09:22 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

la verdad de lanzarote

D+I

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  21 de Octubre de 2017 (06:15 h.)
Más acciones:

D+I canarias
D+I canarias

Características del colonialismo. El colonialismo consiste en el abuse por un Estado, denominado metrópoli, de otro, denominado colonia, mediante el sometimiento militar, el expolio económico y la esterilización cultural. Por lo tanto la principal característica de las colonias es que han sido sometidas por la fuerza de las armas, de tal manera que es incompatible una situación colonial con un sistema democrático, pues en las colonias ni existe autonomía, ni autodeterminación, ni soberanía de ningún tipo. El colonialismo no se basa en un proceso de autodeterminación ejercido mediante un referéndum en el cual se le pregunta a los pueblos si quieren ser colonizados ¡Jamás ha ocurrido esto! Y esto hay que tenerlo bien claro, sobre todo en las colonias, pero también cualquier anticolonialista aunque pertenezca a un régimen colonial porque implica que, de igual forma que no se realizó un referéndum de autodeterminación para conocer la opinión de los pueblos si querían ser sometidos por la bestia colonial tampoco procede realizar un referéndum de esas características para proceder a la descolonización y menos aún en los casos crónicos de colonialismo, después de haber embrutecido, envilecido e ignorantado a las víctimas de la lacra del colonialismo en definición de las Naciones Unidas.

Idiosincracia del colonizado. Nadie ha caracterizado mejor a los pueblos colonizados que el psiquiatra y revolucionario anticolonialista Frantz Fanon, de cuyo libro, de imprescindible lectura, “Los condenados de la Tierra” incluimos el siguiente extracto: “El mundo colonial es un mundo maniqueo. No le basta al colono limitar físicamente, es decir, con ayuda de su policía y de sus gendarmes, el espacio del colonizado. Como para ilustrar el carácter totalitario de la explotación colonial, el colono hace del colonizado una especie de quintaesencia del mal. La sociedad colonizada no sólo se define como una sociedad sin valores. No le basta al colono afirmar que los valores han abandonado o, mejor aún, no han habitado jamás el mundo colonizado. El indígena es declarado impermeable a la ética; ausencia de valores, pero también negación de los valores. Es, nos atrevemos a decirlo, el enemigo de los valores. En este sentido, es el mal absoluto. Elemento corrosivo, destructor de todo lo que está cerca, elemento deformador, capaz de desfigurar todo lo que se refiere a la estética o la moral, depositario de fuerzas maléficas, instrumento inconsciente e irrecuperable de fuerzas ciegas” (Fanon, F. Los condenados de la Tierra. Fondo de Cultura Económica, México). El sometimiento colonial produce, por lo tanto, psicopatología mental en los pueblos oprimidos por el yugo colonial, motivo por el que la situación de la salud mental en Canarias es muy grave, superando la ansiedad y la depresión la media mundial, lo que en varias ocasiones ha sido puesto en conocimiento del la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario sin haber obtenido respuesta alguna hasta el momento.

Canarias, una posesión colonial española en África. El colonialismo español realizó su primer asentamiento en Canarias en el año 1402, concretamente en el Rubicón, Titerroygakat (Lanzarote) iniciándose una confrontación armada que no finaliza hasta 1495, casi un siglo después, con la claudicación de Chinet (Tenerife), pues se enfrentó a un pueblo que opuso una feroz resistencia ante los invasores aunque estos portaban armas de fuego y una infinidad de enfermedades que transmitieron a nuestros antepasados en las que hicieron estragos ante a ausencia de inmunización ante las nuevas enfermedades, invasión en la que, hasta donde llega nuestro mejor conocimiento, los colonizadores, sin escrúpulos y portadores no solamente de enfermedades sino de depravadas costumbres, llegaron a envenenar las fuentes de suministro de agua con vísceras contaminadas procedentes de animales. Hasta la actualidad no ha habido ningún proceso de descolonización, por lo tanto, las Canarias siguen siendo una colonia, una posesión española en el Noroeste de África.

Resolución 1514(XV). Como se apuntó en el primer párrafo ningún régimen colonial ocupa un país mediante un referéndum de autodeterminación, por lo tanto tampoco procede la descolonización mediante este procedimiento, lo que vino a clarificar la Resolución 1514(XV) de las Naciones Unidas de 14 de Diciembre de 1960 sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos colonizados, como es el caso de las Islas Canarias. Cuando la Cuarta Comisión presentó el 8 de noviembre de 1960 el estudio de los principios que deben guiar a los Estados miembros para determinar si existe o no la obligación de transmitir la información prevista en el artículo 73e de la Carta de las Naciones Unidas, los territorios no autónomos bajo la administración de España que se incluyeron en ese momento fueron Ifni, Sáhara Occidental, Fernando Póo y Rio Muni, excluyendo de la lista las Islas Canarias (documento A_C.4_L.649-S)*. La delegación de Ucrania enmendó inmediatamente dicho documento y en su primera enmienda propuso la siguiente modificación: "En el párrafo 4 del preámbulo, suprímanse las palabras ‘con satisfacción’ y añádase al final del párrafo lo siguiente: “en relación con los siguientes Territorios No Autónomos: Ifni, Sáhara Occidental, Fernando Póo, Río Muni, Islas Canarias "(documento A/C.4/L.651). No tiene desperdicio recordar los tejemanejes de una patética delegación española que, como auténticas plañideras, imploraba ante las propias Naciones Unidas mantener a Canarias como una posesión española en África disfrazada con el eufemismo, por decirlo de forma suave, de “provincia de ultramar”. 

Una injusticia pendiente de reparar. Sin haber sido sometido a votación Canarias quedó excluida, hasta la actualidad, de los territorios no autónomos pendientes de descolonizar, motivo por el que no figura en dicha lista de territorios de las Naciones Unidas, probablemente el error más grande cometido por dicho organismo internacional, que ha dado lugar a que seamos, lamentablemente, la colonia más antigua. El que no figure Canarias en dicha lista no significa que no seamos una colonia, sino que se ha cometido una tremenda injusticia y lo que procede no es renunciar al legítimo derecho que nos asiste a la descolonización e independencia sino exigir a las Naciones Unidas que repara tamaño agravio aplicando la Resolución citada. Este 22 de Octubre de 2017 conmemoramos el 53 aniversario de la creación de la bandera que precisamente simboliza la reivindicación de nuestros pisoteados derechos libertarios, motivo por el que llamamos a todo el pueblo canario y en particular a todos los anticolonialistas así como a todos los demócratas en general a manifestarse públicamente pisando las calles nuevamente, mediante escritos y alocuciones, manifestaciones sociales, culturales, deportivas, etc., en la defensa de nuestro derecho a la DESCOLONIZACIÓN e INDEPENDENCIA (D+I).

*Queremos expresar públicamente nuestro más sincero agradecimiento al personal de las Naciones Unidas es su sede de Nueva York por la informatización de toda esta importantísima documentación a instancias del Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario.

 

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario