08:29 h. jueves, 21 de octubre de 2021

El consumo de agua potable durante 2020 descendió un 8,5% en términos generales

La Covid provoca una caída del 30,5% en el agua turística con un impacto de 6,2 millones de euros en la cifra de negocio

 |  15 de abril de 2021 (14:25 h.)
canal gestion
Siguen registrándose notables pérdidas en red como consecuencia de las 11.500 averías que se producen al año, situando el índice de ANC a niveles de 2013.

 A cierre de 2020 los datos que conforman el balance hídrico de Lanzarote y La Graciosa evidencian el impacto de la pandemia en este sector.

Según los últimos datos que maneja Canal Gestión Lanzarote, empresa concesionaria para la gestión del ciclo integral del agua en Lanzarote y La Graciosa, durante el último ejercicio se dejó de consumir 1.045.520 m³ de agua potable, como consecuencia directa de la crisis sanitaria que todavía se sufre, lo que se traduce en un 8,56% menos en la facturación  global por agua potable.

El consumo del agua industrial y turística, habida cuenta de los meses de confinamiento y el cero turístico de la isla, es el que ha sufrido el mayor descalabro, como era de esperar.  Los datos arrojan un consumo de agua turística de  3.808.949 m³, un 30,45% menos que en el año 2019, siendo los municipios de Yaiza (-27,78%), Tías (-17,22%) y Teguise y La Graciosa (-9,03%) los más afectados.

Sólo los municipios de Arrecife y Tinajo sufrieron un incremento en el consumo de agua potable, 7,72% y 9,23%, respectivamente, reflejándose en un aumento del 8,87% en la tarifa  doméstica y del 25,54 en el agua potable para riego, en el cómputo general.

Esta incidencia directa de la pandemia en el sector turístico ha supuesto un impacto económico de 6,2 millones de euros menos en las cifras de negocio de Canal Gestión Lanzarote.

Más demanda de agua agrícola

La pandemia y la subvención otorgada por el Consorcio del Agua para el agua agrícola parecen ser las principales causas de esta tendencia al alza detectada en el consumo de agua potable para riego.

Por un lado se ha detectado un incremento del 26% en la demanda de agua potable para regar campos agrícolas por parte de “no profesionales”, lo que demuestra que cada vez son más los que se están inclinado por retomar la actividad agraria para consumo propio. Y, por otro, es necesario destacar que las depuradoras y sistemas terciarios han visto mermadas en un 26,36%  sus producciones de agua regenerada durante este 2020 ante la falta de caudal (cero turístico) y también ante la incapacidad técnica que tienen estas infraestructuras, como la depuradora de Arrecife que está infradimensionada y con problemas de conductividad, lo que obliga a los demandantes de agua para riego a comprar agua potable subvencionada para tal fin.

El ANC a niveles de 2013

Las cuatro plantas desaladoras de la isla que gestiona Canal Gestión Lanzarote produjeron un total de 26.565.976 m³ durante el año pasado. De esta producción de agua potable, los casi 72.438 clientes abonados al servicio de abastecimiento con los que cuenta la empresa consumieron 11.166.001 m³, agua facturada a través de contadores y la venta de cubas de agua potable.

Se desprende de estos datos que, a día de hoy, la tasa de agua no controlada (ANC) ha vuelto a los niveles de 2013. En ese año este índice se situaba en un 57,9% consiguiéndose rebajar hasta el 51,8% en el año 2018, después de que se renovaran alrededor de 200 km de tuberías de los 1.479 kilómetros que mide la red de distribución. Estos datos y la evolución del ANC evidencian una vez más la necesidad urgente de renovar las redes de abastecimiento que registra una media de 11.500 averías e incidencias anuales, provocando la pérdida de agua en red.