02:11 h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

la verdad de lanzarote

 "Nazionalismo" español : de la intolerancia al supremacismo.

HIJOS DE CANARIAS

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  16 de Septiembre de 2018 (01:07 h.)
Más acciones:

Madre Tierra
Madre Tierra

De siempre hemos sabido y la historia deja innumerables testimonios, que el fuerte de las élites españolas de todos los tiempos y quienes las sostienen, ha sido la imposición de sus intereses, sus formas de concebir la vida en su más amplia expresiön y unas relaciones en comunidad en donde "el resto" debían asumir su rol de súbditos/subordinados. Hay historiadores que llegan a señalar, metafóricamente, que el Estado español tiene antecedentes penales en vez de históricos.Viene todo esto a colación de la brutal embestida que, sobre todo en los dos últimos años, tiene como protagonista a un nacionalismo español que sin tapujos y total impunidad ataca, insulta, persigue y hasta golpea abiertamente a todo y a tod@s los que disienten de su "pensamiento único". Mientras en otras latitudes del Estado ha llegado hasta crear bandas armadas pagadas con dinero público o a "tomar por asalto" con miles de guardias civiles y policías colegios electorales donde se ejercía el derecho al voto, en lugares como Canarias la "violencia" se expresa aún en niveles de baja intensidad física pero altos de coacción ideológica y mental.

Hij@s de Canarias, aún no representando todavía un adversario significativo frente al poder establecido por las estructuras del Estado en el archipiélago, podría dar testimonios de ello: insultos, amenazas, descalificaciones personales, salvajes ataques a nuestra libertad de expresión y opinión, intentos de conseguir que Facebook cierre nuestra página, etc. Y de fondo, de fondo toda una intolerancia,una soberbia seudointelectual que convierte en dogma de fe la españolidad, en "infieles" a cualquiera que discrepa, en "superchería" argumentos que tienen muchísima más altura que sus sólo consignas del "a por ellos".

Y ante este diagnóstico de una enfermedad, del cáncer de supremacismo que se extiende por toda España, ¿cuál es la actitud que debería tener el anticolonialismo canario?. Ante sus insultos nuestros argumentos, ante su cerrazón nuestra amplitud de miras. Ante su soberbia nuestra mano izquierda, ante su intento de "evangelizarnos",nuestra disidencia y resistencia pacífica. Alguien pensará que son insuficientes y sin embargo son respuestas con las que rompemos su mundo interior, con las que demostramos que nuestras ideas y nuestros sueños no tienen ni su DNI ni sus RH. Con nuestra respuesta no somos menos contundentes, sino consecuentes con nuestra total convicción de que no queremos ser como ellos. Con nuestra actitud ponemos nuestra causa a la altura que a todos conmueve y que a los otros pueblos del mundo proyecte que somos un pueblo civilizado, digno, pertrechado de valores.

¿Y con los dependentistas?¿Qué hacer cuando los ataques proceden precisamente de canarios que no piensan como nosotr@s?. Si aceptamos la mayor, la premisa de que luchamos también por ell@s, por tumbar al Estado que ha contribuido a su aculturación e ignorantación políticas, la respuesta no puede ser la de la confrontación abierta sino la de la pedagogía política, la de la sensibilización y concienciación. Habrá resistencias y mucha violencia verbal también por parte de ell@s, pero, ¿es que acaso no se trata de ganarlos para la causa?. Más de medio millón de personas que nunca serán independentistas canarios porque otro es su origen, otros sus intereses y muchas sus otras circunstancias vitales, deben ser contrarestados siendo un ejemplo y no una burda imitación de sus modos y maneras intolerantes. Esa es la manera de ganar una batalla que debe darse en el campo de las ideas y no otros. Esas son las actitudes que en el medio y largo plazo nos harán más fuertes. Ante su supremacismo de rostro medieval, nuestra nobleza de pueblo que quiere ocupar un puesto de honor en la historia.