Es un foco de infección porque atrae a ratas y cucarachas

El Ayuntamiento de Tías pide responsabilidad a las personas que alimentan a animales en la calle

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  25 de junio de 2020 (12:33 h.)
palomas
palomas

gatos

El Ayuntamiento de Tías trabaja en la erradicación de los focos de suciedad como consecuencia del vertido de residuos orgánicos o inorgánicos de cualquier clase en la vía pública, que provocan un aumento de la población de algunos animales, como es el caso de cucarachas y ratas.

Desde el consistorio aseguran que los vecinos de las zonas afectadas emiten quejas prácticamente a diario. Por ahora, ya se ha procedido a la desratización y desinsectación de estas zonas.

La concejala de Sanidad, Laura Callero, destaca que "estos trabajos se han ejecutado por recomendación de la empresa que lleva el control de las plagas en el municipio”.

"Se da de comer pensando que se lo va a comer un gatito o una paloma, pero luego son los roedores y otros quienes se alimentan primero, y esto lleva a que haya un descontrol en la población de estos animales", insiste.

En ese sentido, la concejala de Limpieza Viaria, Carmen Gloria Rodríguez, apela a la responsabilidad ciudadana, ya que los restos de comida y excrementos de esos animales, además de generar molestias a terceros, deterioran el espacio y el mobiliario urbano, y agravan los problemas de limpieza. “Somos parte de la solución”, declara.

Desde el consistorio se está trabajando, por un lado, en la limpieza y tratamiento de aquellos espacios públicos en los que se produce acumulación de restos de comida y de suciedad y, por otro lado, en encontrar soluciones conjuntas ciudadanía-ayuntamiento para controlar las plagas y que no trascienda a ser un problema de salud pública.

El Ayuntamiento ha publicado un bando municipal en el que se recuerda que sólo las protectoras de animales están autorizadas para cuidar a los animales abandonados y, además, el consistorio dispone de un servicio de recogida y custodia de animales vagabundos o que han sido abandonados en los pueblos o vías públicas con la empresa D Kanes.   

El bando prohíbe “verter aguas residuales, abandonar animales muertos o efectuar vertidos de residuos orgánicos o inorgánicos de cualquier clase, utilizar la vía pública o los bienes instalados en el dominico público como mingitorio, evacuando aguas menores u otros productos líquidos o sólidos, y en general, abandonar cualesquiera objetos no constitutivos de residuos urbanos, que perturben la limpieza o causen molestias a las personas o al tránsito de vehículos.”

El incumplimiento de las normas citadas será objeto de una infracción tipificada como muy grave conforme al artículo 8.1 a) y serán sancionadas con multa de 1.500 euros hasta 3.000 euros, en los términos contemplados en la ordenanza municipal reguladora de las normas básicas de convivencia de interés local, de policía y buen gobierno.