12:43 h. Lunes, 10 de Diciembre de 2018

la verdad de lanzarote

Pequeña historia del semanario LANCELOT (1)

Muy sentido ha sido en toda la comunidad periodística de Lanzarote, el anuncio del "cierre" del histórico Semanario "Lancelot", tras 31 años y 8 meses de vida. Aunque en nuestro caso, la pena es mucho mayor. Y es que "Lancelot" fue fundado en 1981 por AURELIANO MONTERO GABARRÓN, junto con otros 2 socios... 

laverdaddelanzarote.com  |  21 de Abril de 2013 (09:48 h.)
Más acciones:

Primer número de Lancelot, con la Editorial de AURELIANO MONTERO GABARRÓN
Primer número de Lancelot, con la Editorial de AURELIANO MONTERO GABARRÓN

Extracto del Artículo "Pequeña historia del semanario Lancelot", publicado por el fallecido Aureliano Montero Gabarrón el 13 de octubre de 1989 en "La Voz de Lanzarote":

"Soy uno de los tres fundadores de Moncolpa S.L. editora del semanario Lancelot. Primero los preparativos previos cargados de dificultades y en los que aporté soluciones. Luego poner las ideas en marcha,convertirlas en realidades. Después dar legalidad a la sociedad limitada con las primeras sílabas delos primeros apellidos de los tres fundadores: Aureliano Montero Gabarrón, Antonio Coll González, Andrés Pallarés Padilla. Es decir: MON-COLL-PA.

Dura tarea la de crear un periódico. Hay que poner mucha ilusión, mucho idealismo, mucho coraje. Hay que vivir compenetrados en una común solidaridad. Si algo falla, si esa solidaridad titubea lo más mínimo, el "edificio" puede venirse abajo. Y esta experiencia que tanto comentáramos los tres fundadores del semanario Lancelot tiene sus grietas, por parte de los otros dos socios fundadores, y el medio hoy presenta peligro de ruina...

- Nace Lancelot

Ya en los primeros meses de 1981, Andrés Pallarés y este que escribe, mantuvimos continuas reuniones para tratar de dar nacimiento a un periódico. Más tarde lo hicimos llegar al entonces estudiante de periodismo Antonio Coll. Los tres de acuerdo dimos suelta a nuestras pretensiones idealistas de crear un periódico para servicio de la isla de Lanzarote. Es de ver lo que ello supone y cuesta. Cuantas ilusiones puestas en la tarea. Cuantas veces estas ilusiones parecían marchitar. Pero dispuestos a ello, hubo empuje en las decisiones de cada momento.

Primero el díptico a todo lujo, anunciando la salida del semanario Lancelot "al servicio de la democracia, del progreso y desarrollo de Lanzarote, en contra de injusticias, por una sociedad honesta y auténticamente humana y justa", era por el mes de Julio.

En los primeros días de agosto aparecería el primer ejemplar de Lancelot, 32 páginas, 55 pesetas precio, oficinas de redacción en calle Ruperto González Negrín, 6.1º derecha (alquilerlogrado por mi amistad con Blas Cabreras Robayna, propietario, y fue gentil en las demoras de cobros). El semanario comienza a imprimirse en los talleres de Canarias de Avisos, Tenerife.

En la primera página de este primer número del semanario Lancelot, en portada, la presentación a cargo de AURELIANO MONTERO GABARRÓN. Título del artículo: "Aquí estamos".

Ejerce como directora, la periodista Herminia Fajardo que lo seguiría siendo desinteresadamente hasta el número cinco, ejemplar extra de diciembre de dicho 1981.

Como director adjunto, Antonio Coll, estudiante de periodismo en Barcelona, quien desde los primeros momentos pudo contar con el apoyo de sus otros dos compañeros en cuanto fuera posible para ayudar a sus gastos.

En dicho número primero de Lancelot, figuraba Andrés Pallarés como consejero delegado, cargo que mantuvo durante años hasta fecha reciente. Un servidor de ustedes como Delegado de Redacción. Asesor jurídico Francisco Perdomo de Quintana. Redacción, Leopoldo Díaz Bethencourt, Pedro Quintana Cabrera. Colaboradores: Rafael Angel Domínguez, J. Javier Núñez, Pedro de Quintana López, Agustín Pallarés Padilla. Deportes, Andrés Fuentes. Gráfica: José Luis Rojas. Delegado en Las Palmas: Jesús Mª Perera. Diseño y dibujos: Javier Zerolo. Diseño Cabecera, Martín Hormiga. Colaboración especial, Agustín de la Hoz.

El segundo número sale en la segunda quincena de agosto, con 48 páginas. El tercero en octubre, con 32 páginas; se incorpora Jorge M. Coll como COLABORADOR. El número 4 en noviembre. El quinto en diciembre con 64 páginas en extraordinario navideño. A partir del número 6, se hace cargo de la dirección del periódico Antonio Coll y se imprime en Litografía Lezcano de Las Palmas. En un editorial se agradece la colaboración de Herminia Fajardo. Este número 6 sale en marzo de 1982, es decir, hubo una demora de casi tres meses. El número 7 sale en mayo de 1982 y se mantiene el precio de 55 pesetas ejemplar. Imprime: Minerva de Arrecife. Meses después, julio 82, sale el número 8 que imprime Litografía Industrial de Arrecife. El número 9  en agosto con impresión en la misma litografía. En octubre de 1982 se publican los números 10 y 11 en Litografia Industrial, el 12 en diciembre en Imprenta Minerva, el 13 en Imprenta San Nicolás de Las Palmas con 64 páginas extra. Meses después, en abril del 83, volvería a salir Lancelot con 24 páginas en Litografía Industrial de Arrecife en donde seguiría imprimiéndose hasta 1984 en que comenzaría en Litografía Edigrafic nacida gracias a Moncolpa, gracias a los fundadores de Moncolpa, como ya se demostrará.

Hay que decir que Moncolpa hacía la fotocomposición y fotomecánica desde los primeros momentos de redacción en la calle Ruperto González Negrín.

- Nueva etapa

Pues sí, Lancelot comienza una nueva etapa al convertirse en semanario en la semana 21 al 27 de abril de 1983, con 24 páginas, y reduce su precio a 40 pesetas. Quedan atrás muchas dificultades superadas, pero surgen nuevas exigencias y también nuevas esperanzas.

Posteriormente, en abril de 1984, la editora del periódico dispondrá de nuevos locales en la calle León y Castillo, 109, gracias a gestiones realizadas por sus fundadores. El citado local se obtiene primeramente en alquiler con opción a compra, que firman en documento los socios fundadores Aureliano Montero Gabarrón, Andrés Pallarés Padilla, Antonio Coll González, en representación de Moncolpa y de Edigrafic, sociedad que estaba en trámites de constitución ante Notario, con lista de distribución de acciones y cuentas abiertas en diferentes entidades bancarias de Arrecife.

Para el semanario Lancelot comienza una nueva etapa. Pero sin olvidar cuánto hubo de gestonarse, viajes a Tenerife o a Las Palmas, acudir al aeropuerto a recoger los paquetes del periódico, hacer el doblaje del mismo, procurar su inmediata puesta en venta, también horas de espera en la litografía y colaborar en la distribución del periódico, o de continuas sumas y notas contables para saber de los resultados de cada mes en lo que Juan García Peña demostraba celo; o debates que teníamos los socios fundadores en matices o en cuestiones periodísticas o sencillamente por cuanto preocupaba la marcha del medio...

CONTINUARÁ