05:33 h. martes, 25 de enero de 2022

Dimite la Directora del Plan General de Puerto del Rosario

laverdaddelanzarote.com  |  13 de mayo de 2013 (14:01 h.)

La Directora del Plan General y Secretaria del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, ha presentado su dimisión a la Concejala de Urbanismo, después de que el Alcalde pidiera su cese para poner al frente a una técnico de la Consejería de Ordenación del Territorio del Gobierno de Canarias. Ante esta situación, el Partido Popular de Fuerteventura denuncia la "falta de transparencia" del citado Plan.

El Partido Popular de Puerto del Rosario denuncia el “oscurantismo y falta de transparencia” en la tramitación del Plan General de Puerto del Rosario cuyas alegaciones aún no han sido resueltas mientras se producen “cambios sustantivos” en el equipo redactor.

 

Así, la Directora del Plan General y Secretaria del consistorio, ha presentado su dimisión a la Concejala de Urbanismo después de que el Alcalde pidiera su cese para poner al frente a una técnico de la Consejería de Ordenación del Territorio del Gobierno de Canarias.

 

“Que el documento esté intervenido por la propia consejería demuestra que el Partido Popular y los cientos de vecinos que presentaron alegaciones tenían razón: este documento no es el que necesita Puerto del Rosario”.

 

“Coalición Canaria está perdida en el Ayuntamiento y ya no sabe qué dirección tomar para sacar adelante este documento”, denuncia el portavoz de los populares en el consistorio capitalino, Carlos Figueroa.

 

Los ediles populares han presentado en el consistorio una moción en la que exigen la dimisión de la concejala de Urbanismo, a la que “el equipo de gobierno premia con un plus de 680 euros mensuales por dirigir este departamento”.

 

“Además de un sueldo superior a los 2.000 euros, esta concejala cobra este plus por tramitar un documento que ahora comanda la Consejería”.

 

En la iniciativa, los ediles del Partido Popular exigen que se resuelvan las más de 300 alegaciones presentadas por los vecinos afectados por la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Puerto del Rosario.

 

Cabe recordar que dicho documento, aprobado el 13 de diciembre, dejaba fuera de ordenación a centenares de viviendas de vecinos del municipio.

 

“Exigimos participar en la elaboración del Plan General de Ordenación Urbana de Puerto del Rosario y también que se nos informe puntualmente de todas aquellas acciones que se acometen para la ordenación del municipio”.

 

“¿Por qué han venido los técnicos de la Consejería si supuestamente la Revisión ya se mandó a la COTMAC? Coalición Canaria debe dar explicaciones”, reclama Carlos Figueroa.

 

Durante los encuentros que los populares organizaron por los pueblos, los vecinos aseguraron que desconocían el procedimiento actual. “Algo que ocurre porque el Ayuntamiento de Puerto del Rosario esconde el Plan General de Ordenación”.

 

“La masiva movilización de los ciudadanos demostró que este Plan de Ordenación del municipio no responde a las necesidades que tienen los pueblos de Puerto del Rosario”.

 

Los vecinos tampoco logran entender qué criterios se han aplicado a la hora de delimitar el asentamiento a pesar de que en el año 2009, el equipo de gobierno visitó los pueblos de Puerto del Rosario para instar fueran los propios vecinos los que señalaran por dónde querían que crecieran sus pueblos.

 

El consistorio, además, se comprometió con los vecinos a informar sobre el Plan General de Puerto del Rosario toda vez que los asentamientos rurales estuvieran definidos.

 

“El Informe de Sostenibilidad Ambiental, que es vinculante, se aprobó dejando fuera de ordenación a muchas viviendas que pierden su valor por no estar recogidas dentro del asentamiento”.

 

Que una vivienda quede fuera de ordenación, supone que el propietario no pueda, como regla general, hacer ampliaciones de sus viviendas sino sólo obras que tienen que ver con la higiene o la mera conservación de sus elementos.

 

Además, elimina la posibilidad de ser dadas en garantía a entidades bancarias como avales para solicitar préstamos o créditos hipotecarios por "no representar un valor suficientemente estable y duradero", con la pérdida de solvencia que ello acarrea para la familias.