadora y continuar la lucha por la emancipación de la Abya Yala y de sus hijos, por quienes ya lucharon nuestros libertadores aborígenes como Guaicaipuro, Tiuna, Paramaconi, Tupak Katari, Tupak Amaru, Guayanfanta, Bartolina Sisa, Gerónimo, el Gran Apache, Quintin Lame, entre otros miles de mártires y guerreros de la resistencia indígena. Somos partidarios de la unidad de los pueblos y particularmente, de las comunidades indígenas bajo la premisa de que “Otro Mundo Es Posible”.

Acompañamos la gesta heroica encarnada en el levantamiento del hermano pueblo Ecuatoriano y sus nacionalidades Indígenas. Celebramos la derrota del paquetazo neoliberal impuesto por el Fondo Monetario Internacional y el gobierno lacayo de Lenin Moreno. Exigimos cárcel para Lenin Moreno por la comisión de delitos de lesa humanidad perpetrado contra el pueblo ecuatoriano, los indígenas articulados en la Confederación de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y los dirigentes del Movimiento Revolución Ciudadana. A su vez, solicitamos a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y la Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas ante las Naciones Unidas, un pronunciamiento sobre la necesidad de adoptar una condena inmediata por la comunidad internacional frente a la conducta criminal de este títere del imperio.

Celebramos el despertar volcánico del pueblo chileno heredero del indígena Lautaro, dispuesto a expulsar a los neoliberales liderados por el Presidente Sebastián Piñera, quien, apoyado por el Grupo de Lima, le ha declarado la guerra a su propio pueblo. Nos solidarizamos con la voluntad indoblegable de lucha del Pueblo Mapuche que hoy brega por establecer una región autónoma bajo su propia administración y protección de su territorio ante los atropellos constantes a que son sometidos por el Estado Chileno.

Condenamos el gigantesco incendio ocurrido en la Amazonía Brasileña, extendida hasta el Estado Plurinacional de Bolivia, por su carácter ecocida y que fue causante del desplazamiento de miles de pobladores indígenas de sus territorios ancestrales. Este doloroso hecho ha sido provocado por las transnacionales bajo la complicidad del gobierno fascista del Presidente Jair Bolsonaro.

Rechazamos todas las formas de injerencia neocolonial implementadas por el imperialismo norteamericano para intervenir en los asuntos internos del Estado venezolano. Exigimos respeto a la soberanía de Venezuela y respeto al derecho del pueblo venezolano a vivir en paz. Expresamos nuestro firme apoyo al Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros ya que también es un defensor de la lucha de los pueblos indígenas de nuestro continente y del mundo.

Repudiamos de la forma más enérgica las agresiones contrarias al derecho internacional público cometidas por la Casa Blanca contra los pueblos de Nicaragua, Cuba, Venezuela, Bolivia y otros países del continente americano. Especialmente, condenamos la política del bloqueo económico, financiero, comercial y el cerco diplomático impuesto por parte del gobierno de los Estados Unidos a los pueblos del mundo. Condenamos la presencia militar estadounidense en las islas Canarias del continente africano, así como en Puerto Rico, Haití, Honduras, Colombia, Argentina, Paraguay, Cuba, Ecuador y en otros países del mundo.

Ratificamos la exigencia a los gobiernos latinoamericanos y caribeños de mantener al continente como territorio de paz de conformidad con lo acordado en II Cumbre de la CELAC de que América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Apoyamos la heroicidad del pueblo cubano en su lucha por su emancipación. Condenamos el Bloqueo económico-comercial contra Cuba porque constituye un delito de lesa humanidad que afecta la vida de millones de seres humanos.

Exigimos la libertad inmediata de Lula Da Silva, víctima de un abusivo, ilegal e indignante ejercicio del poder contra la democracia en Brasil. Adicionalmente, exigimos la liberación del Vice-Presidente de Ecuador Jorge Glass, así como la excarcelación inmediata de todos los dirigentes populares e indígenas que luchan contra el imperialismo.

Apoyamos el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, triunfo que se dio con una masiva participación popular, cuyo verdadero significado en la resurrección de México.

