03:06 h. viernes, 27 de mayo de 2022

Nueva Canarias exige al Gobierno en el Senado que las Islas Canarias sean situadas correctamente en los mapas

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  21 de febrero de 2017 (10:26 h.)
Senadora María José López Santana

La senadora de NC por la isla de Gran Canaria, Mª José López Santana, registra dos iniciativas para reclamar que "se represente correctamente la situación geográfica física y política" del archipiélago, tanto en los mapas de los libros de texto como en las publicaciones oficiales de la Unión Europea.

 

La senadora de NC por la isla de Gran Canaria, María José López Santana, ha presentado hoy en la Cámara Alta dos mociones ante la Comisión de Educación y Deporte y ante la Comisión Mixta para la Unión Europea (UE), en las que reclama al Gobierno del Partido Popular que “se represente correctamente la situación geográfica física y política” del archipiélago, tanto en los mapas de los libros de texto de los centros educativos públicos como en los de las publicaciones oficiales de la UE, “ya sea en soporte físico o digital”.

La parlamentaria nacionalista explicó que ambas iniciativas responden a la “confusión” que todavía hoy existe en torno a la configuración geográfica de las Islas Canarias y a cómo el archipiélago “desaparece” en algunos mapas, o “es situado en un enclave artificial (un recuadro) al sur de las Islas Baleares” en otros. De este modo, López Santana advierte de que “los canarios no sólo afrontan dificultades específicas derivadas de la geografía de las islas (fragmentación del territorio y lejanía del continente europeo), sino que también desaparecen de los mapas, con la consiguiente invisibilidad de la realidad y de las condiciones vitales a las que han de enfrentarse”.

La senadora de Nueva Canarias exigió al Gobierno que “demande ante las instituciones de la UE” que sus publicaciones oficiales “estén acompañadas en todo momento del rigor y la precisión necesarias”. “Unas condiciones –dijo- que actualmente no se cumplen, incluso en aquellas herramientas que las instituciones europeas ponen a disposición de los docentes, para ayudarles a explicar mejor qué es y en qué consiste la Unión Europea a su alumnado”.

Asimismo, López Santana –que defendió la “autonomía pedagógica” de los centros y que la Educación “es una competencia transferida a las Comunidades Autónomas, y creemos que así debe seguir siendo”-, lamentó también que en algunos de los libros de texto aún aparezca de forma equivocada el enclave de las Islas Canarias en los mapas. Al respecto, pidió al Ejecutivo ‘popular’ “hacer una recomendación a las Comunidades Autónomas, para que en el ejercicio de su autonomía, garanticen que en los libros de textos y materiales didácticos utilizados en los centros de enseñanza pública, los elementos de la geografía física y política de Canarias sean los correctos”.

Para López Santana, “es necesario insistir en la importancia que tiene para los canarios que en el resto del Estado se conozca con rigor y exactitud dónde se encuentra el archipiélago, cuál es la distancia que nos separa de la Península, e incluso la existente entre las propias islas”. “Sólo así, comprendiendo que la distancia que media entre las islas de El Hierro y la de Lanzarote (612 km), por ejemplo, es mayor que la existente entre Madrid y A Coruña (597 km)”, explicó, “será posible entender las dificultades que conlleva vivir en un territorio tan lejano y fragmentado, y lo complicado que resulta poder desplazarse o acceder a determinados servicios”.

La parlamentaria grancanaria insistió en que “esas circunstancias a las que están obligados a hacer frente los canarios, no pueden verse menospreciadas o deformadas por criterios exclusivamente relacionados con cuestiones de grafismo”. A su juicio, “es posible representar la realidad de forma fidedigna, sin acudir a atajos que la difuminen. Es una cuestión de rigor”, reprochó.

En este sentido, recordó otra iniciativa “sobre la ubicación de Canarias en los mapas nacionales”, aprobada por unanimidad en el Congreso de los Diputados en diciembre de 1994, y que fue “la que logró que Canarias fuera situada en la zona inferior izquierda de los mapas, al suroeste de la Península, como solución menos mala”, lo que según López Santana “supuso un avance en el conocimiento de la situación geográfica de las islas”.