08:11 h. Miércoles, 22 de Agosto de 2018

la verdad de lanzarote

Encuentro de los trabajadores de los Centros con Jesús Soto

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  05 de Mayo de 2018 (19:36 h.)
Más acciones:

Encuentro de los trabajadores con Jesús Soto 2
Encuentro de los trabajadores con Jesús Soto 2

El consejero de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote, Echedey Eugenio, y el consejero delegado de la Entidad, José Juan Lorenzo, se dieron cita en el cementerio de San Román, en Arrecife, para participar en el Encuentro con Jesús Soto que, organizado por los trabajadores de los CACT, tuvo lugar en la mañana de hoy, viernes, 4 de mayo, en el decimoquinto aniversario de su muerte. El acto contó con la presencia de familiares y amigos del artista.

El exdirector de la Casa de los Volcanes, Joaquín Naverán, fue el encargado de leer un texto redactado por Ricardo Vieira, profesor de Investigación del CSIC, impulsor de la Casa de los Volcanes, creador del Laboratorio de Geodinámica de Lanzarote, Medalla de Oro del Cabildo de Lanzarote y, sobre todo, “amigo personal de Jesús Soto”, en el que que destacaba la grandeza de “un gran artista, un observador y un amante de la naturaleza (…), un hombre curioso en todas las ramas de la ciencia y, sobre todo, un creador de belleza”.

Vieira glosó la figura de Soto a partir de un primer encuentro en el que “sentados en el bar de Jameos, con un café sobre la mesa, hablamos de la fusión nuclear”, destacando la personalidad de un hombre que nunca estaba totalmente conforme con el resultado de sus obras, “no tanto por la vanidad del artista que espera la reacción complaciente sino con la esperanza de ver si había algo que pudiera mejorarse”.

Vieira finalizó su texto recordando “el silencio, la pena y el dolor” que sintió el día del fallecimiento de Soto en mayo de 2003.

En la misma línea se expresaba el consejero de los Centros, Echedey Eugenio, que no dudaba en poner en valor la figura de un hombre “al que esta isla debe una parte importante de lo que es hoy. Un hombre comprometido con su gente y con su trabajo, que nos regaló sus mejores sueños dibujados sobre este lienzo de lava y volcán”.

Por su parte, el párroco de la iglesia de San Ginés, Miguel Hernández, dedicó unas palabras a los presentes y rezó una oración en memoria del artista después de que una de las hijas de Jesús Soto, el consejero de los Centros y representantes de los trabajadores depositaran varios ramos de flores en su tumba.

Jesús Soto

Jesús Soto nació en Fuerteventura en 1928. Siendo muy joven, se trasladó a Lanzarote, isla en la que trabajó por su cuenta hasta que fue contratado por el Cabildo. Uno de sus primeros encargos fue iluminar la silueta y el exterior del Castillo de San Gabriel, en Arrecife.

Soto fue el primer técnico y el primer artista que desarrolló un “sentido estético” en el patrimonio arquitectónico y natural de Lanzarote. La imaginación, la creatividad, el conocimiento técnico y el respeto absoluto por la naturaleza de esta isla fueron los sellos inconfundibles del trabajo de este hombre reconocido como Hijo Adoptivo de Lanzarote en el año 2002.

Jesús Soto falleció en 2003 dejando como patrimonio de esta isla una serie de obras y creaciones como el Mirador del Río o el Monumento al Campesino, en colaboración con César Manrique. Pero su verdadera obra, la que le confirió el sello definitivo de artista, es la adaptación que hizo de la Cueva de Los Verdes en 1964. Soto acondicionó el interior, iluminó estratégicamente los dos kilómetros de longitud del tubo volcánico y creó un auditorio que, a decir de muchos entendidos, es uno los lugares con mejor audición del planeta.

Además de la huella que dejó en los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote (CACT), Soto diseñó la plaza Simón Bolivar (Arrecife) y ese oasis llamado Lagomar (Nazaret). El altar de la iglesia de San Ginés, los jardines del Hotel Beatriz, la plaza de la iglesia de la Magdalena (Masdache), una discoteca en Playa Honda, varias casas en Arrecife y Puerto del Carmen, además de un palacio en Arabia Saudí y una vaguada en Madrid son otras obras de su extraordinario currículo.

Desde el pasado mes de diciembre, Jameos del Agua alberga una sala dedicada a exhibir el trabajo de Jesús Soto.

Encuentro de los trabajadores con Jesús Soto