00:51 h. lunes, 19 de abril de 2021

Teguise homenajeará a las mujeres gracioseras con una escultura 

 |  09 de marzo de 2021 (07:22 h.)
FOTO JAVIER REYES (MEMORIADELANZAROTE.COM)

“El Camino de Las Gracioseras narra la historia del esfuerzo de muchas mujeres de la Octava Isla por aportar a la economía familiar e incluso de partos que se dieron durante esta labor que realizaban conectando La Graciosa con Lanzarote” , ha declarado Oswaldo Betancort

La Corporación del Ayuntamiento de Teguise ha aprobado en sesión plenaria este 8 de marzo, Día de la Mujer, una declaración institucional para homenajear a todas las gracioseras y su enorme labor en la conectividad de la Octava Isla con Lanzarote recorriendo para el intercambio de productos el conocido “Camino de Las Gracioseras”, en el Risco de Famara. 

Por esta tarea y por el doble esfuerzo que realizaban y que realizan los habitantes de La Graciosa por luchar por la igualdad de derechos que tiene el resto de canarios, Teguise atiende así a la iniciativa de diferentes vecinos que han propuesto colocar una escultura en Caleta del Sebo en como reconocimiento a su historia, y en especial, al papel de las mujeres.

Desde el poblamiento de la isla de La Graciosa allá por 1884, las mujeres jóvenes y de mediana edad cruzaban El Río cada día a bordo de los barquillos a vela, cuando aún no había amanecido, para desembarcar en los veriles del Risco de Famara. Cargadas de cestas de pescado a la cabeza, descalzas muchas veces y, en algunas ocasiones, incluso con sus hijos pequeños en el cuadril, subían el Risco para llegar a los pueblos del norte de Lanzarote en donde intercambiaban el pescado por productos del campo o personales. 

Al anochecer volvían a bajar el Risco y, una vez en la orilla, encendían tegalas para anunciar a sus maridos o hermanos que podían ir a recogerlas, una labor que desarrollaron hasta en torno 1950 que permaneció activo el sendero. 

“El Camino de Las Gracioseras narra la historia del esfuerzo de muchas mujeres de la Octava Isla por aportar a la economía familiar e incluso de partos que se dieron durante esta labor que realizaban conectando La Graciosa con Lanzarote”, ha declarado Oswaldo Betancort, “por ello, es justo reconocer y rendir, y más en un día como hoy, este merecido homenaje a todas las mujeres gracioseras de esa época”. 

 

Para la concejal de La Graciosa, Alicia Páez, “es un honor como nieta e hija de esas mujeres y otras tantas mujeres que subían al Risco para alimentar a su familia, que hoy y siempre permanezca ese recuerdo palpable, para que las generaciones futuras conozcan la realidad de un pueblo que hoy es un destino de descanso, pero donde ha habido que trabajar con mucho ahínco para crecer como sociedad”.