04:11 h. viernes, 27 de mayo de 2022

Román Rodríguez exige soluciones para los 100.000 canarios en listas de espera, el colapso de las urgencias y las tensiones laborales en el SCS

NC censura que el "señor Clavijo" use la crisis sanitaria con tácticas de guerra sucia contra sus antiguos socios

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  23 de enero de 2017 (16:09 h.)
Reunión de Grupos Políticos del Parlamento Canario

 

Nueva Canarias (NC) ha censurado hoy al gabinete del "señor" Fernando Clavijo por usar la crisis sanitaria con "tácticas de la guerra sucia" contra sus antiguos socios del PSOE y sin asumir las responsabilidades que le corresponden como jefe del Ejecutivo. El presidente y portavoz parlamentario de NC, Román Rodríguez, se ratificó en que la gestión pública de los "problemas que, de verdad, afectan a los canarios no le interesa" a Clavijo. Los nacionalistas de izquierdas exigieron soluciones para los 100.000 canarios en listas de espera, el colapso de las urgencias y las tensiones laborales de los profesionales y trabajadores del Servicio Canario de la Salud (SCS).

Para los nacionalistas de izquierdas es "muy preocupante y motivo de intranquilidad" observar, como desde el pasado jueves y coincidiendo con el pleno extraordinario sobre la comparecencia forzada de Clavijo, el jefe del Ejecutivo haya dado publicidad a un intercambio de informes y correos internos, sobre los trapos sucios de su primer gabinete relacionados con la crisis sanitaria.

Es alarmante, según Román Rodríguez, que el gabinete de Clavijo recurra a las tácticas propias de la "guerra sucia para justificarse y tapar" la consecuencias de la soledad parlamentaria en la que se ha situado al disponer del apoyo de los 18 diputados de CC más los tres de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), de 21 de los 60 diputados de la Cámara. El presidente de NC denunció el elevado grado de crispación generado por el gabinete del "señor Clavijo para eludir sus responsabilidades" como jefe del Ejecutivo.

Este "cúmulo de despropósitos es de tal envergadura" que la acción política gubernamental de CC se ampara en una campaña de acusaciones a sus exsocios mientras la gestión pública de los problemas que afectan, de verdad, a los ciudadanos ha quedado relegada a un segundo plano. El presidente de NC exigió soluciones para las 100.000 personas en listas de espera sanitarias, el colapso de las urgencias y la tensión existente entre los profesionales y trabajadores del SCS.

Román Rodríguez manifestó que esta situación es un "fiel reflejo" del presidente que "sufrimos los canarios, un presidente del que no nos podemos fiar, al que los sindicatos y sus antiguos socios han calificado de mentiroso y que sigue impulsando la bronca y el enfrentamiento, que se han convertido en la marca" de su acción gubernamental.