04:29 h. Miércoles, 17 de julio de 2019

Gran avance de las fuerzas republicanas

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  30 de abril de 2019 (10:53 h.)
Más acciones:

papeletarebeldemupc
papeletarebeldemupc

Aunque seguimos sin novedad en el borbonato: las elecciones las ganaron el PSOE y Ciudadanos, los candidatos del Finantial Times en particular y del IBEX 35, así como la oligarquía financiera en general, que ostentan el poder en las plutocracias, sean coronadas o no, sin embargo se ha producido un significativo incremento de las fuerzas republicanas, independentistas o no, en las recién celebradas elecciones al congreso y al senado del antidemocrático reino de España.

La falsaria contabilidad electoral. Lo cierto es que la participación ascendió al 75.75%, un 6% más que tres años antes, en el 2016 (69.84%), teniendo muy poca credibilidad la distribución de los 26 millones tres cientos mil votos emitidos, de lo que tenemos sobrada experiencia en el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario pues, sistemáticamente, nos detraen el 40% de los votos cosechados en el periodo de tiempo que transcurre entre la finalización del recuento en las mesas electorales (que luego los secretarios de las mesas depositan en el juzgado correspondiente) y la publicación de los resultados definitivos, lo que también sistemáticamente ha sido puesto en conocimientos tanto de las juntas electorales como del poder judicial, que han hecho caso omiso de nuestras demandas. No obstante, ese leve aumento del 6% ha sido suficiente para que los fascistas no se hicieran con el gobierno metropolitano, si bien es cierto que el mismo continuará en manos de uno de los partidos de la burguesía española, el PSOE (el de los GAL y “OTAN, de entrada, NO”).

Recuento, nunca mejor dicho, electoral. La empresa favorita del PPSOE, Indra (una empresa del IBEX 35, recuerda, los promotores del pacto PSOE-Ciudadanos, ha resultado nuevamente elegida para realizar el recuento provisional de las elecciones y continuará por lo menos durante cuatro años más a partir de Julio de 2018, fecha del último concurso realizado, mediante un contrato que asciende a 32 millones de euros, recuentos que lleva realizando desde la muerte del antepenúltimo dictador, Francisco Franco, a excepción de las elecciones generales del 2015. Indra fue sancionada en el 2010 por el Ayuntamiento de Barcelona por fallos técnicos durante la semana de votación durante una consulta ciudadana al colapsarse los centros de votación. Indra ha realizado más de 400 recuentos de elecciones en otros países, acusada de fraude por la oposición, como por ejemplo en la República Dominicana en el 2015, que recibió 26.9 millones de dólares. Indra utiliza equipos auditados por PricewaterhouseCoopers, condenada al menos en dos ocasiones por manipular información a favor de los bancos Tokyo-Mitsubishi UFJ y JP Morgan. Indra está presidida desde el 2015 por Fernando Abril-Martorall, hijo del que ejerciera como senador durante el franquismo vicepresidente y ministro de economía del gobierno de la UCD presidido por el falangista Adolfo Suárez. La relación de Indra con el PPSOE viene de viejo: el patético personaje Felipe González invirtió 376€ en la empresa Oyauri Investment, perteneciente a su hijo en el 2011 y un mes después la empresa fue comprada por Indra por el módico precio de 310.000€. En la conocida como operación Lezo encontraron a Indra responsable de usar empresas tapadera para ingresar en la denominada caja B del Partido Popular más de 600.000 €. Es público y notorio la implicación en el caso Púnica de Indra, donde consiguió contratos públicos por valor de 250 millones de €. Todo ello nos lleva a la inevitable conclusión de que el escrutinio electoral hay que realizarlo manualmente para evitar los continuos pucherazos del bipartidismo.

El revolucionario voto nulo. El Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario viene reivindicando el voto nulo desde las elecciones generales del año 2011, tanto en Canarias como en el resto del Estado, para denunciar tanto ante la opinión pública como los organismos internacionales los tejemanejes de la plutocracia coronada del reino de España, entre ellos la exigencia de avales de los partidos y asociaciones de electores que no han obtenido representación previamente, desproporcionados, injustos, antidemocráticos y discriminatorios avales que exigen a una asociación de electores que quieran presentarse en todo el Estado más de medio millón de avales, equivalentes al 1 por ciento del censo electoral, a recoger en 15 días, mientras los demás partidos realizan la precampaña electoral, considerando además ilegal que el Estado disponga, fraudulentamente, de la identificación de los electores que avalan a esas fuerzas políticas, infringiendo las mínimas normas éticas y morales sobre privacidad y confidencialidad que está obligado a proteger. Los votos nulos ascienden en todo el Estado a 275.410 escrutado, provisionalmente (con la fraudulenta contabilidad de Indra), el 99.99% (fueron 225.888 en el 2016), mientras que en Canarias, escrutado el 99.97%, ascienden a la nada despreciable cifra de 12.829 (11.707 en el 2016, hace, por lo tanto, tres años), un buen porcentaje de los cuales se debe a la feroz campaña realizada por el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario bajo el eslogan: “LA REPÚBLICA A LAS URNAS”, refiriéndonos, como no puede ser de otra manera, a nuestra República Democrática Federal Canaria, revolucionarios votantes a los que llamamos a apoyar la candidatura del Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario en las elecciones al par-lamento de Canarias el próximo 26 de Mayo de 2019 y a Fuerza Vecinal Lanzarote en aquellos municipios en los que presenta candidatura, compatriotas con los que hemos llegado a un acuerdo de apoyo mutuo, compartiendo incluso candidatura al parlamento, acuerdo cuya difusión a la opinión pública reiteraremos en un posterior escrito.

Somos conscientes de que, afortunadamente, hay más republicanos en el Estado español, por ejemplo ERC, a los que incluso la sospechosa Indra les contabilizó más de un millón de votos, JxCAT, con cerca de otro medio millón, EAJ-PNV con cerca de cuatrocientos mil o EH Bildu con más de un cuarto de millón, contándose por millones los restantes republicanos españoles. A todos ellos felicitamos sinceramente por los clamorosos resultados obtenidos, animándolos con el mismo grito wanche con el que nuestro antepasado Doramas animaba a los suyos: “¡FAITA, FAITA!”

Ministerio de Ciencias Sociales de la República Democrática Federal Canaria