03:28 h. Lunes, 22 de Octubre de 2018

la verdad de lanzarote

Desafortunadas declaraciones en varios medios de comunicación del representante político del deporte en la capital de la isla

Los clubes de Arrecife solicitan el cambio de concejal para el área de Deportes

REDACCIÓN LANZAROTE DEPORTIVA

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  09 de Abril de 2018 (12:57 h.)
Más acciones:

Concentración de deportistas frente al Ayuntamiento
Concentración de deportistas frente al Ayuntamiento

 

La Asociación de Clubes Deportivos de Arrecife lamenta las declaraciones realizadas en varios medios de comunicación por el concejal de Deportes Manuel Hernández Noda. Unas desafortunadas manifestaciones en las que acusa a los clubes de ser los responsables del retraso de los pagos de las subvenciones deportivas, al mismo tiempo que califica a los directivos de ineptos y poca cualificación para la gestión de sus clubes.

Ante esta situación, la Asociación de Clubes Deportivos de Arrecife solicita el cambio de concejal para el área de Deportes del Ayuntamiento de Arrecife y que Manuel Hernández Noda sea sustiuido en su cargo por otra persona que verdaderamente apoye al deporte de Arrecife. Y al mismo tiempo realizamos las siguientes puntualizaciones de lo que ha venido comentando Manuel Hernández Noda en las últimas fechas.

1) Los clubes de Arrecife se manifiestan y hacen presión ante la incertidumbre sobre el pago de las subvenciones y sobre todo, ante los nuevos requerimientos realizados en relación a la temporada 2015/2016. EL artículo 36 de la Ley Canaria de Subvenciones recoge que el plazo máximo para la comprobación de la justificación documental de la subvención es de un plazo máximo de dos meses. Excepcionalmente podrá ser ampliado por un período de tiempo igual al plazo inicialmente concedido. Los requerimientos nuevos que se han realizado de la subvención de la temporada 2015/2016 estaban fuera de plazo.

2) Los clubes presentaron las facturas, memorias, proyecto y presupuestos según se venía haciendo hasta la entrada de la nueva interventora, dado que era lo que se pedía hasta ese día. No tenemos culpa que en mitad del partido se cambien las reglas del juego y se apliquen otros criterios. Nos adaptamos a las nuevas reglas y todos, a excepción de un club, presentamos la nueva documentación requerida.

3) Nos sorprende que D. Manuel Hernández Noda nos aconseje la contratación de una asesoría, lo que supondría un gasto de unos 600 euros por temporada según el volumen de la documentación. Un gasto no subvencionable dado que en las bases de las subvenciones de Arrecife no están recogidas.

4) Lamentamos que le moleste que le pidamos una reunión y no se nos conceda . Creemos que es parte de su cargo la atención al deporte de Arrecife, un cargo que le queda grande a Manuel Hernández Noda. No se ha dado cuenta de la importancia del deporte en la sociedad y mucho menos defiende los intereses de los los clubes. En vez de arrimar el hombro, lo que hace es echar gasolina al fuego y sobre todo, echar balones fuera, cuando el problema del impago de las subvenciones es político y está de la puerta del Ayuntamiento hacia dentro.

5) Como es posible que un cargo público que cobra religiosamente cada mes culpe a los clubes y directivos de ineptos y de poca cualificación. Somos personas que lo hacemos sin cobrar un euro, voluntariamente, quitándole tiempo a nuestras familias, e incluso poniendo en estos momentos dinero de nuestros bolsillos para poder subsistir y no tener que cerrar las puerta y dejar a miles de niños y niñas sin practicar deporte.

6) Pedimos a la alcaldesa de Arrecife el cambio de concejal de Deportes. Después de las declaraciones realizadas no es un interlocutor válido entre el Ayuntamiento de Arrecife y los clubes. No nos sentimos ni representados, ni aporyados por el que debe ser nuestra voz en el salón de plenos del consistorio de la capital de la isla.

7) Los clubes de Arrecife necesitamos el pago de las subvenciones de la temporada 2016/2017 de manera inmediata, en caso contrario muchas de las entidades se verían en la obligación de cesar en su actividad, siendo dramática la situación por la que atraviesan en la actualidad por el impago de la ayudas económicas.