Repudiamos enérgicamente el genocidio permanente cometido por la ultraderecha gobernante en Colombia. Denunciamos el incumplimiento de los Acuerdos de Paz por parte del Gobierno de Iván Duque, así como la implementación sistemática del Terrorismo de Estado contra el movimiento social y popular, lo cual se concreta en el asesinato selectivo de ex-guerrilleros, líderes indígenas y dirigentes campesinos.

Nombramos al Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías como defensor del Ideario del Movimiento Indígena Continental ya que su espíritu combativo reafirma las ideas descolonizadoras y los derechos consuetudinarios de los pueblos indígenas.

Ratificamos nuestro pleno apoyo al Líder Indígena de Nuestra América y de la Pachamama Evo Morales Ayma, ganador en las elecciones desarrolladas el pasado 20 de octubre, quien seguirá presidiendo el Estado Plurinacional de Bolivia. Rechazamos el intento de Golpe de Estado que cuenta con la complicidad de la OEA, exigimos el respeto a la soberanía y al poder originario que se manifestó en la jornada electoral que ratificó al Líder Aymara, quien ha demostrado ser un digno dirigente de los movimientos sociales y de los pueblos indígenas del mundo ¡¡¡¡¡Jayalla Evo! Jayalla Bolivia!!!!

Acompañamos la descolonización del mundo de conformidad con el tercer decenio para tal fin impulsado por la ONU. En el marco de la Resolución 1514 (XV) de la ONU de 1960 Sobre la Descolonización, exhortamos a la descolonización del África y nos solidarizamos con la lucha anti-colonial del pueblo de las Islas Canarias.

Rechazamos todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres y niñas indígenas. Repudiamos las desapariciones forzadas de las mujeres, su explotación sexual y los feminicidios, especialmente, los perpetrados en los territorios de los pueblos y nacionalidades indígenas.

Además, exigimos mayor apoyo y protección a los derechos humanos y reproductivos de las mujeres indígenas. Alertamos sobre la separación de sus respectivas familias y la encarcelación de los niños y niñas migrantes en la frontera de los Estados Unidos.

Este trato inhumano se constituye en una violación flagrante del derecho internacional y especialmente, de la Carta de la Organización de Naciones Unidos. Exigimos a los Estados y gobiernos a suscribir y respetar el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, pues este documento tiene como objetivo reconocer y defender nuestros territorios ancestrales, estableciendo un marco de convivencia y de relaciones económicas que respeten nuestro propio desarrollo.

Decidimos impulsar el Socialismo Indoamericano proclamado por el escritor peruano José Carlos Mariátegui quien expresaba “No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América, calco y copia. ¡Debe ser creación heroica! Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoamericano que reafirma también la sentencia de José Martí al grito de “AMERICA NO CAMINARÁ SIN EL INDIGENA, América sin el indígena deja de ser América.

Defender el acceso al agua como derecho humano. La preservación del mundo natural, la defensa de la vida, de nuestras zonas de reservas de biósfera, los parques nacionales, la integridad de los habitas indígenas y nuestros sagrados territorios, será nuestro legado a las generaciones venideras.

Condenamos la utilización de semillas transgénicas en los pueblos ancestrales en virtud de que esto atenta contra la seguridad alimentaria, nuestros cultivos originarios y la diversidad genética de nuestras semillas autóctonas. Denunciamos el despojo encubierto de tierras ancestrales de los pueblos indígenas bajo diversos pretextos, cuestión que se realiza en función de los intereses de las trasnacionales.

Reafirmamos que el derecho de los pueblos indígenas a las tierras es de carácter originario y en consecuencia, son previos a la creación de los Estados Nacionales. Exigimos que el Estado del Brasil reconozca este derecho a los pueblos originarios. Rechazamos el desplazamiento forzado motivado a la voracidad del capitalismo.

Llamamos a preservar los Idiomas de las comunidades originarias ya que son un derecho de los pueblos vinculado a la salvaguarda de su Identidad para el vivir bien comunitario. La defensa y recuperación de nuestros idiomas significa preservar la diversidad lingüística y los saberes ancestrales, por lo que solicitamos ante la UNESCO un decenio que se inicie en este año para los idiomas indígenas, a propósito del Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Igualmente, hacemos votos por la educación bilingüe en todos los países. Exigimos respeto para todas las formas de organización socio-política de las comunidades indígenas, así como a la auto-determinación de los pueblos. Abogamos por la constitución de Estados Plurinacionales que reconozcan a los pueblos originarios.

