02:28 h. Lunes, 28 de Mayo de 2018

la verdad de lanzarote

El estudio encargado por la Dirección General de Aguas forma parte de los documentos del plan hidrológico insular de segundo ciclo que está en elaboración

Un informe del Gobierno de Canarias verifica el buen estado químico de las aguas costeras del sur de Lanzarote

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  18 de Abril de 2018 (13:44 h.)
Más acciones:

Estudio químico de las aguas del Sur de Lanzarote
Estudio químico de las aguas del Sur de Lanzarote

 

Un informe encargado por el Gobierno de Canarias ha constatado el buen estado de las aguas marinas costeras del sur de la Isla de Lanzarote. El documento forma parte del segundo ciclo del Plan Hidrológico Insular que está en elaboración en este momento y cuya propuesta de plan acaba de ser aprobada. Una de las conclusiones del estudio es que se descarta la presencia detectable de sustancias como el tributilestaño, que forma parte de algunos compuestos utilizados en el sector náutico.

La elaboración de la planificación hidrológica en su segundo ciclo, y en virtud del cumplimiento de la Directiva Marco del Agua 2000/60/CE, obliga a identificar y diagnosticar la calidad de las distintas masas de agua, como ha sido el caso. La Dirección General de Aguas, de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, encargo este trabajo que supuso durante un mes una campaña de muestreo, en el sur y costa este de Lanzarote, de la que se obtuvieron niveles de tributilestaño por debajo del límite de detección de la propia técnica analítica utilizada.

El tributilestaño, y sus derivados, es una sustancia catalogada como peligrosa prioritaria ampliamente utilizada en el sector náutico por sus propiedades biocidas, especialmente en la elaboración de pinturas antiincrustantes que evitan o ralentizan el crecimiento de percebes, algas y organismos marinos que se adhieren al casco del buque o a pantalanes, muelles, etcétera.

Algunos de los compuestos derivados de este componente químico pueden resultar tóxicos para el medio ambiente y la fauna, especialmente para peces y moluscos, organismos en los que pueden detectarse altas concentraciones debido a la bioacumulación y biomagnificación, es decir, al proceso de aumento de las concentraciones a medida que se avanza en el nivel trófico en la cadena alimenticia.