07:36 h. jueves, 20 de enero de 2022

Según el Comisario Europeo, si el impacto fuese significativo, no se concederían las autorizaciones para extraer petroleo en Canarias

laverdaddelanzarote.com  |  26 de marzo de 2014 (14:01 h.)

El Comisario Europeo de Medio Ambiente, en entrevista concedida a Canarias Radio La Autonómica, en referencia a las posibles prospecciones petrolíferas al sur y este de Lanzarote y Fuerteventura, ha dejado bien claro que "si a través del informe de impacto se descubre que el impacto de potenciales perforaciones" que pueda tener en la Zona Nature 2000 "es muy significativo, entonces no se pueden conceder las autorizaciones" a REPSOL.

 

En una entrevista concedida a Nayra Aguado, Directora de Informativos de CRLA, El comisario Europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha sido contundente a la hora de valorar las prospecciones petrolíferas en Canarias.

En referencia al seguimiento hecho a las futuras prospecciones, el Comisario Europeo ha adelantado que "el estudio de impacto medioambiental sobre las prospecciones aún está en curso. Aún no se ha publicado nada en el Boletín Oficial del Estado, lo que significa que hablando legalmente aún no hay autorización"; advirtiendo que "la compañía Repsol, puede presentar su propio estudio, pero éste tiene que ser supervisado por las autoridades españolas que deben tener en cuenta, además, otros condicionantes antes de tomar una decisión final".

- El LIC debe ser tenido en cuenta en el Informe de Impacto, o habrá un conflicto

Sobre la propuesta LIC (Lugar de Interés Comunitario) en aguas de Lanzarote y Fuerteventura, Potocnik, advirtió que "si a través del informe de impacto se descubre que el impacto de potenciales perforaciones, no sé, de ruidos submarinos, y otros impactos que puede tener en estas zonas Natura 2000 es muy significativo entonces no se puede conceder las autorizaciones". Más aún, dejó bien claro que "el Lugar de Interés Comunitario tiene que ser tenido en cuenta dentro del informe de impacto medioambiental. Si no está, habría un conflicto, pero estoy hablando hipotéticamente. Si descubrimos que el estudio de impacto medioambiental da un proyecto con mucho impacto en las áreas Natura 2000, entonces la Comisión Europea tiene la obligación de reaccionar. Pero estamos lejos de esto. Hablamos solo de lo que teóricamente podría pasar".
Sobre la presión ciudadana contra las prospecciones, el Comisario reconoció que "somos totalmente conscientes de esto, estamos recibiendo muchas cartas, muchos mensajes he estado en contacto con las autoridades de Canarias en algunas ocasiones. También es un problema que se sigue desde el Parlamento Europeo. Somos totalmente conscientes y seguimos de cerca el desarrollo", añadiendo que "lo único que podemos hacer es fiscalizarlo, es decir, que hagan lo que hagan y decidan lo que decidan, tiene que ser cumpliendo la legislación europea". 
Sobre la posibilidad de un vertido, reconoció que "ninguna legislación garantiza al 100 por 100 que no haya un accidente, pero lo que se puede hacer es minimizar al máximo posible el riesgo y prescribir que estos acontecimientos sean gestionados de modo que el riesgo sea mínimo. Eso es exactamente lo que persigue e intenta alcanzar nuestra legislación".