Repudiamos el estado de sitio adoptados para acallar las justas demandas de las comunidades originarias. Denunciamos los Tratados de Libre Comercio porque se erigen como tratados neocoloniales que empobrecen al campesinado y a los pueblos indígenas.

Llamamos a la juventud de nuestros pueblos originarios a redoblar esfuerzos por el rescate de la memoria histórica, la preservación de las culturas de los pueblos originarios y la divulgación de sus saberes ancestrales. Nos comprometemos a su formación para incorporarlos a cumplir las tareas derivadas de la presente Declaración.

Nos comprometemos de manera decidida a cultivar la unidad, reconociendo nuestra diversidad, como un principio fundamental para construir un mañana mejor.

Proponemos conformar una Organización Mundial de Movimientos Indígenas Revolucionarios y Progresistas para combatir, en el marco de nuestra pluralidad y diversidad, todos los mecanismos de dominación del imperialismo y sus políticas neoliberales. Será una organización articulada en un plan de lucha anticolonialista, que estableciendo alianzas con organizaciones mundiales y continentales que tienen objetivos afines, bregue por las reivindicaciones sociales y políticas que demanden los pueblos, comunidades y nacionalidades indígenas. La sede de esta Organización será la República Bolivariana de Venezuela.

Nombramos a todos los delegados y delegadas como miembros del Equipo Promotor para conformar el “Congreso Fundacional de la Organización Mundial de los Movimientos Indígenas Revolucionarios y Progresistas” que se realizará en Venezuela en el mes de agosto del año 2020, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Por último, este “I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE PUEBLOS ORIGINARIOS” hace suyo el espíritu de la “Declaración Final del XXV Encuentro del Foro de São Paulo”. Igualmente, asume la Agenda de Lucha adoptada en el “I Encuentro Internacional de Trabajadores y Trabajadoras en Solidaridad con la Revolución Bolivariana”, refrendada por el “I Congreso Internacional de Mujeres” y por el “Congreso Internacional de Comunas, movimientos Sociales y del Poder Popular”, realizados en la ciudad de Caracas en el año 2019, lucha que consiste en lo siguiente:

1. Convocar un tuitazo antiimperialista el día 5 de noviembre 2019 en el marco del aniversario de la IV Cumbre de los Pueblos de Mar de Plata. # ¡NO MORE TRUMP! # ¡NO MORE IMPERIALISM!

2. Coordinar en las capitales del mundo una jornada para el próximo 9 de diciembre de 2019, día de la conmemoración de la Batalla de Ayacucho, para condenar las políticas injerencistas del imperialismo estadounidense en nuestra América. ¡NO MÁS TRUMP!

3. Realizar una jornada internacional de movilización en apoyo a la Revolución Bolivariana y contra el neoliberalismo el 27 de febrero del año 2020 en conmemoración de los 31 años de la primera insurrección en Caracas contra el neoliberalismo.

4. Convocar una movilización mundial por la paz en Venezuela, en Nuestra América y contra los planes de guerra del gobierno de Estados Unidos para el mes de abril de 2020.

5. Desarrollar una jornada internacional de repudio a La Doctrina Monroe contra el bloqueo y demás medidas coercitivas unilaterales para el 28 de junio de 2020. (X Aniversario del Golpe de Estado contra Manuel Zelaya)

Asimismo, adoptamos el Plan de Lucha de los Pueblos Originarios aprobada en el XXV Foro de São Paulo, la cual consiste en:

1. Realizar una Invocación Espiritual por la Paz del Mundo, el 1° de agosto de 2020, Día Internacional de la Pachamama, para la Unión de energía, ancestralidad y espiritualidad de los Pueblos originarios en el mundo.

