05:56 h. Domingo, 17 de Diciembre de 2017

la verdad de lanzarote

La Policía Local ya ha advertido que el estado de deterioro de ese espacio público “pone en riesgo la integridad física de los usuarios”

El Cabildo de Lanzarote se ofrece a asumir la reparación del parque Islas Canarias 

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  21 de Noviembre de 2017 (20:16 h.)
Más acciones:

¿Parque Islas Canarias?
¿Parque Islas Canarias?

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, ha trasladado a los responsables públicos del Ayuntamiento de Arrecife, la voluntad de la primera Institución insular de asumir los costes de la reparación y reforma del parque Islas Canarias, cuyo estado de abandono “pone en riesgo la integridad física de los usuarios” según se desprende de un informe presentado por la Policía Local de Arrecife.

San Ginés ha manifestado que la Corporación que preside dispone de los fondos necesarios para costear la mejora del inmueble por el que la ciudadanía no debe seguir esperando. Así, el presidente de la institución ha manifestado que “los vecinos no entienden de competencias ni de recepciones de obras. La administración tiene la obligación de garantizar la seguridad de la zona o cerrar el parque porque, es evidente, que no es seguro”. Por ello, añadió San Ginés, “no podemos someter a la ciudadanía a que esta situación se eternice mientras prosperan los acuerdos que arbitren y depuren responsabilidades sobre el mantenimiento de este espacio público”.

El presidente ha indicado que conoce los esfuerzos que realiza la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Arrecife, liderada por Samuel Martín, para dar solución a un problema que se ha estancado en trámites burocráticos. Es por ello que, mientras se soluciona, plantea este ofrecimiento para que se pueda materializar con rapidez y así dotar de seguridad el inmueble.

No debemos olvidar que se trata de uno de los espacios más importantes de la capital de Lanzarote, su verdadero frente marítimo, peatonal desde hace más de medio siglo, pues se trata de dos parques varias veces más amplios que la carretera, hoy parcialmente cerrada al tráfico y que, en puridad, no forma parte del referido frente marítimo.