00:35 h. Miércoles, 22 de Mayo de 2019

El candidato de FVL al Cabildo se compromete a soterrar las vías “polémicas” que cruzan (y dividen) Mácher, Playa Honda y Argana

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  30 de Abril de 2019 (12:31 h.)
Más acciones:

FVL Cabildo Lanzarote XXI
FVL Cabildo Lanzarote XXI

El candidato al Cabildo por FUERZA VECINAL LANZAROTE (FVL), Pedro Jiménez Vega, denuncia que en 20 años (1997-2017), Canarias ha recibido unos 2.800 millones de euros en inversiones para carreteras. Sin embargo Lanzarote, pese a ser la tercera isla en movimiento económico y en número de habitantes, SE ENCUENTRA EN PENÚLTIMO LUGAR EN MATERIA DE INVERSIONES, con apenas 90 millones de euros. O sea, sólo el 3,23% del presupuesto total, “apenas superando a El Hierro”. Y ahora que se encuentra en fase de negociación para su renovación el III Programa de Inversión en Carreteras de Canarias, “a la isla tan sólo se le asignarían unas inversiones por valor de 158,56 millones de € sobre un total de 3.998,4 millones de €, lo que sería un porcentaje de un 3,9%, MUY ALEJADO DEL PORCENTAJE DEL 6,8% QUE LE CORRESPONDERÍA teniendo en cuenta el número de habitantes de esta isla”.

Por ello asegura que si llega a tener responsabilidad de gobierno,  propondrá la ejecución del Proyecto Lanzarote XXI, centrándose en “la eliminación de las carreteras que han dividido en dos mitades, pueblos y barrios de la isla”, para crear “zonas soterradas para los vehículos que circulen por vías rápidas y para vehículos de mayor tonelaje”.

Especial interés tienen para FVL los proyectos que contemplan el soterramiento de las polémicas y peligrosas vías que cruzan Playa Honda, Mácher, Tías, Circunvalación de Arrecife y Argana Alta; evitando con ello la “ocupación de más suelo para construir más carreteras”. Proyecto costoso pero enormemente respetuoso con el medio ambiente, en una isla considerada Reserva de la Biosfera.

Como ejemplo cita “el tremendo volumen de tráfico rodado que circula por Playa Honda, dividiendo dicha localidad en 2 sublocalidades”, sin apenas contacto entre la una y la otra; y con el peligro evidente que supone el desplazarse de un lado a otro fuera de los escasos y limitados accesos. Y el tramo de vía entre la rotonda de los Cuarteles y Argana Alta a través de la LZ-20, que “cuenta con algunos de los puntos más conflictivos de la red de carreteras de Lanzarote, ya que, a pesar del trazado rectilíneo de este tramo de vía, la confluencia con numerosas calles que dan acceso a la zona residencial de Argana Alta y a los espacios comerciales/industriales de este entorno, generan una trama compleja que combina numerosos cruces de vehículos y elementos de paso peatonal con escasas garantías de seguridad”.

Haciendo especial hincapié en la carretera LZ-2 a su paso por el pueblo de Mácher “por un tramo de más de 3 kilómetros de longitud, partiendo en 2 dicha localidad, suponiendo por ende un gran inconveniente para la convivencia y la seguridad: los peatones se tienen que desplazar a pie por lugares no habilitados para ello, ya que no hay marcas viales ni semáforos; ralentización del fluido tráfico por los numerosos cruces a nivel de la vía; las 2 únicas glorietas se encuentran en ambos extremos de los 3 kilómetros de travesía, con el inconveniente de que las marcas viales no permiten el adelantamiento ni el cruce de la línea divisoria central; las paradas de guaguas están en un solo lado de la vía, y sin lugares de paso para los usuarios que necesiten cruzar para acceder a las mismas; y un largo etcétera de inconvenientes para esta vía de paso dentro de una travesía”.

La solución pasaría por el soterramiento de la carretera actual. “Mucho mejor (y más económico) que la propuesta de construir una nueva carretera en la Vega de Mácher”, añade.

FVL Lanzarote XXI