08:15 h. Sábado, 20 de julio de 2019

El negociete electoral (1)

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  06 de julio de 2019 (15:31 h.)
Más acciones:

papeletarebeldemupc
papeletarebeldemupc

 

El domingo 20 de Diciembre de 2015 (siempre domingo, faltaría más!) el reino de España celebró elecciones generales por décima vez desde el fallecimiento del antepenúltimo dictador, Franco, elecciones que ganó M. Rajoy, candidato del Partido Popular (PP), volviéndolas a convocar el 26 de Junio de 2016, apenas seis meses y seis días después y que volvió a ganar el mismo partido con el mismo candidato, siendo destituido por una moción de censura presentada por Pedro Sánchez (Doctor en economía aunque acusado de haber plagiado su tesis doctoral), secretario general del Partido Socialista Obrero Español y de los GAL (PSOE) y votada el 1 de Junio de 2018. El nuevo presidente metropolitano convocó nuevamente elecciones generales el 28 de Abril de 2019, apenas otra vez diez meses después de llegar a la presidencia con el apoyo de Podemos, ERC, PDeCAT y PNV. Por lo tanto, tres convocatorias electorales distintas y un mismo negociete en el corto espacio de tres años. Lo curioso del caso es que el tal Sánchez, al no conseguir que los demás le apoyen incondicionalmente para formar gobierno como ocurrió, ingenuamente, con la moción de censura, no para de presionar e incluso amenazar, tanto a los demás partidos como a los propios electores, con la convocatoria de una nueva contienda electoral “¡Cosas veredes, amigo Mariano”, que decía el genial humorista Forges, dicho sin segundas.

El más que suculento amen de fraudulento negocio de las convocatorias electorales en la plutocracia coronada. Los presupuestos generales para el año 2019, los mismo que le sirvieron de excusa al presidente (el Doctor en economía etc.) para anticipar las elecciones, contemplan la nada despreciable cifra de 302.9 millones de euros (€) fundamentalmente para financiar partidos políticos (45 millones de € solamente en las elecciones generales, o sea, sin contar autonómicas, cabildicias, municipales y europeas), lo que supone multiplicar casi por cinco (por 4.82 exactamente) el presupuesto que, para financiar a partidos políticos con representación parlamentaria ¡Faltaría más!, incluían los presupuestos del ejercicio correspondiente al 2018, que ascendió a la nada despreciable cifra de 62.8 millones de €, concepto que en los presupuestos del año 2017 ascendió a 70.9 millonres de €. Entre las elecciones del 20 de Diciembre de 2015 y las del 26 de Junio de 2016, seis meses y pocos días después como hemos dicho previamente, los partidos recibieron un total de cien (100) millones de €: 55.4 en Diciembre y más de 44 en Junio ¿No está mal, verdad?, ascendiendo a 130 millones de € el total del año 2016, a lo que hay que sumar, según los datos puestos a disposición de los medios de comunicación masiva por el ministerio del interior, otros 130 millones de € correspondientes a la convocatoria de Diciembre de 2015, pero ¡ojo!, se celebraron también elecciones municipales, etc., incluyendo los presupuestos generales del Estado para el año 2015 un total de 345.38 millones de € (153 millones para los partidos políticos).

“¿Dónde está la ‘pasta’”? Haciéndonos eco de la pregunta de un eufórico fan del partido ultraconservador, por decirlo de forma suave, PP cuando Aznar, JM ganó las elecciones por primera vez (responsable, junto con Bush, GH y Blair, AC del genocidio de más de un millón de inocentes civiles en la ilegal e injusta como todas guerra de Irak, pendientes aún de ser juzgados por la Corte Penal Internacional) intentaremos desglosar el destino de las diferentes partidas, así como las consecuencias derivadas de las parcelas de poder obtenidas, aunque sea fraudulentamente, por los intereses subyacentes a los resultados electorales. Para que tengamos una idea precisa  de las cantidades a las que tenemos que hacer frente los damnificados contribuyentes a “la cosa pública” hemos procedido a sumar los gastos correspondientes a las convocatorias que han tenido lugar en el corto espacio de tiempo de sólo tres (3) años, ascendiendo la misma a más de novecientos millones de € (911.98 salvo error u omisión), viniéndosenos a la memoria, sin proponérnoslo ni nada, la demagógica justificación del inefable Zapatero al presentar, vergonzosamente, la exigencia de avales a los partidos y agrupaciones de electores, y sólo a ellos, la exigencia de presentar los antidemocráticos avales para participar en las elecciones.

En conclusión, los datos analizados y expuestos vienen a demostrar lo que, reiteradamente, hemos venidos sosteniendo o sea que las plutocracias, ya definidas en la Grecia clásica como un sistema de gobierno en el que las élites acaudaladas, los ricos dicho en roman paladin, detentan o influencian el poder, las plutocracias, repetimos, constituyen un sistema diseñado para, amordazando a la democracia o gobierno del pueblo, amordazar al mismo.

Ministerio de Finanzas de la República Democrática Federal Canaria