Una Delegación de VUC presenta en Nueva York el Segundo Memorándum por la Descolonización de Canarias

laverdaddelanzarote.com  |  05 de noviembre de 2013 (10:21 h.)
Vanessa Santana en New York
Vanessa Santana en New York

Una delegación de VECINOS UNIDOS CANARIOS (VUC) se ha desplazado a Nueva York, para presentar un Segundo Memorándum  (el primero ya fue entregado el pasado 20 de junio), solicitando la inclusión del Archipiélago en la Lista de Territorios NO Autónomos "a descolonizar". La Secretaria de Asuntos Exteriores de la formación soberanista, Vanessa Santana,  entregó el Dossier en el Comité de Descolonización de la ONU.

Abajo pueden picar en los enlaces de los 2 Memorándum presentados hasta la fecha:

Memorándum 01https://www.dropbox.com/s/34kshqiv37y37cb/memorandum_01.pdf
Memorándum 02https://www.dropbox.com/s/qz0wzhmf2l517ib/memorandum_02.pdf

Tres miembros de la formación soberanista VECINOS UNIDOS CANARIOS se han desplazado a Nueva York (EEUU), y han presentado ante las Oficinas del Comité de Descolonización de la ONU, el Segundo Memorándum con los argumentos (Históricos, Culturales y Económicos) por los que el Archipiélago tiene DERECHO a ser Incluido en la Lista de Territorios NO Autónomos, como paso previo a su Descolonización. Recordemos que VUC ya presentó otro Memorándum (el 1º) el pasado 20 de junio; el mismo que una semana después fue entregado a los Presidentes del Congreso y el Senado españoles (como ya ha publicado la Prensa Internacional).

En esta ocasión, y ya con el bagaje de ser Miembro nº 12 de la OEAS (Organización de Estados Africanos Emergentes); y Miembro nº 30 de NWS (Naciones sin Estado); VECINOS UNIDOS CANARIOS ha optado por dar el "salto" al otro lado del Atlántico. Todas las gestiones diplomáticas han sido llevadas a cabo por Vanessa Santana, Secretaria de Asuntos Exteriores de VUC. Por supuesto, con el apoyo del Presidente Nacional, Andrés Santana; y el Presidente Insular de Lanzarote, Mamerto Pérez.

SEGUNDO MEMORÁNDUM:

"

VECINOS UNIDOS CANARIOS, con CIF G35749829, Inscrito por la Dirección General de Política Interior en el Registro de Partidos Políticos, en el Tomo V folio 59 del Libro de Inscripciones; y la Confederación Social y Autónoma Canaria COVEINCA; nos dirigimos al Presidente del Comité de Descolonización de la ONU, para PRESENTARLE el presente () Memorándum con los Fundamentos Históricos, Culturales y Económicos, por los que SOLICITAMOS que el Archipiélago Canario sea Incluido en la Lista de Territorios No Autónomos a ser Descolonizados.

  • DOCUMENTOS ADJUNTOS:
  1. VECINOS UNIDOS CANARIOS es el Miembro nº 12 de la ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AFRICANOS EMERGENTES (OEAS), en representación del Archipiélago Canario, en decisión tomada por unanimidad en su sede de Washington (EEUU).
  2. VECINOS UNIDOS CANARIOS es el Miembro nº 30 de la Organización Internacional NACIONES SIN ESTADO (NSW), tras acuerdo unánime adoptado en su sede en Sussex (Gran Bretaña).
  3. El pasado 20 de junio de 2013, VECINOS UNIDOS CANARIOS entregó (por Correo) el 1º Memorándum, ante el Presidente del Comité de Descolonización de la ONU, D. Diego Morejón Pazmiño, exponiéndole los motivos (históricos, culturales y económicos) por los que el Archipiélago Canario debe ser incluido en la Lista de Territorios NO Autónomos a ser Descolonizados.
  4. El mismo Dossier fue presentado el pasado 26 de junio ante el Presidente del Senado español, D. Pío García-Escudero. Y su respuesta el pasado 9 de julio (Escrito 0007430), fue que el Documento fue “trasladado a los portavoces de los Grupos Parlamentarios”.
  5. El 26 de junio se entregó la misma documentación al Presidente del Congreso de los Diputados, D. Jesús Posada Moreno. Lo mismo se hizo el 8 de julio en el Parlamento canario, recibiendo como respuesta el pasado 19 de julio (Escrito RE Nº 6662), que “el Dossier fue remitido a la Comisión de estatutos de los Diputados y de Peticiones”, así como a los Grupos Parlamentarios.

