16:06 h. Viernes, 19 de Octubre de 2018

la verdad de lanzarote

Pedro San Ginés se reunió con los trabajadores del Hospital Insular para "despejar dudas, miedos e incertidumbres" de cara a su integración en el SCS

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  02 de Agosto de 2018 (08:19 h.)
Más acciones:

Reunión  Presidente con  Hospital Insular y Servicio Canario de Salud (1)
Reunión Presidente con Hospital Insular y Servicio Canario de Salud (1)

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, acompañado por el Secretario General Técnico de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, Abraham Luis Cárdenes González, y el consejero de Sanidad de la primera Institución Insular, Juan Manuel Sosa, mantuvieron en la mañana de este miércoles, 1 de agosto, una reunión informativa con los trabajadores del Hospital Insular al objeto de “despejar dudas, miedos e incertidumbles de la plantilla” al respecto del proceso de integración del Hospital Insular al Servicio Canario de Salud (SCS).

Unas incertidumbres de las que me hago cargo, especialmente del personal interino y de sustitución, todo ello más allá del preacuerdo de la Asamblea de Trabajadores que arrojó una votación dividida, con un resultado mayoritariamente en contra de aceptar la propuesta elevada por el SCS en la Comisión Negociadora”,afirmó el presidente.

Una propuesta que ha sido calificada por los tres sindicatos con representación de los trabajadores de “buena” y que la dirección política del Cabildo también entiende que es “ventajosa y que mejora la actual situación de la mayor parte de la plantilla, sobre todo del personal interino y de sustitución”, pero que sin embargo en la pre-votación del pasado 27 de julio en Asamblea se saldó con 89 votos en contra, frente a 52 conformes, 1 voto en blanco y 2 nulos.

Más allá también del “contundente” comunicado informativo del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), el presidente del Cabildo y el Secretario General de la Consejería de Sanidad que dirige José Manuel Baltar, intentaron en este sentido despejar todas las dudas y miedos planteados.

En dicho comunicado del sindicato -crítico con el procedimiento llevado a cabo por la propia Asamblea, en la que se encuentra en minoría- se afirma literalmente que se han trasladado “afirmaciones falsas, junto con manipulaciones y fábulas de todo tipo, buscando inyectar un miedo ilógico en los trabajadores, el cual tuvo su reflejo en el simulacro de votación (...)” y que la integración del hospital “es un hecho que se producirá al cien por cien de seguridad”pero que en sus manos está acogerse a las ventajas de la última propuesta de la Administración o sin acuerdo de ella, en cuyo caso pasarían a lo dispuesto en el Estatuto Básico del Empleo Público “mondo y lirondo”. Advierten a este respecto que tienen “muy claro” que los avances contenidos en la última propuesta son “lo suficientemente sustanciosos como para suscribirlos y afianzar así un futuro”.

La propuesta del SCS

El presidente del Cabildo y del Secretario General Técnico del SCS informaron nuevamente sobre la propuesta que la Administración autonómica dejó sobre la mesa y sobre la que se tendrán que pronunciar los trabajadores, aclarando lo siguiente:

1) El personal fijo podrá optar por aquel régimen que le resulte más beneficioso.Podrán optar de manera voluntaria entre incorporarse al Servicio Canario de Salud en régimen de estatutario, si esto les beneficia, o conservar las condiciones laborales actualesdentro de su convenio colectivo de Lanzarote, aunque estarán en nómina también del SCS.

2) Los trabajadores interinos se beneficiarían también de este acuerdo. A día de hoy su puesto de trabajo está “en cuestión”, en la medida que se pueden convocar las plazas a oferta pública y podrían perderla; mientras que con este acuerdo, el SCS se compromete a consolidar su puesto de trabajo sin que nadie pueda optar a estas plazas, dado que aunque legalmente fuera posible, el SCS informó que a efectos de procedimiento y recursos humanos sería prácticamente inviable para el SCS convocar dichas plazas. Además se reserva para este colectivo la oportunidad de optar a las plazas que convoque el Servicio Canario de Salud, sin poner en riesgo su actual puesto de trabajo.

3) Dentro de esta propuesta, incluso se logró una petición del Comité de Empresa que parecía inalcanzable y que inicialmente el SCS denegó, como fue que se conservaran las listas de sustitución a la hora de cubrir las bajas de la totalidad de la plantilla que será traspasada al SCS, hasta que el Servicio Canario de Salud saque nuevas listas.

El Servicio Canario de Salud ha accedido, por tanto, a la práctica totalidad de las peticiones del Comité de Empresa, yendo incluso más allá de las propias expectativas iniciales que tenían los representantes de los trabajadores, y esto ha sido así, informó Pedro San Ginés,“fruto del compromiso adquirido por el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, el director del SCS, Conrado Jesús Domínguez, y -entre otros- el director insular del área de Salud de Lanzarote, Erasmo García, así como por la intervención del consejero insular de Sanidad, Juan Manuel Sosa, de poner sobre la mesa de las negociaciones un acuerdo ventajoso para la plantilla después de décadas de negociaciones y de que todos los sindicatos hayan expresado en el seno de las reuniones de la Comisión Negociadora que éste es un convenio beneficioso para todos”.

Además de esto, el presidente incidió en que “el Cabildo tiene la imperiosa necesidad de liberar varios millones de euros para atender, mejorar y reforzar la atención sociosanitaria de nuestros mayores. Servicios asistenciales que sí sonresponsabilidad propia de la Institución, a diferencia de los de sanidad que no lo son”, explicó el presidente.

Asimismo, Pedro San Ginés aclaró que “ante las seguras dificultades que se plantearán desde distintos informes preceptivos de la Comunidad Autónoma, la única razón que cabe aducir al Gobierno para la defensa de este ventajoso acuerdo, es la paz social y el visto bueno de los representantes sindicales de los trabajadores y, por tanto, con el actual resultado de la Asamblea, que no evitará el proceso de integración, con toda probabilidad ésta se llevaría a cabo en unas condiciones nada ventajosas para los trabajadores, aplicándose el convenio colectivo base de la Comunidad Autónoma y perdiendo todos los logros alcanzados hasta la fecha”

Por todo ello, el presidente "pidió y aconsejó" a la plantilla que “sometan nuevamente a votación no la integración que ya resulta inevitable, sino en qué condiciones optan para que ésta se produzca; es decir, con o sin acuerdo”.