16:16 h. viernes, 03 de diciembre de 2021

"La incubadora que producía independentismo"

EN MEMORIA DE JAIME SÁENZ PEÑATE: LA LUZ Y LA FUERZA DE 'SOLIDARIDAD CANARIA'

 |  31 de octubre de 2021 (20:11 h.)
Jaime Sáez con el autor
Aureliano Montero. Conocí a D. Jaime Sáenz Peñate en agosto de 2019, en su domicilio de Arucas, durante mi largo proceso de entrevistas para dar forma a mi libro 'MPAIAC. Recuerdos de la Lucha'. Y desde el primer instante me cautivó.

Alto, fuerte e imponente, a la vez que muy amable y simpático, se veía a la legua que Jaime era un personaje de gran talla humana e intelectual. Y durante las muchas horas de entrevista grabada y filmada, escuchándole detenidamente pude sumergirme en la realidad del movimiento soberanista canario de la década de los 70. Y sobre todo, adquirí un conocimiento extenso sobre una organización social llamada 'Solidaridad Canaria', que tanto ayudó a las familias isleñas durante el tardofranquismo, y que potenció (y sigue potenciando) nuestra verdadera tradición cultural...

En aquella visita fui acompañado (y guiado) por los siempre incombustibles Julio Ramírez (miembro del MPAIAC y uno de los '7 del Motín de Barranco Seco') y su esposa, Rita; así como mi compañero Amós Machín, que hizo la labor de fotógrafo y operador de cámara. Y Sáenz, convidándonos con cervezas y aperitivos nos relató con evidente nostalgia, todos los pormenores de aquellos momentos históricos, que muy pocos conocen hoy en día... Momentos que  reproduzco en estas humildes líneas en su memoria, con su propio testimonio:

- Solidaridad Canaria

Tras la primera campaña de las FAG (Fuerzas Armadas Guanches), desde el 1 de noviembre de 1976 hasta el 26 de febrero de 1977, las cárceles del archipiélago estaban llenas de presos del MPAIAC, dejando a numerosas familias canarias al borde de la indigencia; debido a que muchos de ellos eran su único sustento. Fue en aquellos momentos cuando surgió una organización humanitaria, que enfrentándose al poder establecido (y sufriendo grandes represalias) logró llevar una luz de esperanza a todas esas familias, a la vez que colaboró activa y económicamente en el pago de las fianzas de las víctimas de la violencia policial: 'Solidaridad Canaria'.

'Solidaridad Canaria' nació a finales de abril de 1977 en Santa Cruz de Tenerife, siendo presentada públicamente el 20 de mayo de dicho año con el lema "Por una lucha que nos identifique". Exponiendo sus fundadores (Julio P. Bastarrica, Pedro Brenes y el abogado Villena Quintero) ante los medios de comunicación presentes que entre los fines de la naciente organización se incluían "la defensa y promoción de la identidad, la cultura y la protección territorial del archipiélago".

Y en sus estatutos debo resaltar el punto 3º, que rezaba entre sus objetivos: "Ayudar en el plano jurídico y económico a todos aquellos que sufren prisión o persecución por su actitud en defensa de los justos derechos democráticos de Canarias y de su pueblo, asesorándolos y ayudando económicamente a sus familiares en caso necesario".

Poco tiempo después, el 28 de julio de 1977, se constituyó en Las Palmas una promotora que nombró como Presidente de la organización a Cándido Rodríguez Ruano. Y en esa primera promotora entró Jaime Sáenz, que tal y como recordaba, "pertenecía a un grupo llamado 'Benahoare', que hacía artesanía reivindicando los temas aborígenes. Por ahí surgió que Solidaridad Canaria contara con un montón de gente desde sus inicios".

- "Incubadora de independentismo"

Tras la marcha de Rodríguez Ruano, Jaime Sáenz tomó las riendas de 'Solidaridad Canaria' en Gran Canaria', explicándonos que "empezamos con dificultades, porque el Gobierno Civil no nos aprobaba los estatutos. Nuestros estatutos eran de andar por casa, igual que los de una asociación de vecinos... Al final, aprovechando una ausencia del gobernador civil, una compañera nuestra que hacía las veces de secretaria (estaba emparentada por matrimonio con el secretario del Gobierno Civil) logró que aprobaran los estatutos. Y a partir de ahí, empezamos a funcionar". ¿Cómo? "En plan asamblea. Los asociados aportaban unas cantidades mínimas en aquella época. Pero se organizaban festivales de música, venta de material (pegatinas, libretos, librillos de 'Hupalupa'...). Se vendía muchísimo".

Jaime me explicó que "hacíamos festivales para recopilar dinero y comida, y apoyo legal a las familias. Quizá no fuera todo lo que hizo falta, pero se intentó en la medida de aquellos momentos... Recuerdo colaboraciones como la de Nanino Díaz Cutillas (criticado posteriormente por alguien del Movimiento, bastante injustamente). Fue un puntal que ayudó desde su puesto, arriesgándose incluso laboralmente". Más aún, "se trajo a Silvio Rodríguez, Caco Senante, Taburiente, la gente de Almogaren... Con Carlos Puebla hicimos una tournée por Gran Canaria, Lanzarote y La Palma. Incluso tuvimos un póster firmado por él, que luego se extravió".

Jaime Sáenz siempre lo tuvo claro: "En líneas generales, esos fueron los inicios de 'Solidaridad Canaria', reivindicando nuestra Identidad por encima de todo, y tratando de convertirnos en una especie de incubadora que fuera produciendo independentismo. Que fuese produciendo gente levantada contra el colonialismo".

Pero no solo eso. sino que tal y como manifestó en aquella entrevista, "con más voluntad que apoyo económico, se hicieron muchas cosas. Por ejemplo, eventos culturales: la primera limpieza que se hizo en La Guancha (sacamos 13 m3 de basura); a esos niveles combatimos porque el yacimiento de Tufia, que estaba siendo destruido, se vallara; en el Barranco de Balos, tres cuartos de lo mismo (la valla ha llegado a nuestros días)... Con mucha voluntad, muchas ganas y un arrastre grande. La gente nos seguía y apoyaba lo que decíamos y hacíamos".

- Viaje a Argelia

Soberanista convencido y defensor de la descolonización de Canarias, apoyó desde el principio al MPAIAC. Tanto que viajó a Argelia. Tal y como recuerda en el libro 'MPAIAC. Recuerdos de la lucha', "en aquellos momentos, la única vía que había era Las Palmas-Barcelona en avión; y de Barcelona a Marsella en guagua. Luego en Marsella se cogía el avión para Argel... Resulta que las oficinas de Air Algerie estaban enfrente de las de Iberia. Y yo le dije al compañero que me había invitado, que era peligrosísimo porque para la policía española le era muy sencillo coger a un empleado de Iberia y cambiarlo por uno de los suyos. Y así espiar al que venga aquí... Esa era la vía de entrada a Argel, más común y sencilla".

Recordaba el histórico representante de 'Solidaridad Canaria', en la entrevista, que "lo primero que hizo Antonio fue retirarnos los pasaportes, y nos dio un papelito que se suponía que era una garantía ante el FLN. Pero la realidad es que estábamos totalmente vendidos, sin pasaporte, en un país extranjero. Y un país además como Argelia, que en aquellos momentos estaba lleno de refugiados de todas partes del mundo, desde los montoneros hasta el último gato... Pero también había policías internacionales infiltrados. ¡Nuestro único miedo!".

Sobre aquel viaje, Sáenz hizo público por primera vez (en 2019) que "aquello era un poco a la mano de Dios, y de andar por casa. No se cuidaba. No estoy seguro de si mi pasaporte fue inspeccionado por el tal Espinosa, o no. No sabemos siquiera si nos hizo fotografías... Alegremente nos llevaron a los jardines del hotel Saint George, Antonio con una manta esperancera y una (casualmente) pintadera de cuero que hacíamos nosotros en la asociación Benahoare. Sentado en aquel jardín, rodeado por una serie de compañeros de diferentes siglas y diferentes sitios... muchos de ellos ya exiliados allí". Añadiendo que "yo me sentí vendido en Argel".

En cuanto a la "propaganda armada", Sáenz siempre fue muy claro: "Se me pidió que me uniera a las Fuerzas Armadas Guanches. Les di una disculpa. Les dije que tengo los meniscos hechos polvo. Yo antes escalaba y tuve que dejar la escalada... Pues (Antonio) me llevó un médico 'montonero' para que me viera las rodillas... Y yo creo que el médico debió de darse cuenta de qué iba la cosa... Y dijo, 'este hombre es un peligro y se le encasquilla un menisco en cualquier momento'". Añadiendo con contundencia que "yo no me hubiera metido en eso, ni de coña. Aquello era un meneo de lo más raro, lo más extraño... Había compañeros que estaban super-preparados ('Guiniguada' era un coco). Fueron desperdiciados por cómo se manejaron las cosas allá". Y es que, aseguraba, "hablamos de islas con un perímetro muy escaso, dificultades enormes para poder correr, y no había la mas mínima infraestructura capaz de llevar a efecto nada. No solo es la lucha armada, sino que es necesaria una infraestructura... Se podían hacer muchas cosas sin necesidad de una lucha armada".

Jaime Sáenz en el recuerdo

- Bandera Mundial Amasigh

La labor altruista de Jaime Sáenz fue muy importante y sacrificada. Cuando la huelga de hambre de Sergio Castellano y María Fernanda Donato (63 días), en febrero de 1979, 'Solidaridad Canaria' consiguió (gracias a los festivales realizados en su apoyo) recaudar 50.000 pesetas para pagar su fianza. Sin embargo, Jaime Sáenz recordó que "ese es un dinero que se reunió en Tenerife, 50.000 pesetas, y la persona que fue a retirarlo a Madrid, acabó gastándoselo... A mí me llamaron de Madrid para decirme: 'Aquí en la Bodeguita del Caco, se está gastando un dineral este señor'... ¡Se estallo las perras! Un tipo alcoholizado...".

También cuando la detención de Faustino Santana 'Guanapay', "con trucos y engaños típicos de la policía española, el Juzgado le pedía una fianza de 50.000 pesetas para dejarlo salir.. Él estaba delicado. Venía de Chile delicado del corazón... Y nosotros estábamos vendiendo en aquellos momentos, el famoso póster de Luis Morera (Taburiente), el del Drago. Y justo habíamos reunido 50.000 pesetas por la venta de los pósteres. Pues cogimos las perras para sacar  a Faustino... ¡Ya se le pagará a Luis!". Aunque reconoce que no fue fácil: "Tuvimos que llevar la orden del juez a la cárcel para que lo dejaran salir rápido, porque lo iban a dejar salir al día siguiente ya que no había quien llevara la orden a prisión".

Jaime Sáenz también es reconocido internacionalmente por ser uno de los artífices (junto a Paco Trejo y Mencia) de la elaboración de la Bandera Mundial Amasik. De hecho era Vicepresidente de la organización en Canarias.

A las 15,30 horas de este domingo 31 de octubre, el cuerpo de Jaime Sáenz ha sido incinerado en el Tanatorio Mémora FUCASA, en Las Palmas. Pero su espíritu ha ido a formar parte del Universo Estelar conformado por todos los patriotas que han muerto por la incombustible Causa Canaria.

Velatorio de Jaime Sáenz