 

  • FUNDAMENTOS DE DERECHO
  1. Los sucesivos gobiernos de España han venido incumpliendo sistemáticamente la Resolución 1514 de la ONU de 1960, que dio luz a la Carta Magna de la Descolonización. Haciendo hincapié en los apartados que rezan “los pueblos pueden, para sus propios fines, disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales”; y “en los territorios en fidecomiso Y NO AUTÓNOMOS y en todos los demás territorios que no han logrado aún su independencia deberán tomarse independientemente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios”… Prueba del caso omiso hecho a esta Resolución, es un dictamen posterior reflejado en el Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas, que refleja que “han surgido diferencias de opinión entre Estados Miembros acerca de la condición de ciertos territorios administrados por España y Portugal, y llamados por estos 2 estados como provincias de ultramar”.
  2. También se ha incumplido reiteradamente por parte de los gobiernos españoles de turno, el Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas, en lo referente a que “los miembros de las Naciones Unidas que tengan o asuman la responsabilidad de administrar territorios cuyos pueblos no hayan alcanzado todavía la plenitud del gobierno propio, reconocen el principio de que los intereses de esos territorios están por encima de todo”; sin obviar el inciso e de la citada Carta, referente a las condiciones económicas y sociales de dichos territorios. Al respecto, consideramos que Canarias no ha alcanzado todavía la plenitud del gobierno propio, porque el mal llamado “gobierno autónomo” no tiene prácticamente ninguna “autonomía” sobre las riquezas de su territorio. Ya ahondaremos más adelante a este respecto.
  3. Tampoco han puesto interés alguno los diferentes gobiernos de España, en la Resolución 1541 de la ONU, sobre todo en lo referente a su Principio IV: “Existe a primera vista la obligación de transmitir información respecto de un territorio que está separado geográficamente del país que lo administra y es distinto de éste en sus aspectos étnicos y culturales”. Téngase en cuenta que las Islas Canarias están a 1.400 kilómetros de España (y tan sólo a 95 kilómetros del continente africano). Sin olvidar que el Archipiélago tiene una gran riqueza cultural heredada de nuestros antepasados Amazigh, que las habitaron durante 2.000 años hasta que los mercenarios castellanos iniciaron su Conquista (que duró 94 años).
  4. Lo mismo podemos decir del Artículo 49 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, donde se recoge el concepto de Estado Archipielágico: “su soberanía se extiende a las aguas encerradas por las líneas de base archipielágicas y al espacio aéreo que se extiende sobre ellas, a su lecho y subsuelo y a sus recursos”. Sin embargo, los sucesivos gobiernos de España han negado cualquier competencia a la mal llamada “autonomía” canaria, convirtiéndola en un simple Archipiélago de Estado, sin control alguno sobre sus aguas y recursos.
  5. El llamado Gobierno “autónomo” no es el “pleno gobierno propio” que exige el Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas: NO controla sus aguas; NO controla su espacio aéreo; NO controla sus recursos marinos y terrestres; NO controla sus puertos y aeropuertos; NO controla su Hacienda ni su Seguridad Social; NO controla su sector turístico; NO controla su Zona Económica Exclusiva…Y por tanto, NO controla el que debería ser SU petróleo.

 

  • La presunta “autonomía” canaria

Como ya expusimos en el 1º Memorándum, el Archipiélago Canario fue conquistado por los ejércitos del Reino de Castilla (hoy España), tras 94 años de sangrienta lucha, en los que buena parte de la población fue masacrada o vendida como esclava. El resto se tuvo que adaptar a las “reglas” de los nuevos amos, produciéndose con ello un efecto de “aculturización” que aún perdura en nuestros días.

Fue allá por 1496 cuando los invasores castellanos (españoles) pusieron su nueva Colonia Canaria bajo el control de la Chancillería de Granada. Hasta que en 1526, el Emperador Carlos y la Reina Juana expidieron una Real Cédula por la que creaban en las Islas un Tribunal de Apelación con residencia en Gran Canaria, que con el tiempo llegaría a ejercer una auténtica función de gobierno en el Archipiélago. Y en 1589 sería nombrado el primer Capitán General de las Islas.

El control sobre la Colonia Canaria se consolidaría en 1625, cuando el Conde-Duque de Olivares envió al Marqués de Valparaíso con el rango de Comandante General. Hasta que en el siglo XIX, vista la lejanía (a 1.400 kilómetros de la metrópoli), aparecieron normas que otorgaban un “régimen diferencial” para Canarias: el real Decreto de Puertos Francos de 1852; y la Ley de Puertos Francos de 1900, que provocaron la disminución de aranceles y la entrada y salida de mercancías a bajo precio.

Durante la 2ª República Española, se revivió la Constitución Federal de 1873, que planeaba convertir a Canarias en un “estado federal dentro de la Nación Española”; pero la Guerra Civil convirtió a la Colonia Canaria en un importante Campamento Militar de la Dictadura franquista.

Durante la llamada Transición, y con el aumento del Nacionalismo Soberanista, los nuevos gobernantes españoles accedieron a crear una especie de “autonomía”, en la que el mal llamado “gobierno canario” no tenía (y no tiene) ninguna competencia sobre su territorio ni sus recursos. Limitándose a ser mera pantalla de los designios de Madrid.

  • El saqueo de los recursos de Canarias

 

  1. La llamada HACIENDA ESPAÑOLA, recauda todos los años en la Colonia Canaria, una cantidad que oscila “entre 4.000 y 5.000 millones de euros”, dinero éste que según el Gobierno de España, va destinado a “las comunidades menos favorecidas del Estado”. Por el contrario, en los pasados Presupuestos Generales del Estado español, el Archipiélago pasó a “perder” un 5,98% de lo que  le correspondía,  recibiendo sólo 269,54 millones de euros. Y por si fuera poco, en el Sistema de Financiación de la Metrópoli española, la media que reciben sus comunidades autónomas, es siempre superior a las cantidades destinadas a Canarias.

Es decir, que Canarias se ve privada de tan importante cantidad (la que recauda la Hacienda española), y por tanto obligada a “mendigar” cada año de los llamados Presupuestos Generales del Estado español, creándose con ello el mito de la “dependencia económica” de Canarias hacia España. Como ejemplo está el hecho de que el gobierno presuntamente “autónomo”, tuviese que solicitar un “rescate” de 756,8 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica.

Curiosamente, dos Comunidades Autónomas del Estado español (los Territorios Históricos del País Vasco; y la Comunidad Foral de Navarra), tienen “potestad para mantener, establecer y regular sus regímenes tributarios”. Es decir, que la exacción, gestión, liquidación, recaudación e inspección de la mayoría de los impuestos estatales, corresponde a cada uno de los impuestos de los 3 Territorios del País Vasco y a la Comunidad Foral de Navarra. Y la recaudación de estos impuestos queda en los citados territorios, contribuyendo luego a la financiación del Estado español con unas cantidades denominadas “cupos” o “aportaciones”… Mientras que de la Colonia Canaria se saca todo el dinero recaudado, devolviendo luego “algunas migajas”, y obligándonos a solicitar “un rescate”. Y así siempre prevalece el mito de que “Canarias siempre depende de España”.

 

  1. El pasado año, la Colonia Canaria aportó a la CAJA ÚNICA DE LA SEGURIDAD SOCIAL ESPAÑOLA, la importante cantidad de 3.525 millones de euros. Este dato nos convertía en “una de las 3 comunidades con superávit” dentro del llamado Estado español. Pues de esa cantidad, la Metrópoli se quedó con 465 millones de euros, que según su Ministerio de Economía han ido a parar a “otras comunidades españolas necesitadas”.

El mismo Ministerio de Economía español ha reconocido públicamente, que “en los últimos 15 años”, la Colonia Canaria “ha generado un superávit en la Seguridad Social española, de entre 600 y 2.000 millones de euros anuales”. Cantidades éstas que han ido destinadas “para tapar el agujero de otras comunidades autónomas españolas (siempre según el citado Ministerio metropolitano), mientras que en nuestro Archipiélago se viven verdaderas miserias.

A todo este saqueo por parte de la Metrópoli española, hay que sumar que todos los años, el 5% del Producto Interior Bruto (PIB) Canario se transfiere como “impuesto de sociedades” a Delegaciones de Hacienda fuera del Archipiélago Canario; a lo que hay que sumar la fiscalidad, y rentas empresariales y laborales por nuestras importaciones…

 

  1. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) español, el Producto Interior Bruto (PIB) de Canarias se aproxima a los 40.000 millones de euros. Es decir, 19. 568 euros anuales por cada habitante del Archipiélago. Sin embargo, la Hacienda española se lleva en torno a los 6.000 millones de euros anuales de Canarias (10-14% de nuestro PIB).

Peor aún, con la importante cantidad de dinero que aún nos podría quedar, ¿cómo es posible que el 50% de la población de la Colonia Canaria, esté en LA POBREZA?... Según datos que ha hecho públicos la Secretaria General de Cáritas Diocesana Canarias, Fátima Díaz, “desde el año 2010 la tasa de riesgo de pobreza ha ido aumentando al 21%” a lo que hay que sumar “las personas que están en el umbral de la pobreza o por debajo de él, que son casi un 30%”. A lo que hay que sumar los datos de UNICEF, referentes a que “cerca de un 40% de los niños canarios están en SITUACIÓN DE RIESGO”.

Por supuesto, sin todo ese dinero que se lleva la Metrópoli española de la Colonia Canaria, en el último trimestre ha aumentado el paro en 22.000 personas más (mientras en España baja). Es decir, que según los Datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en Canarias hay 393.400 desempleados; o sea, el 33,69% de la población activa canaria.

 

  1. Según los Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del Gobierno de España, en la Colonia Canaria hay 1.363.934 complejos alojativos turísticos (un 17% del Estado español): un 56% corresponde a establecimientos de 4 estrellas; un 28% de 3 estrellas, y un 10% de 5 estrellas.  Por su parte, la Consejería de Turismo del presunto gobierno “autónomo” presume de que estos complejos generan “un 27,2 del PIB” y que en 2008 llegaron a crear “el 32,9% del total de empleo”.

Lo que no dicen las citadas fuentes, es que la mayor parte de los complejos hoteleros y extrahoteleros existentes en las islas, son propiedad de sociedades extranjeras, por lo que todos los beneficios se los llevan a sus países de origen; de la misma forma, estas macro-compañías internacionales pagan la mayor parte de sus impuestos fuera de Canarias; por si fuera poco, la mayoría de los trabajadores son foráneos (muchos contratados en sus lugares de origen), acentuando con ello la marginación laboral (y por tanto económica) en la clase trabajadora canaria. A todo ello hay que añadir la depredación causada por los touroperadores (los turistas pagan en torno a un 15% en concepto del llamado Todo Incluido, en sus países de origen), dejando con las migajas al resto de los establecimientos del Sector Servicios.

