21:54 h. jueves, 27 de enero de 2022

“Si la estadística no miente, que miente” (Forges)

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  03 de diciembre de 2015 (08:07 h.)
October 2015 unemployment rates

MOVIMIENTO POR LA UNIDAD DEL PUEBLO CANARIO

Eurostat (Statistical Office of the European Communities) ha hecho públicos los datos de paro correspondientes al mes de octubre de 2015, ascendiendo el desempleo en el Estado español al 21.6 por ciento, sólo superado por Grecia donde se eleva hasta el 24.6 por ciento, datos que sin embargo no reflejan la realidad, haciendo honor al titular de este escrito, pues mientras en Grecia el número total de personas en paro asciende a un millón y poco (1.180.000) en el Estado español la cifra se eleva a prácticamente cinco millones (4.953.000) ¡Ya lo decía el genial humorista Forges:”Si la estadística no miente, que miente”!

El Estado español pasó de 23.9 por ciento de paro en octubre de 2014 al 21.6 por ciento un año después según Eurostat ¡Otra vez la estadística! O sea, de cinco millones cuatrocientos ochenta y dos mil a cuatro millones novecientos cincuenta y tres mil, después de aprobar una reforma laboral leonina, con todos los respetos a la dignidad de los leones, de tal forma que los aún así raquíticos puestos de trabajo generados-degenerados son estacionales y muy precarios, hasta tal punto que el responsable directo, Mariano Rajoy, presidente del gobierno metropolitano, está prometiendo en la campaña para las elecciones que tendrán lugar el 20 de diciembre de 2015 que los empresarios que realicen contratos laborales fijos estarán exentos de abonar la seguridad social durante cuatro años: así de exhausto llega el gobierno al final de la legislatura, que no quiere ni mentar la palabra economía y se dedica a hablar sobre terrorismo (el que ellos mismos han creado), la inexperiencia de los demás candidatos y satanizar al independentismo, que sin embargo se valora positivamente por todos los organismos internacionales: la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 1514 (XV) de 14 de Diciembre de 1960 sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos colonizados.

Canarias, una posesión colonial española por lo menos desde el año 1402 en el que tuvo lugar el primer asentamiento del colonialismo en el Rubicón, Titerroygacat (ex Lanzarote), con un 32.4 por ciento de paro según Eurostat, supera en más de diez puntos porcentuales incluso al elevado paro estatal, reflejando su situación de dependencia colonial de España, demostrando lo que venimos sosteniendo y es que la crisis que azota a Canarias es crónica y se inicia justamente en ese annus horribilis de 1402.

Sin embargo esas escandalosas cifras de paro, que España utiliza para introducir población foránea, principalmente españoles y desplazar así a  la población canaria, que se ve forzada a emigrar, infringiendo gravemente los convenios de Ginebra e incurriendo en crímenes de lesa humanidad, como ha denunciado el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario ante los organismos internacionales, lo que ha dado lugar a que la Corte Penal Internacional haya abierto un expediente a España (el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario se ha comprometido con nuestro pueblo a hacer llegar a la Corte Penal Internacional todos los agravios que España cometa con nuestra gente  si nos hacen llegar los mismos), estas escandalosas cifras de paro, decíamos, contrastan poderosamente con el producto interior bruto (PIB), o sea, con los bienes y servicios que Canarias genera anualmente, que se ha mantenido incluso con la agudización de la crisis crónica que venimos padeciendo desde la invasión armada española ¿Cómo se explica ese contraste entre las bolsas de paro y miseria y el abultado PIB? Pues eso, tan sencillo como fácil de entender, la precariedad laboral: mucho, muy duro y largas horas de trabajo y poco salario.

El PIB de Canarias asciende a más de cuarenta y dos mil millones de euros, una séptima parte de los cuales constituye el presupuesto del falso gobierno de Canarias, que ahora está como IGTErico con la nueva migaja que el régimen monárquico y colonial ha repartido entre los esbirros a su servicio, el régimen tripartito, al que le han transferido la administración de unos 160 millones de euros o lo que es lo mismo, un raquítico  0.0000004 por ciento de nuestro PIB (más bien del de ellos) y que no saben como embolsillárselo sin que se note demasiado, como han hecho con el resto del dinero que el colonialismo metropolitano en particular y la comunidad de mercaderes en general han gastado comprando a una oligarquía cuyo trabajo consiste en mantener el régimen colonial ¿Recuerdan el origen de la RIC, para generar empleo en Canarias? A la vista están los resultados.

La solución, la única (porque no hay más) es bien conocida por la inmensa mayoría de los canarios y canarias, tanto del interior como de la diáspora, pero sobre todo de ésta última y es proceder a desarrollar la Declaración de Descolonización e Independencia de Canarias de 1 de enero de 2011, convocando elecciones libres por primera vez en nuestra historia colonial, con un censo que tenga en cuenta los conceptos del ius sanguinis e ius solis (tienen derecho a votar los nacidos en Canarias y los hijos de padre o madre canarios) reconocidos por el ordenamiento jurídico internacional, dotándonos de una constitución que recoja nuestras normas de convivencia e incluya nuestra propia moneda, cuyo borrador ya está elaborado, por cierto, con bastante difusión, interés y participación por parte de muchos compatriotas.

 

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario