18:33 h. martes, 07 de diciembre de 2021

Alternativa Ciudadana: El Gobierno del PP sitúa los intereses de Repsol por encima de los canarios

laverdaddelanzarote.com  |  30 de mayo de 2014 (11:25 h.)
Alternativa Ciudadana 25 de mayo

 

Alternativa Ciudadana, considera que el anuncio de la vía libre del Ministerio de Medio Ambiente a los sondeos exploratorios de Repsol en aguas cercanas a Canarias representa un claro desprecio a la población canaria, que rechaza mayoritariamente esta actividad.

La formación asamblearia manifiesta su rechazo a la decisión del Ministerio de Medio Ambiente, que ha esperado a la celebración de las elecciones europeas, en las que el PP sufrió una importante pérdida de votos en las Islas, para autorizar estas polémicas prospecciones, una vez más dando la espalda a la opinión manifestada por las instituciones y la ciudadanía canaria.

Desde sus inicios, este proceso ha carecido de carácter democrático y de responsabilidad.  Tanto el gobierno central como el ministro Soria han dado un trato colonial a la ciudadanía canaria tomando decisiones sin escuchar las numerosas voces que se han alzado en contra de un modelo energético caduco. 

Desde Alternativa Ciudadana 25 de mayo consideramos que este trámite debe someterse nuevamente a información pública ya que este mismo miércoles el Cabildo de Fuerteventura denunciaba la aparición de más de 50 documentos de los que hasta ahora no se había tenido constancia. No se ha dado la oportunidad a la ciudadanía de conocer los riesgos que describe esta nueva documentación. Pedimos una vez más que se escuche las numerosas voces que alertan del riesgo de esta actividad extractiva y de unos sondeos que han sido cuestionados por prestigiosas organizaciones internacionales y científicos.

Alternativa Ciudadana cree que el Gobierno del PP está demostrando una vez más que sitúa los intereses de Repsol por encima de los de Canarias, con un desprecio absoluto por los riesgos que esta actividad puede generar para el medio ambiente, el turismo e incluso para el abastecimiento de agua potable sobre todo en Fuerteventura y Lanzarote.

Alternativa Ciudadana opina que si no se atiende de ninguna manera las peticiones contra las prospecciones petrolíferas de la mayoría de las instituciones canarias, de decenas de organizaciones políticas, ecologistas y sociales, si no se quiere escuchar la voz de la población que estaría directamente afectada por un eventual derrame, se demostrará una vez más que las multinacionales son las que controlan realmente los recursos naturales que nos pertenecen a todos”.

La organización asamblearia considera que se debe entender que los posibles recursos petrolíferos pueden dejarse en su lugar, siguiendo lo que otros países han hecho antes. Sin ir más lejos, en 2005 el gobierno de Costa Rica, probablemente la democracia más consolidada de América Central, renunció a explotar los recursos petroleros en su costa del Caribe, tras las importantes movilizaciones desarrolladas por la ciudadanía de Puerto Limón --el principal puerto del país-- y del conjunto de la región atlántica costarricense.

En el caso de Nigeria, nada menos que un Premio Nobel de Literatura, el prestigioso escritor africano Wole Soyinka, alzó y sigue alzando su voz crítica contra la devastación que causa la industria petrolera en el delta del Níger. “Pero es que, en 1995, el activista Ken Saro-Wiwa y otras ocho personas fueron ejecutadas por sus protestas contra la compañía Shell; tras la condena, muchos observadores afirmaron que la multinacional petrolera, que lleva medio siglo extrayendo petróleo y provocando gravísimos impactos sobre la población local, interfirió en el juicio que los condenó a muerte, es precisamente por este motivo que la organización internacional Amigos de la Tierra conmemora cada 10 de noviembre la muerte de Saro-Wiwa como un día de solidaridad con las víctimas de las actividades de la minería, el gas y el petróleo”.

Alternativa Ciudadana seguirá constante en la lucha de la defensa de nuestro medioambiente y anima a la ciudadanía a seguir alzando la voz para impedir que el gobierno español, guiado por los intereses económicos de una multinacional, nos conduzca hacia un futuro negro.