 

  1. Según reconoce el Ministerio de Fomento del Gobierno de España, los Aeropuertos que explota la empresa metropolitana AENA en la Colonia Canaria, les dan importantes beneficios: Tenerife Sur le aporta en 2012 24,98 millones de euros en beneficios; Gando (Gran Canaria), generó el pasado año 22,93 millones de euros en ganancias; Guasimeta (Lanzarote), 8,67 millones de euros; y el de Fuerteventura, 1,21 millones de euros… Pero ni un solo euro queda en Canarias, y las inversiones son ínfimas.

El espacio aéreo de la Colonia Canaria es controlado por las empresas de la Metrópoli española, que ya está avisando de que va a privatizar los Aeropuertos. Sin olvidar, que durante 2012, 32.847.813 pasajeros pasaron por los Aeropuertos canarios. Y ningún beneficio para el Pueblo Canario, ni para el presunto gobierno “autónomo”… Por el contrario, el Gobierno metropolitano español eliminó de golpe todas las ayudas en tasas Aéreas.

 

  1. Como ejemplo de la superpoblación descontrolada en el Archipiélago Canario (y la marginación laboral a que son sometidos los isleños), están los datos aportados por la propia Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del llamado gobierno autonómico: “desde 2007 Canarias ha incrementado en casi 100.000 el número de personas que quieren acceder al mercado laboral, de las que el 46% son extranjeros (sobre todo comunitarios), cuando en España el porcentaje sería del 29%”.

En cuanto al 54% restante, un importante número está representado por colonos españoles (ellos se denominan “peninsulares”), muchos de los cuales son contratados (no es culpa de ellos) con clara tendencia marginal hacia los trabajadores canarios. Tenemos numerosos casos de empresas que contratan por Internet, a trabajadores “no canarios” para trabajar “en Canarias”.

La situación que vive Canarias en la última década, recuerda a la “superpoblación forzada del Sahara por parte del Reino de Marruecos, para dejar en minoría a sus legítimos habitantes”: en la Colonia Canaria, los nativos de algunas islas se han convertido en minoría frente a esta superpoblación foránea forzada. Quizá por ello el Consejo Económico y Social Europeo (CEES) ha respaldado recientemente la propuesta de “primar la contratación de residentes canarios”. Aunque este problema no es cuestión de “residentes” sino de “nativos canarios”.

  1. El 10 de diciembre de 1982, en Mondego Bay, durante la 182ª sesión plenaria de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, vio la luz la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (aunque entró en vigor el 16 de noviembre de 1994). Este evento, aparte de definir las diferentes zonas marítimas de los estados ribereños (Mar Territorial, Zona Contigua, Zona Económica Exclusiva, Plataforma Continental), creó un concepto nuevo: el Estado Archipielágico. Término éste que se podría aplicar con total legitimidad en la Colonia Canaria.

Al Oeste del Archipiélago Canario, desde la Expedición Challenger (promovida por la Royal Society de Londres de 1872 a 1876) hasta las exploraciones llevadas a cabo por el Instituto Geológico y Minero Español (IGME), han demostrado la existencia “de grandes bolsas de nódulos polimetálicos, con grandes contenidos de manganeso, hierro, cobalto, cobre, níquel y  titanio, de los cuales extraer recursos para la minería”. No sólo eso, sino que también se han detectado “bolsas de gas e hidrocarburos”, importantes para afianzar la economía de Canarias. Más aún, al Este de Canarias ya han comenzado a hincar el diente en las formaciones de diapiros, que podrían contener enormes bolsas petrolíferas… Y de todo eso, la Colonia Canaria no verá nada.

La cosa cambiaría si la Colonia Canaria recuperase su Independencia (perdida tras ser invadida por el Reino de España, y conquistada tras 94 años de cruenta lucha). El Archipiélago podría ser un Estado Archipielágico, y aplicar el Artículo 49 de la Convención, que reza: “la soberanía del Estado Archipielágico se extiende a las aguas encerradas por las líneas de base archipielágicas y al espacio aéreo que se extiende sobre ellas, a su lecho y subsuelo y a sus recursos”.

