08:50 h. Miércoles, 26 de Junio de 2019

EL RETO DE ASTRID 

LORENZO LEMAUR

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  11 de Junio de 2019 (13:10 h.)
Más acciones:

ASTRID PEREZ
ASTRID PEREZ

No ha faltado quien me ha dicho que a Astrid le iba a asustar el reto de sacar a Arrecife del caos al que lo ha llevado la alcaldía de Eva de Anta y el menguado e ineficaz gobierno del PSOE, primero en coalición con CC y desde diciembre de 2017 en solitario. 

Los atrevidos que se metían a analistas políticos, intoxicados por los votantes de CC que ya se veían con la alcaldía de Arrecife, especulaban con que Astrid eludiría la muy compleja responsabilidad de asumir la alcaldía de Arrecife y se iría gustosa al cargo, por ejemplo, de consejera de Turismo del Gobierno de Canarias. 

Con la política ocurre como con el fútbol, que todo el mundo entiende. 

Claramente, tales cábalas eran fruto de la ignorancia, de la intoxicación del aparato de propaganda de CC o de fílias y fobias personales. Quienes conocen a Astrid saben, rotundamente, que la única ambición de la líder del PP en Lanzarote es ser alcaldesa de Arrecife. Por muchas razones, que ahora no viene al caso entrar a analizar. En cualquier caso, el análisis no resiste más controversia: quien se presenta para ser alcalde es porque quiere ser alcalde. Blanco y en botella, alcaldesa.

Históricamente, por el motivo que fuera, en Lanzarote se le ha tenido poco respeto al Partido Popular. Mucha culpa de ello han tenido los medios de comunicación, tradicionalmente muy mediatizados en favor del PSOE, del PIL en su momento, y de CC  últimamente, mayormente por el poder que mantenido en el Gobierno de Canarias durante tantos años y de último en el Cabildo. 

Pero los resultados electorales del pasado 26 de mayo le ha otorgado al PP una posición imprescindible en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Arrecife. Cierto que tal posición no ha sido suficiente para poder retener la alcaldía de Tías, que en los últimos mandatos electorales se había convertido en su bastión. 

Tal condición de imprescindible está siendo inteligentemente aprovechanda por Astrid Pérez y la dirección insular del PP, ante la incredulidad de los dirigentes nacionalistas que hasta ayer, lunes, por la tarde no creyeron que los populares de Lanzarote fueran a alcanzar la mayoría de edad en su toma de decisiones. 

In extremis, CC lo intentó todo. Incluso intentar hacer creer a la opinión pública y a los votantes populares que estaban dispuestos a cederles la presidencia del Cabildo, en un desesperado intento de debilitar la posición de Astrid, tratando de presentarla ante sus compañeros de partido, mayormente ante los de Tías, con egoistamente ambiciosa. 

Pero la estrategia nacionalista no ha funcionado y el PP va a alcanzar a partir del próximo sábado el mayor poder logrado nunca en Lanzarote, aunque durante este mandato vaya a ser, por ahora, solo en el Ayuntamiento de Arrecife y en el Cabildo.

Este sábado Astrid Pérez será elegida alcaldesa de Arrecife, cierto que con un acuerdo entre muchos (PP- PSOE-NC-Somos) que no va a ser fácil de administar.

Ese será el gran reto de Astrid: repetir, con el mismo éxito, la acción de gobierno que desarrolló en su momento el Partido Popular bajo la alcaldía de Cándido Reguera, también en una situación complicada con un gobierno de muchos partidos.

Si lo logra, y Jacobo Medina desarrolla igualmente una buena labor con su equipo en el Cabildo, el PP en Lanzarote se ganará el respeto suficiente para comenzar a ser determinante en la política insular.