2. Encuentro Internacional en Caracas, el 12 de octubre de 2020 “Día Nacional de la Resistencia Indígena”, para elaborar un pronunciamiento para solicitar al Foro Permanente de Cuestiones Indígenas la conmemoración continental de esta fecha en honor a los valientes líderes que soportaron el exterminio y la violación de sus derechos. De igual forma proponer la imagen de la mujer indígena como símbolo de lucha y resistencia contra toda forma de violencia, con el fin de que se instituya como marco de referencia de Paz en el Continente

3. Conformación redes de comunicación en los pueblos originarios. El 21 de febrero de 2020, “Día Internacional de la Lengua Materna”, realizar un Twitazo mundial en Lenguas e Idiomas Originarios. #LenguaMaterna 4. Convocar a una Gran Movilización Mundial para el 22 de abril de 2020, “Día de la Madre Tierra” para de defensa de los derechos de la Pacha Mama.

Nosotros inspiradospor el espiritu de nuestros ancestros, suscribimos esta declaración en nombre de nuestros pueblos originarios: (Internacionales): Afroos. Naval. Lenta. Taschaou. Dime, Lakota. Mayas clasificados en: Mayaman, kiiché, Xil y Maesto. Sinhalese. Yikuyu. Xochimilco. Iztapalabra. Mestizo. Salin. Choretego. Mancími. Nahua Pipil. Tacubo. Matagalpa. Guanche. Zoroteca. Monaxca. P'urhepecho. Zapateco y Mapuche; (Nacionales): Añu, Arawako, Ayaman, Baniva, Bare, Bari, Chaima, Cuiba, Cumanagoto, Curripaco, Eñepa, Gayon, Guazabara, Horcaz, Hoti, Houttoja, Inga, Jivi, Kariña, Mucumbu, Pemon, Piapoco, Piaroa, Piritu, Puinave, Pume, Quinanoe, Quinanoque, Quinaroe, Saliva, Sanema, Timotes, Warao, Waikeri, Warekena, Wayuu, Yabarana, Yanomami, Yekwana, Yeral, Yukpa; y por nuestras Organizaciones: (Internacionales): Afroos (El Salvador), Consejo Indigena (Honduras), Consejo Indígena Lenca (Honduras), CIL Tierras del Padre (Honduras) , Rastafari (kenya), Organización Centro de Mujer por la Paz y la Gobernanza (Kenya), Ejidatarios Xochimilco (México), Juventud por el Poder Popular (México), Zona Chinanpa (México), Movimiento por la Liberación de Los Pueblos (Guatemala), Guardianes de Semillas Nativas (México), Anap (Cuba), Coordinación Choroteca. Movimiento Indígena de Nicaragua, Consejo Indígena de Centro América (El Salvador), CCCOT (El Salvador ), Consejo Maya Man (Guatemala), Observatorio Indígena (Guatemala), URNG (Guatemala), Mesas Altares (El Salvador), Consejo de Ancianos 5 Tormentas (El Salvador ), ADCMAB Winaq (Guatemala ) , Organización Maya Majawin (Guatemala ), FEI (Ecuador), Movimiento Comunitario de Mujeres (Perú), Organización Maya Majawin (Guatemala), Partido Socialista Revolucionario (Perú), Cimi (Brasil), Colectivo Mujeres (Islas Canarias), Coordinadora Arauco Malleco (Chile), Winaq (Guatemala), La Red Nacional (Estados Unidos); (Nacionales): Miuven, Conive, Conbive, Conika, Coika, Catedra Guaicaipuro, Kalaira, Coinka, Frente Indígena Waikaepuru, Funfidpic, Cabildo Indígena Inga, Cojoka, Remika, Movimiento Indígena De Guayana, Fundacidi, Coopewa, Asocaprescogua.

Aprobado en la Ciudad Guayana, tierra amada del Libertador Simón Bolívar, Padre de la República Bolivariana de Venezuela a los 31 días del mes de octubre de 2019.

Más noticias en Cultura

  Ponencia presentada por la representación canaria en el I Encuentro Internacional de Pueblos Originarios

Ponencia presentada por: Rita María Rodríguez Rodríguez ,Diplomada en Enfermería, Funcionaria de Carrera en la Administración autonómica de...

  LA NOCHE DE LOS FINADOS

ORDEN DEL CACHORRO