La triste realidad es que la Colonia Canaria no tiene derecho, ni siquiera a las 12 millas de Mar Territorial. Todo ello está controlado por el Gobierno español.

 

  1. Las pretendidas prospecciones de petróleo autorizadas por el Gobierno Metropolitano español en Aguas Canarias (nuestras aguas), ha sido el último atentado contra la integridad de la Colonia Canaria. En primer lugar, porque todo el crudo que van a extraer, pertenece al futuro Estado Canario, ateniéndonos al Capítulo XI (Artículo 73) de la Carta de las Naciones Unidas, y más recientemente a la Resolución 65/119 del 10 de diciembre de 2010. Sería un saqueo más de las riquezas del Archipiélago, para sólo y exclusivo beneficio de la potencia colonizadora (o sea, España) y sus socios mercantilistas.

Todo ello agravado por el hecho de que el Estudio de Impacto Ambiental está plagado de omisiones, indefiniciones, aspectos a desarrollar o preliminares que impiden conocer todos los riesgos; y los pozos petrolíferos proyectados son el fruto de unos permisos adoptados sin información ni participación pública (Real Decreto 1462/2001 y Real Decreto 547/2012), contraviniendo el Convenio de Aarhus de 1998…

Sin olvidar que las Islas más cercanas a las futuras prospecciones, Lanzarote y Fuerteventura, dependen de la desalinización de agua marina. Es decir, que la contaminación costera por hidrocarburos provocaría efectos catastróficos sobre el aprovisionamiento de agua potable en las islas. Sin olvidar el daño a los ecosistemas marinos y costeros, y a la pesca que nos proporciona alimento. ¡Pero eso ocurriría en la Colonia!

 

  1. Los sectores primarios de la Colonia Canaria, de los que hemos vivido desde hace siglos, fueron condenados a muerte por los acuerdos de España (y no Canarias) con la Unión Europea: el Banco Pesquero Canario-Sahariano, que mantuvo a miles de familias en el Archipiélago (pesca y conservas) dejó de ser una opción tras ordenar el Gobierno español “la destrucción de las flotas sardinal y artesanal”; la agricultura tradicional canaria fue desapareciendo paulatinamente, tras ser subvencionados otros países de la UE; la ganadería (también tradicional) y la industria las han convertido en meros sectores testimoniales… Y ahora nos vemos obligados a depender de productos foráneos: compramos pescado congelado de fuera, porque nos prohíben pescar en nuestras aguas; compramos productos agrícolas foráneos (lentejas, papas, cebollas, tomates, lo que llevamos siglos plantando), porque han encarecido el poder trabajar nuestras tierras, y eso acaba redundando en los precios del mercado; lo mismo ocurre en los productos derivados de la ganadería… Y así, nos obligan a depender en un 90% de los productos venidos del exterior; los mismos productos que siempre hemos trabajado, e incluso exportado. Es lo que llamamos LA DEPENDENCIA COLONIAL CANARIA.

 

  1. Para evitar que se cumpla la Resolución 1514 de la ONU de 1960 (que dio luz a la Carta Magna de la Descolonización); así como el Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas; el 16 de agosto de 1982 fue aprobado por el Gobierno de España el llamado “Estatuto de Autonomía de Canarias” (mediante la Ley Orgánica 10/1982). El mismo día fue aprobada la LOTRACA (Ley Orgánica de Transferencias Complementarias a Canarias). Un intento burdo de impedir que el Archipiélago fuese Descolonizado.

Recordemos. La resolución 1514 de la ONU deja bien claro que “en los territorios en fidecomiso y NO AUTÓNOMOS y en todos los territorios que no han logrado aún su independencia deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios”. Y el Artículo 73 de la Carta de Naciones Unidas afirma que “los miembros de las Naciones Unidad que tengan o asuman la responsabilidad de administrar territorios cuyos pueblos no hayan alcanzado todavía la PLENITUD DEL GOBIERNO PROPIO, reconocen el principio de que los intereses de esos territorios están por encima de todo”.

