02:34 h. Domingo, 20 de octubre de 2019

¿Reconquista? ¡NO, gracias! Ya hemos tenido bastante

Ministerio de Ciencias de la Tierra de la República Democrática Federal Canaria
laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  06 de agosto de 2019 (08:05 h.)
Más acciones:

papeletarebeldemupc
papeletarebeldemupc

 

El denominado almirante comandante del mando naval español en Canarias reveló a los participantes en un evento, por decirlo de forma suave, organizado por la universidad al servicio del colonialismo denominada Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que “las medidas para la defensa de la seguridad irán a más y requerirán sacrificios”, contraviniendo nuestra democrática decisión de no integrarnos en la OTAN mediante el Referéndum celebrado el 12 de Marzo de 1986 que, lejos de respetar, provocan cada aniversario como el próximo Marzo de 2020 que ya han programado maniobras  militares consistentes en el simulacro de una erupción volcánica, maniobras que rechazamos por antidemocráticas y provocadoras de la voluntad mayoritaria de nuestro pueblo expresada en el citado Referéndum, por lo que llamamos al resto de organizaciones y personas a título individual a manifestar nuestro rechazo en nuestras calles y pueblos, en todas las islas e incluso en el exterior, tanto en España como otros países, definiendo, demagógicamente, de “oasis de seguridad” en alusión a los extranjeros desplazados a Canarias, incluyendo obviamente a los españoles, lo que trae como consecuencia el desplazamiento de nuestros paisanos fuera de nuestras fronteras como hemos denunciado ante la Corte Penal Internacional que ha procedido a abrir un expediente al colonialismo.

El sueño de una noche de verano. En primer lugar recordamos a la UNED que la obligación de cualquier universidad que se precie de tal es explicar los hechos objetivamente, empezando por la Historia de Canarias, truncada precisamente por el régimen monárquico y colonial que representa o, de lo contrario, abandonar esta colonia que no seremos nosotros quienes se lo impidamos, ni a ella ni a ninguna de las empresas que defiendan ese régimen, que pueden abandonar nuestra patria, Canarias, en cuanto lo deseen y que tan bien les vaya que de nosotros no se acuerden. En segundo lugar recordar al Estado y al Gobierno de España, así como a su brazo armado, el ejército español de ocupación, que Canarias es una posesión colonial española en el Noroeste africano desde que ese país invasor inició las hostilidades tan pronto como el año 1402 con el primer asentamiento del colonialismo en el Rubicón (Titerroygakat), pendiente por lo tanto de descolonización acorde con la Resolución 1514(XV) de las Naciones Unidas sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos colonizados, suscrita por España aunque, vergonzosamente, se abstuvo, interesadamente, en la votación. Por último, recordar igualmente que el pacífico y pacifista pueblo canario rechazó su integración en la OTAN, mediante el glorioso Referéndum celebrado el 12 de Marzo de 1986, aunque los voceros del citado ejército de ocupación etc., sostengan que una fortaleza de Canarias es formar parte de la OTAN, haciendo oídos sordos a nuestra democrática decisión pues España es una Estado de escasa, por no decir nula, tradición democrática, un Estado forajido amén de autoritario por lo tanto.

“El que a Hierro mata a hierro muere” (atribuido a Jesucristo). Los militares del ejército español de ocupación pretenden retomar la instalación del caduco proyecto de instalación en Ero (ex El Hierro) de un radar militar, la famosa “lanzadera”, “Que hasta ahora no ha podido ser porque las circunstancias políticas no lo han permitido”, sostienen los voceros del ejército, sin especificar a que “circunstancias políticas” se refieren aunque, probablemente, aluden al “golpe de mano” al que nos tiene acostumbrados el Partido Socialista Obrero Español y de los GAL, pero nada de Canarias, látigo de cualquier nacionalismo que no sea el español, ensañándose por tercera vez con el nacionalismo canario: primero implicándose en el atentado contra Antonio Cubillo en Abril de 1978, pues tanto Felipe González como Alfonso Guerra viajaron a Argel en Marzo  presentando al agente de los servicios secretos metropolitanos, Espinosa, a las autoridades argelinas como contacto de la UGT y presionando al gobierno argelino para clausurar la emisora “La Voz de Canarias Libre”, presión reiterada en 1985 para traer al maltrecho Sr. Cubillo a Canarias, para utilizarlo de “escarmiento” ante sus compatriotas en vísperas del Referéndum sobre la OTAN del 12 de marzo de 1986, al que el gobierno argelino le comunicó que ya no era capaz de garantizar su seguridad, en segundo lugar defenestrando a la Unión del Pueblo Canario (UPC) (Jerónimo Saavedra llegó a afirmar en 1980, después de presentar una moción de censura, que estaban “dispuestos a un pacto de izquierda en el Ayuntamiento de Las Palmas siempre y cuando se les garantice un alcalde socialista”, aunque no habían ni siquiera ganado las elecciones, alcalde que consiguieron con el apoyo del más rancio españolismo de la UC y en tercer lugar a los pseudonacionalistas y verdaderos  franquistas de “Colisión” Canaria, como si no los hubieran sostenido desde el 2011 al 2016 y como si tampoco se hubieran sostenido en los mismos con el franquista Manuel Hermoso, el que acuñó el término de “nacionalismo mercantilista” sin ponerse colorado ni nada, olvidando incluso el adagio que advierte de que “el hombre es el ser que tropieza dos veces en la misma piedra” en alusión al nombre del pretendido lugar de instalación, actualmente conocido como Malpaso y olvidando igualmente que los combativos bimbaches fueron capaces de organizar una gigantesca manifestación en la isla hermana, Chinet, cuando dieron el primer malpaso, que cuadruplicó sin mucho esfuerzo la población bimbache al reunir más de cuarenta mil manifestantes pues, haciendo realidad la sentencia de Elfidio Alonso, director y fundador de “Los Sabandeños”, cuando afirmó que “Los canarios sabemos defendernos cuando nos intentan atropellar”.

En conclusión, rechazamos las ansias expansionistas del caduco imperio denominado demagógica e irresponsablemente “donde jamás se ponía el sol”, responsable del genocidio canario-americano que, con la connivencia del PPSOE, brazo político del borbonato y la complicidad del pseudogobierno títere de Madrid en esta colonia, ahora jaleados por Nueva Canarias con Román Rodríguez de vicepresidente, cargo que ya ejerció pero en la Caja Insular cuando se la entregaron a Bankia, dejando a indefensos ahorradores en la más absoluta miseria con la estafa de las preferentes, habiendo ejercido también de presidente de la falsa autonomía como candidato de la ahora defenestrada “Colisión” Canaria y el apoyo del gallego Olarte Cullen, jaleados igualmente por Pueden o Si pueden o Pudiesen o tal vez podrían, perdón, o algo así y Casimiro Curbelo, el aficionado a las saunas ya en el redil, con la connivencia y complicidad de todos ellos decimos y algunos más, pretenden atemorizar a nuestro valiente pueblo, si ello fuera o fuese posible, portador de siglos de lucha anticolonialista y sabedor de que “El miedo es amigo del sicario” que escribió en forma de poema dedicado al paisano Secundino Delgado nuestro compatriota Fernando Ayala, valiéndose ellos del Homo sapiens bellicosus, grupos armados de primates decorados con escapularios.