05:48 h. Viernes, 24 de Noviembre de 2017

la verdad de lanzarote

La Noche de los Antepasados

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  23 de Junio de 2017 (10:05 h.)
Más acciones:

Hoguera de San Juan en Playa Honda
Hoguera de San Juan en Playa Honda

"Tenían los de Lançarote y Fuerte Ventura unos lugares o cuebas a modo de templos, onde hacían sacrificios o agüeros, según Juan de Leberriel, onde haciendo humo de ciertas cosas de comer, que eran de los diesmos, quemándolos tomaban agüero en lo que hauían de emprender mirando a el jumo, i dicen que llamaban a los Majos que eran los spiritus de sus antepasados que andaban por los mares i venían allí a darles aviso quando los llamaban, i estos i todos los isleños llamaban encantados, y dicen que los veían en forma de nuvecitas a las orillas del mar, los días maiores del año, quando hacían grandes fiestas, aunque fuesen entre enemigos, y veíanlos a la madrugada el día de el maior apartamento de el sol en el signo de Cáncer i que a nosotros corresponde el día de San Juan Bautista". Este texto está recogido de la obra del enigmático cronista Pedro Gómez Scudero, quién sugería una conexión directa entre los espíritus ascentrales (nuestros antepasados) y el astro-rey (Magec-Sol), en una fecha tan significativa como el Solsticio de Verano.

Y es que según explica el Doctor en Prehistoria, José Carlos Cabrera, los antepasados encarnan las figuras -míticas o reales- fundadoras de las grandes unidades de parentesco, ejerciendo un papel tutelar y benefactor sobre las mismas y legitimándolas a través de su invocación. Son ellos los propiciadores de la fecundidad de la tierra, de las buenas cosechas, así como de la fertilidad de los animales, y a ellos va dirigido este tipo de ceremonias. Más aún, en las sociedades que practican el culto a los antepasados, la muerte no es el fin. Los ancestros siguen incluidos en el linaje, manteniendo su influencia sobre el mundo de los vivos.

Tal y como recoge el Profesor Antonio Tejera, "creían que los espíritus de sus antepasados iban a parar al sol, y cada mañana a su salida por el este aparecían en el firmamento, realizando el itinerario diurno hasta que finalmente desaparecían, para regresar de nuevo al día siguiente". Una clara asociación entre los espíritus ascentrales y su forma material (nubes, "nubecitas"), bajo la que se hacían visibles a los hombres: trayendo la tan necesaria lluvia para unos territorios tan poco fértiles (cosechas, pastos)  para los primeros pobladores. Como ejemplo M. Sahlins recoge que en algunas tribus africanas,"los antepasados son nubes, con un ciclo ininterrumpido de nacimiento, muerte y regeneración, acompañando al sol y portadores de la lluvia para los vivientes".

- La Noche de los Antepasados-San Juan

Siguiendo con el texto de Scudero, se recoge que eran "...los días maiores de el año, quando hacían grandes fiestas, aunque fuesen entre enemigos...". Significando que la fecha del solsticio de verano venía a ser entre los antiguos majos "la festividad más impòrtante del año". Y por tanto, cuando tenían lugar las ceremonias y sacrificios a los antepasados, y cuando se establecía contacto con ellos. A la vez que se ponía de manifiesto la importancia del Sol (ACORÁN) como divinidad suprema, y su vinculación con los espíritus (MAXIOS) de los ancestros.

La noche del 23 de junio (Víspera de San Juan para los cristianos) se encendían las hogueras en la costa oriental de las islas por dos motivos: para que los encantados o maxios pudiesen ver el camino de vuelta a la tierra en que vivían sus descendientes; y porque los adivinos podían leer el futuro a través del humo que desperendían las hogueras. Tomando como fuente que los espíritus de los antepasados venían desde el Este (de la tierra en la que partieron los primeros pobladores de las islas), acompañando al Dios Sol.

Una vez amanece en el Día más largo del Año, los isleños entonan sus plegarias a las nubes (sus antepasados recientes y remotos) y al Sol (Dios), pidiendo fertilidad para sus cosechas, ganados y para ellos mismos; así como la necesaria lluvia. Y luego todos se arrojaban al agua en el primer baño purificador... Tradición que continúa en determinados sectores del Archipiélago, aunque muchos la practican por inercia, sin conocer su significado original.

Más noticias en Cultura

  CANARIAS ANTE SU DESCOLONIZACIÓN

Entrevista de Pedro el Gasio a Rita Tosky Weller y Rukaden Arehucas Teguise en la Plaza de La Alameda de Santa Cruz de La Palma: ...

  EL MACHO DE ERINEITO

CUENTO GOMERO DE FRANCISCO JAVIER GONZÁLEZ