Trasladando dichas Directrices a Canarias, está claro que somos un TERRITORIO NO AUTÓNOMO, y no hemos alcanzado la PLENITUD DEL GOBIERNO PROPIO. ¿Por qué? Es evidente: La llamada “autonomía” canaria, NO controla su Hacienda; NO controla su Seguridad Social; NO controla su sector turístico; NO controla sus riquezas naturales; NO controla su espacio aéreo; NO controla sus Aeropuertos; NO controla sus puertos; NO controla sus aguas interiores ni su Mar Territorial; NO controla sus sectores primarios; NO controla sus fronteras; NO controla su población flotante; NO controla sus sectores económicos; NO controla ni siquiera su Sistema Electoral…

Canarias sigue siendo una Colonia, bajo la fachada de una presunta “autonomía”. Peor aún, en el argot comunitario se la denomina Región Ultra Periférica (RUP), un recurso eufemístico por el que las potencias europeas integran formalmente a los restos de sus colonias en el aparato político-económico de la UE.

 

  • El nefasto Sistema Electoral, otra forma de colonizaje

Para agravar aún más la situación de la Colonia Canaria, desde la Metrópoli se está ejerciendo un Sistema Electoral, caciquil y continuista, que no llega a los mínimos de calidad exigidos en las Democracias Occidentales. A continuación pasamos a resumir las ilegalidades:

  1. Magnitud Media; es el promedio de diputados por circunscripción (número de diputados/por número de circunscripciones). Se estima que para que un sistema sea aceptable, la magnitud media ha de ser al menos de 10. Y cuanto menor sea la magnitud media, peor representatividad y proporcionalidad tendrá el sistema. Pues en Canarias se elige una media de 8,5 diputados por circunscripción, mientras que la media de España es de 16 diputados por circunscripción (o sea, el doble).

Se estima que una democracia debe tener una magnitud media de “como mínimo”, 10, para que se considere aceptable. Canarias, no sólo tiene la magnitud media MÁS BAJA, sino que ni siquiera llega a los 10 que se considera como mínimo aceptable en las democracias occidentales. Es decir, que el número de diputados electos en Canarias es insuficiente para garantizar una correcta representación…

  1. Umbral efectivo; se define como el tanto por ciento (%) mínimo de votos que debe adquirir una fuerza para obtener un diputado. La media en España es del 3,9%, mientras que en Canarias es necesario adquirir el 8,2% de los votos para obtener representación.

Como ejemplo, en Madrid se saca 1 diputado con el 0,68% de los votos;  en Cataluña con el 2,17%; en Euskadi con el 2,92%... Y en la Colonia Canaria con el 8,20 %.

  1. Barrera Electoral; la regional varía entre el 3 y el 5% de los votos según cada Comunidad Autónoma. Es decir, para que una fuerza política tenga representación en Andalucía o Cataluña, debe superar el 3% de los votos. Pero en la Colonia Canaria debe ser el 6% (o sea, el doble). Es decir, para que una fuerza tenga representación en Canarias, debe superar el 6% regional.

Peor aún, cada fuerza debe superar la barrera del 30% de los votos a nivel insular. Esta doble barrera hace que formaciones con 1.500 votos obtengan 1 diputado, mientras que otras con 45.000 no obtengan ninguno al no haber alcanzado el 30% insular… Y otras formaciones con 45.000 votos no obtienen representación porque no alcanzan el 6% regional, yendo el diputado a formaciones que sacaron sólo 20.000 votos.

 

Como decimos, un Sistema Electoral antidemocrático en grado sumo, que favorece claramente a los partidos españolistas instalados por la metrópoli.

 

Frente a esta situación política, y amparados en las Resoluciones de la ONU que declaran al colonialismo como un Crimen contra la Humanidad, VECINOS UNIDOS CANARIOS SOLICITA nuevamente a este Comité:

  • Que el Archipiélago Canario sea incluido en la Lista de Territorios NO Autónomos a ser Descolonizados.
Más acciones: