00:41 h. Miércoles, 20 de Marzo de 2019

la verdad de lanzarote

EL INDEPENDENTISMO EN CANARIAS EN BUSCA DE SU VALOR

HIJOS DE CANARIAS

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  27 de Diciembre de 2018 (16:36 h.)
Más acciones:

Howard Zinn
Howard Zinn

 

Coalición Canaria fue vista hace unas décadas por un sector del empresariado canario como un instrumento atractivo para negociar directamente con Madrid sus prebendas. Mardones, Olarte, Mauricio, etc, actuaron como "conseguidores" de fondos, subvenciones y ayudas que en realidad sirvieron para "comprar la obediencia" de los primeros y hacer muy ricos a oligarcas insulares sin escrúpulos. Después el Estado español mismo fue el que le vio un valor en sí misma a la existencia de ese engendro político: pensaron entonces que mantenerlo al frente de las instituciones aseguraría que el nacionalismo canario nunca pasaría así de lo meramente mercantil y un tosco isloteñismo dependentista. El valor de CC ha sido ese y por ello, hasta hoy, tanto las sucursales del PP y como del PSOE les han dejado gobernar la Autonomía incluso en manifiesta minoría parlamentaria y con una evidente red de corrupción sin investigar.

Otro paradigma de la realidad política de los últimos 30 años en Canarias y en España es la llamada izquierda socialista, en verdad sólo socialdemócrata y en la práctica social-liberal. Sus dirigentes consiguieron convencer a un gran sector de la izquierda tradicional, de que ellos podrían ser el instrumento, la herramienta capaz de frenar, suavizar o edulcorar el capitalismo y hacerlo capaz de generar bienestar y extensión de derechos a aquellos sectores y clases a los que nunca cederían el poder. Dejaron con ello sin valor a partidos, movimientos verdaderamente socialistas o comunistas y después incluso a los sindicatos. El valor de esa "izquierda" sumó a su descrédito una desnaturalización tal de sus referencias que, en las últimas décadas, ya compiten directamente en programas y espacio electoral con el centro derecha, perdiendo poder de interlocución con sectores que antes les eran afines y hoy engrosan las filas de la desmovilización, resignación y claudicación.

En la derecha, el valor de sus interlocutores ha sido más fácil de rentabilizar. El franquismo consiguió convencer a su sector más duro, de que pasar el filtro de la entonces CEE permitiría barnizar y homologar el régimen para así recibir fondos a mansalva para mejor provecho y enriquecimiento de los oligarcas y familias de siempre. El garante del "cambio hacia lo mismo" sería el Rey y las estructuras variarían en las formas pero no en el contenido y cimientos. Hasta que no se ha hecho imprescindible darle valor a la ultraderecha política, otra de signo solamente económico ocupó su lugar y preponderancia. El recambio de AP fue el PP y ahora serán C's y la nueva falange, VOX.

¿Porqué en todo este escenario de 40 años el independentismo canario no ha podido generar o explotar un valor que lo hiciera atractivo o incluso meramente instrumental para los canarios?¿A qué se debe que el ideal Independentista no haya conseguido despegar en apoyos a los niveles de CC o los partidos sucursales? ¿Qué ingredientes le han faltado a su discurso y sus propuestas, con independencia de su histórica tendencia a la desunión?.Si la debilidad argumental o la decrepitud organizativa son extensivas a todos los partidos instalados en Canarias, ¿por qué es al independentismo al único que le pasa factura?

El independentismo canario debe buscar aquello que le dé un valor en sí mismo a ojos de nuestro pueblo. Un valor que puede ser meramente instrumental para defenderse de tanto atropello o un valor que vaya más allá y se convierta en la lanzadera definitiva de su causa. Encontrar, definir y dar forma a ese valor es una tarea inaplazable para desde ello generar la hoja de ruta que nos permita materializarlo con solvencia y prontitud.