17:36 h. martes, 07 de diciembre de 2021

Encuentro de los trabajadores de los Centros con Jesús Soto

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  04 de mayo de 2015 (16:15 h.)
_MG_1225
 

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, y el consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo, José Juan Lorenzo, se dieron cita en el cementerio de San Román, en Arrecife, para participar en el Encuentro con Jesús Soto que, organizado por los trabajadores de los Centros, tuvo lugar en la mañana de hoy, lunes, 4 de mayo, coincidiendo con el duodécimo aniversario de su muerte. El acto contó, además, con la presencia de familiares y amigos del artista.

 

El exdirector de los Centros, Marcial Martín, fue en esta ocasión, el encargado de trazar una pequeña semblanza de la figura del artista fallecido “aún a pesar de que no es fácil hablar de Soto, un hombre tan especial y singular que se le ocurrió nace un 25 de diciembre”. Marcial Martín describió al “trabajar empedernido, a un hombre que cualesquiera que fuesen las condiciones atmosféricas, el día o la hora, quería que todo saliera siempre bien en base al amor que sentía por su trabajo, algo que impregnó a toda su gente” y reivindicó la figura del hombre que“gracias a su intervención en la Cueva de los Verdes, nos abrió la puerta para pasar de un modelo económico de subsistencia al actual de servicios”. El amigo de Soto confesó,  con pesar, que “su obra está confundida, oscurecida... Tuvo un problema que no le dejó crear en libertad, que no fue otro que su nómina. Su responsabilidad para con su familia hizo que Soto sufriera en casa, en silencio, ya que se sentía un poco incomprendido y desplazado. Sin embargo, yo digo hoy que Soto sí tiene quien le escriba, aún con el riesgo de que pronto nos olvidemos de él, a no ser que alguien, a título personal o colectivo, honre y perpetúe su memoria, la del hombre que vivió en silencio y murió en silencio”.

 

En la misma línea se expresaba el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, que recordaba que “el Cabildo de Lanzarote ha editado un libro, escrito por Félix Hormiga, que evoca la figura del artista, además de que existe también un proyecto para crear un espacio en el Monumento al Campesino que recuerde y resalte su obra”. En cualquier forma, San Ginés consideró que “es bueno que una sociedad honre a quienes han tenido tanto que ver con su desarrollo”.

 

Por su parte, el párroco de la iglesia de San Ginés, Miguel Hernández, dedicó unas palabras a los presentes y rezó una oración en memoria del artista antes de que la viuda de Jesús Soto, el presidente del Cabildo de Lanzarote y un representante de los trabajadores de los Centros depositaran varios ramos de flores en su tumba.

 

Jesús Soto

 

Jesús Soto nació en Fuerteventura en 1929. Siendo muy joven, se trasladó a Lanzarote, isla en la que trabajó para el Cabildo después de haber creado su propia empresa de iluminación.

 

La Primera Institución de la isla lo reconoció como Hijo Adoptivo en 2002. Un año después, falleció dejando como patrimonio de Lanzarote una serie de obras y creaciones como el Mirador del Río o el Monumento al Campesino, en colaboración con César Manrique. Pero, su verdadera obra artística, la que le confirió el sello definitivo de artista, es la adaptación que hizo de la Cueva de Los Verdes en 1964. Soto acondicionó el interior, iluminó estratégicamente los dos kilómetros de longitud del tubo volcánico y creó un auditorio que, a decir de muchos entendidos, es uno los lugares con mejor audición del planeta.