03:35 h. Jueves, 15 de Noviembre de 2018

la verdad de lanzarote

Feliz Beñesmén o año nuevo lunar wanche

Ministerio de Ciencias Sociales de la República Democrática Federal Canaria.

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  09 de Agosto de 2018 (11:10 h.)
Más acciones:

Luna roja (1)
Luna roja (1)

 

Los wanches utilizamos dos calendarios para ubicarnos en el tiempo: el calendario solar, que se inicia el 21 de junio con el solsticio de verano y el calendario lunar, que comienza con la conjunción de la estrella de nombre wancheWâdet (Canopo) y la luna llena de agosto.

Las multitudinarias celebraciones del año nuevo lunar. El próximo 15 de agosto de 2018 tendrá lugar en Chinet (Tenerife) la que constituye la mayor movilización de los wanches a lo largo de la historia, procedentes tanto de los más recónditos lugares de la Isla como del resto de nuestro patria y de la diáspora, con el objetivo de celebrar, en el actual municipio de Candelaria, una vez más, la mágica fiesta del Beñesmén que marca el inicio del año nuevo lunar, abundantemente documentado en la bibliografía: “Araban con garabatos de palo: rasguñaban la tierra los hombres, y las mujeres derramaban en la tierra lo que se había de sembrar; y esta sementera era en el mes de agosto, al cual mes llamaban beñesmer” (Abreu Galindo. Historia de la conquista de las siete islas de Canaria, p 297, Goya ediciones, 1997); “Hacián sus fiestas como los canarios al fin de la era ó año empezando en la luna de Agosto llamado Bellasmer” (Marín de Cubas. Historia de las siete islas de Canaria, p 222, Ed. Globo, 1993); “Contaban el tiempo de la luna con nombres diferentes; y el mes de Agosto se llamaba Begnesmet” (Torriani, L Descripción de las Islas Canarias, p 179, Goya Ediciones, 1978).

Los conocimientos actuales a la luz de la investigación científica. “Si la Virgen de  Candelaria está ocultando a una estrella, es probable que la festividad guanche de agosto ocurriera en un momento importante del año sideral de esa estrella, presumiblemente en su orto o puesta helíaca” (Barrios, J. Investigación sobre matemáticas y astronomía guanche. Parte III. El calendario. XVI coloquio de historia canario-americana). Para demostrar esta hipótesis el investigador calculó las fechas de los ortos y puestas heliacas de las 25 estrellas más conocidas, durante los últimos 2000 años en intervalos de 500 años, mediante un programa de ordenador diseñado por Schaefer, señalando a Canopo como la candidata más idónea para marcar el inicio del calendario lunar guanche basándose, en primer lugar, en la conjunción del orto heliaco a la celebración festiva tradicional y, en segundo lugar, en la constatación del culto a Canopo entre los imazhigen del continente africano, estrella denominada por los touareg del Adrar Rouchet, que quiere decir agosto, debido a que se hace visible en el Hemisferio Norte a finales de ese mes, mientras para los touareg del Ahaggar Canopo es Wâdet, que ha dado lugar a un nombre de los días de la semana, concretamente el jueves.

No dirás falsos testimonios ni mentirás. En 1496, una vez terminado oficialmente el aherrojamiento de la isla, el clero al servicio del vaticano, conocedor del culto wuanche a la que denominaban la sustentadora del cielo y la tierra, Chaxiraxi, en Achbinico, decidieron imponerlo, interesadamente, como el principal culto católico de la recién conquistada isla, celebrando su festividad anual por primera vez el 2 de febrero de 1497, con dos celebraciones anuales, la del 2 de febrero –la celebración oficial– (fecha en la que se vuelve a hacer visible Canopo en el Hemisferio Norte) y la del 15 de agosto –la mágica celebración que aún festejamos los wuanches de hoy. Exactamente lo mismo hicieron con las celebraciones de los awaras en Benawaré (ex La Palma) y los canarios de Gaete, la recién celebrada “Rama” y todas las fiestas del mes de agosto, en conmemoración del año nuevo lunar, fiestas que se celebran masivamente en todo el noroeste africano por nuestros pueblos hermanos.

En conclusión, en el mes de agosto, coincidiendo con la aparición de Canopo, Wâdet o Rouchet, visible mirando al sur en el atardecer de las veraniegas noches, la segunda estrella más brillante del firmamento, después de Sirio y su conjunción con la luna llena marcan el inicio de nuestro año nuevo lunar. Muchas felicidades a todos y bienbenidas todas las personas respetuosas con nuestra milenaria cultura.

 

Ministerio de Ciencias Sociales de la República Democrática Federal Canaria.