La OTAN, instrumento de opresión

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  05 de marzo de 2020 (14:15 h.)
mupc
mupc

 

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario. El Tratado de Washington u Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN por sus siglas en español) es la táctica diseñada, junto con otras tácticas como el plan Marshall, por el imperialismo gringo en su estrategia global de aplastar tanto la liberación nacional como la emancipación social de los pueblos oprimidos.

Génesis, componentes y objetivo presupuestario. Con este más que siniestro propósito 12 países europeos y norteamericanos (Bélgica, Reino Unido, Dinamarca, Islandia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal, USA y Canadá) firmaron en USA el Tratado de Washington el 4 de Abril de 1949, ascendiendo a 28 miembros en la actualidad al haberse adherido al Tratado Grecia, Turquía, Alemania, España, Hungría, Polonia, República Checa, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Croacia y Albania. Probablemente nadie ha definido mejor este complejo industrial-militar como Eisenhower al terminar su mandato en 1961: “Nuestro trabajo, los recursos y los medios de subsistencia son todo lo que tenemos; así es la estructura misma de nuestra sociedad. En los consejos de gobierno, debemos evitar la compra de influencias injustificadas, ya sea buscadas o no, por el complejo industrial-militar. Existe el riesgo de un desastroso desarrollo de un poder usurpado y [ese riesgo] se mantendrá. No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos». Eisenhower lo aplicaba a los grupos industriales estadounidenses interesados en mantener la carrera armamentística entre los Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría para su beneficio económico; posteriormente el senador demócrata J. William Fulbright, George F. Kennan, autor de la doctrina de la contención y figura clave de la Guerra Fría fue más explícito aún “Si la Unión Soviética se hundiera mañana bajo las aguas del océano, el complejo industrial-militar estadounidense tendría que seguir existiendo, sin cambios sustanciales, hasta que inventáramos algún otro adversario. Cualquier otra cosa sería un choque inaceptable para la economía estadounidense”, como así ha ocuirrido. Téngase en cuenta que hablamos de un presupuesto armamentístico anual capaz de destruir este planeta más de veinte veces. El complejo industrial-militar está estrechamente vinculado al “Complejo político-media»  o uso de los medios de comunicación masiva para el mantenimiento de la hegemonía de las clases dominantes o empresas.

La OTAN, una organización industrial-militar antidemocrática. Aunque, demagógicamente, los representantes de la OTAN se manifiestan en público como defensores de la democracia e incluso llegan a afirmar que uno de los objetivos de la misma es defender la democracia, los hechos vienen a demostrar todo lo contrario, o sea que se trata de una organización profundamente antidemocrática así, por ejemplo, el Estado español entró a formar parte de la OTAN en 1982 por decisión gubernamental del presidente Calvo Sotelo lo que, aparentemente, no le gustó nada al siniestro personaje Felipe Gonzáles que afirmaba desde la oposición que la OTAN sostenía regímenes fascistas como los de Grecia, Turquía o Portugal, prometiendo que si obtenía la confianza del electorado (sólo un 17 por ciento estaba a favor de la OTAN) convocaría un referéndum revocatorio que, a la postre, constituyó el mayor fraude electoral de la plutocracia coronada española, incumpliendo sistemáticamente todos y cada uno de los propósitos con los que el Secretario General del PSOE y de los GAL pretendía obtener el apoyo de los incautos electores. La historia, que puede ser muy cruel, llegó a convertir a uno de sus militantes, el ex ministro de cultura y de educación y ciencia, Javier Solana, en Secretario General de la OTAN cuando inició su etapa más sanguinaria con la invasión y asesinato de civiles indefensos.

Contra viento y marea e imprevisiblemente para los desconocedores de la idiosincrasia del pueblo canario, muy bregado en la lucha anticolonialista, decidió, mediante el Referéndum celebrado el 12 de Marzo de 1986, no formar parte de la OTAN, democrática decisión que, treinta y cuatro (34) años después continúa sin ejecutarse, gobierne quien gobierne en Madrid (Felipe González, Aznar, Zapatero, Rajoy o en tandem Pedro González-Pablo Iglesias, guste o no) dado que se trata de un Estado conm escasa, por no decir nula, tradición democrática es más, el autodenominado gobierno “progresista” títere de Madrid en Canarias (extraños progresistas abrazados al régimen monárquico y colonial que nos subyuga) está organizando entre el 21 y 26 de Marzo de este 2020 un simulacro de terremoto y erupción en las Islas con el único objetivo de seguir amedrentando a nuestro pacífico y pacifista pueblo, sabedor no obstante de que “el miedo es amigo del sicario” como dejó escrito el poeta canario Fernando Key Ayala, maniobra que movilizará a 3.500 efectivos, en el que participarán como miembros de la OTAN la España de Felipe VI (incluidos miembros de la UME) y Francia, Portugal y Estados Unidos, además de Marruecos ¿Oíste, pariente? Si, el Marruecos de Mohamed VI que pretende anexionarse nuestra aguas jurisdiccionales.

Mediante el presente repudiamos las citadas maniobras, exigimos una vez más que se ejecute nuestra democrática decisión en contra de la OTAN que, en consecuencia debe retirarse incondicionalmente de Canarias. Además  hacemos un llamamiento a todos los demócratas en general, así como a todos los anticolonialistas en particular para pisar las calles nuevamente el próximo 14 de Marzo de 2020, esta vez en coincidencia y solidaridad con la heroica lucha llevada a cabo por nuestros agricultores y agricultoras en demanda de unas condiciones de vida dignas en nuestro abandonado sector agrícola, justas y legítimas reivindicaciones que apoyaremos sin fisuras.

Ministerio de Ciencias de La Tierra de la República Democrática Federal Canaria

Más acciones: