05:53 h. miércoles, 28 de septiembre de 2022

Más de 200 discapacitados irían a la calle porque el Cabildo y el Gobierno Canario no han pagado las subvenciones prometidas

Radio Altahay  |  28 de septiembre de 2012 (14:16 h.)
El retraso en el pago de las subvenciones por parte del Cabildo de Lanzarote, amenaza con cerrar una institución que presta atención diaria a más 200 discapacitados después de que los trabajadores lleven meses sin cobrar sus nóminas. Al más de 1 millón de euros que adeuda la corporación insular, se suman 184.000 euros que se niega a transferir el Gobierno Canario.

ADISLAN AL BORDE DEL CIERRE POR EL RETRASO EN EL PAGO DE LA SUBVENCIÓN DEL CABILDO DE LANZAROTE

El retraso en el pago de las subvenciones amenaza con cerrar una institución que presta atención diaria a más 200 discapacitados después de que los trabajadores lleven meses sin cobrar sus nóminas.

 

El secretario general de UGT Lanzarote, César Reyes, ha expresado hoy, tras mantener una reunión con la dirección de la Asociación de Personas con Discapacidad de Lanzarote, su preocupación por la grave situación que atraviesa esta institución. Según Reyes, ADISLAN se encuentra “al borde del colapso financiero debido al retraso sistemático del pago de la subvención de más de un millón de euros que le adeuda el Cabildo de Lanzarote”, que se une a la negativa del Gobierno de Canarias de hacer efectivo el pago de una transferencia de 184.000 euros destinados a esta asociación.

Desde el sindicato denuncian que ese retraso ha provocado el impago de las nóminas de los 86 trabajadores de la plantilla de ADISLAN, que presta “un servicio esencial” para las familias con personas discapacitadas en la isla desde hace más de 40 años.

La insolvencia económica de la asociación, añade, César Reyes, no permitirá continuar con la atención que cada día reciben más de 200 discapacitados porque “sencillamente la institución no tiene fondos para asumir los servicios y el mantenimiento de los trabajadores”, lo que advierte el secretario general de UGT Lanzarote, preocupa gravemente a los familiares de las personas que atiende ADISLAN.

Desde UGT Lanzarote reclaman al Cabildo de Lanzarote que de forma urgente realice el pago de las cantidades adeudas a ADISLAN para la asociación pueda continuar con su labor. En caso contrario, señalan, no descartan ninguna medida, entre ellas, iniciar acciones legales en defensa de los trabajadores.