00:00 h. viernes, 01 de julio de 2022

Intersindical Canaria pide que ante la grave alarma social que vive el Archipiélago se debe optar por la Autodeterminación

la verdad de lanzarote  |  26 de marzo de 2013 (16:54 h.)

El sindicato Intersindical Canaria informa: "El debate sobre el estado de la nacionalidad  que se realizará en el Parlamento los próximos días 26 y 27, se produce en una situación de grave alarma social en nuestro archipiélago. No hay otra forma de definirlo, CANARIAS SE HALLA AL BORDE DEL ABISMO".

 Los descontrolados niveles de paro, que se acercan ya a las 400.000 personas, de un millón de personas activas, de las cuales casi la mitad no cobra ninguna prestación. Con seis de cada diez jóvenes sin empleo, cuya única alternativa es la migración forzosa. UN 33,8% DE LA POBLACIÓN VIVIENDO BAJO EL UMBRAL DE LA POBREZA y en una situación, cada vez más aguda, de exclusión social.

La situación para quienes se hayan insertos en el mercado laboral no es mucho mejor. Más de un 50% son trabajadores y trabajadoras temporales. El salario medio de Canarias es un 15,3 % inferior a la media del Estado. Mientras la economía sumergida avanza y se sitúa en el entorno del 30% del Producto Interior Bruto de las islas. 
        
La puesta en marcha de medidas de ajuste y recorte presupuestario, tanto por el gobierno de Madrid como por el de Canarias, que suponen un claro desmantelamiento de los escasos servicios públicos de los que disponíamos, se sigue incidiendo en el aumento de la pobreza y la exclusión social. 

Otro tanto cabe decir de la aplicación de las sucesivas reformas laborales y recortes salariales, que han incidido negativamente en nuestra clase trabajadora, suponiendo, en el último año, un aumento de un 56% de los Expedientes de Regulación de Empleo y , en consecuencia, del los índices de desempleo.

 A todo ello debemos unir las permanentes agresiones que desde Madrid se realizan, específicamente, contra nuestro territorio y nuestra población, como la libre y desaforada extracción de capitales hacia el exterior, una economía dependiente con la explotación de medios productivos mayormente en manos foráneas, o ahora las extracciones petrolíferas. Súmese además el hurto de nuestras señas nacionales e identitarias o la menor inversión por habitante en los presupuestos generales del Estado. Ello define, una vez más, el carácter de la relación entre Canarias y el Estado Español, un vinculo que mantiene sus CARACTERÍSTICAS COLONIALES y aleja a nuestro país de un marco de soberanía y que han supuesto, históricamente, un empobrecimiento estructural de la mayoría social del archipiélago. 
 
Ni en estos momentos de crisis sistemática del capitalismo ni anteriormente, en las épocas de bonanzas económicas, ninguno de los gobiernos de Madrid o de Canarias han sido capaces de resolver esta doble marginalidad que afecta a la mayoría social del archipiélago, la pobreza estructural y la dependencia del exterior. Es por lo que más allá de la repetición de un estéril y cansino debate de  UN PARLAMENTO VERGONZOSAMENTE ESPAÑOLISTA y bajo control de un gobierno devaluado y sin credibilidad, la nación canaria necesita abrir un amplio debate acerca del modelo de estado, y del modelo económico que deseamos para nuestro territorio y que suponga la definitiva erradicación de la dependencia del exterior y la injusta distribución de la riqueza de nuestra tierra entre su población. Este no puede ser otro que un proceso constituyente que desemboque en el ejercicio de LA LIBRE AUTODETERMINACIÓN DE NUESTRO PUEBLO. 
 
Intersindical Canaria