04:15 h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Los responsables del ayuntamiento Arrecife pretenden recuperar la ridícula y absurda cascada que realizo César Manrique

MAGAZINE LANZAROTE
laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  06 de noviembre de 2019 (18:19 h.)
Más acciones:

Charco de San Ginés
Charco de San Ginés

Los responsables del ayuntamiento Arrecife pretenden  recuperar la ridícula y adsurda cascada  que realizo  César Manrique para el Morro de la Elvira en el Charco de San Ginés.

 El grupo de Gobierno de Arrecife lo confirmo en el acto del descubrimiento de la placa dedicada a la Avenida César Manrique

Nos parece perfecto que la alcaldesa Astrid Pérez diera a conocer que ya se ha encargado la licitación para la elaboración del proyecto.

Pero queremos puntualizar y dejar muy claro, que los colectivos, ciudadanos de Arrecife y vecinos del lugar no estamos a favor de que se pueda exhibir, nuevamente, la cascada y efectos luminosos diseñados por el artista César Manrique para la zona del Morro La Elvira, porque siempre nos pareció una chapuza sin sentido y sin calidad artística.

La alcaldesa de Arrecife, la popular Astrid Pérez, dio a conocer este martes- en el acto del descubrimiento de la placa dedicada a la Avenida César Manrique- que ya se está ultimando el expediente para sacar a licitación el proyecto técnico para la ejecución de la idea de la que dicen ser originaria  de César Manrique cuando realmente está fue una idea de colectivo y vecinos de la cual se hizo eco el artista.

La fuente que César pretendía realizar, la quería colocar en la interior del charco, en su zona central, porque tenía conocimiento de que en este lugar, existe una fuente natural que está taponada por una gran piedra que aún se puede ver y que fue obstruida por la orden de un alcalde por intereses urbanístico.

Pero según los comentario del encargado de obra,  el objetivo de Manrique era construir un géiser en el centro del Charco (sólo se vería un pequeño tubo a marea baja) para lanzar el agua a presión y que a su vez pudiera aprovecharse para la proyección de películas.

Un día antes de su muerte tanto Manrique como Morales y el arquitecto técnico del Cabildo, Esteban Armas Matallana, habían estado en el Charco, concretamente en la cascada de piedra natural que se estaba construyendo. "Quería una pequeña cascada para oír bajar lentamente el agua de mar del Charco.

Los que vivíamos en el Charco de San Ginés y conocíamos cada centímetro cuadrado la zona,  conocíamos muy bien las pretensiones de Cesar, porque luchamos para impedir que se cargará la increíble belleza natural del Charco,pero nada se pudo hacer porque contaba con el respaldo institucional.

Ya los vecinos de lugar indicábamos en aquel tiempo, que la realización de la carretera de la Escuela Pesca al Islote del Francés, así como la construcción del último puente y el muelle que realizaron para el varadero ( hoy muelle deportivo) era una auténtica locura que destrozaría la zona de Portonao y del propio charco, como así ocurrió y que hoy está lleno de todo tipo de escrementos y de basuras al impedir la circulación natural del agua, pero claro los intelectuales, técnicos y políticos del momento se reían de las indicaciones del pueblo.

La idea original de César en la remodelación del Charco era construir dos pequeñas isletas en el centro de la laguna, menos más que cambio de idea porque se hubiera cargado el charco.

Hay en Lanzarote una creencia popular e inculcada al turismo  y que las actuales autoridades se creen:

Que Manrique fue quien por primera vez propagó e impuso la idea de que para que los pueblos conejeros se vieran bellos e hicieran juego con la naturaleza de nuestrosv volcanes ñy suelo, debíamos pintar las casas de blanco y sus puertas y ventanas de verde en las zonas interiores y de azul en las orillas marítimas (Tal afirmación no es cierta).

Lógicamente como no podía ser de otra manera el anuncio de la primera edil capitalina contó con el respaldo de los hermanos de César Manrique, Juana y Carlos, y el presidente de la Fundación César Manrique, José Juan Ramírez Marrero, presentes en el acto del Charco de San Ginés.

 

Astrid Pérez precisó que esta licitación se ultima desde la Oficina de Proyectos del Cabildo de Lanzarote, adscrita a la vicepresidencia y Consejería de Obras Públicas, bajo la tutela de Jacobo Medina, que también estuvo presente en el acto de ayer.

La idea del grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Arrecife, y compartida por el Cabildo de Lanzarote, es que esta licitación y posterior ejecución pueda desarrollarse en el transcurso de los actos por el centenario del nacimiento de César Manrique Cabrera, hijo predilecto de Arrecife y Lanzarote.

Terminar indicándole  a Carlos Manrique y la Alcaldesa, que enamorado de este enclave capitalino estamos todos aquellos que hemos nacido el el mismo,  nosotros si acudíamos realmente  desde niño y cuando éramos joven a jugar y bañarnos por sus playas y espacios naturales  de increíble belleza, hoy desaparecida por culpa de una avenida.
 

Esperemos que realmente se realice la idea que el pueblo tenía y tiene para el Morro de la Elvira,que no es otra, que toda la superficie de ese morro al completo lo conviertan  en una cascada de agua del mar, con efectos luminotecnicos y musicales y se haga desaparecer todas las piedras suelta y planta que colocaron.

César Manrique no tiene el monopolio del arte en Lanzarote, ni todo lo que se realiza en la isla se le debe adjudicar a él y por cierto su fundación es un simple órgano social, que nada tiene que ver con nuestros organismos oficiales.

Puntualizar y aclarar a los mal pensado, que nada tenemos en contra de César Manrique, ni en contra de Astrid Pérez, ni en contra del Ayuntamiento, ni Cabildo, solo queremos colocar cada cosa en su justo lugar.
 

 

«UN LUGAR PARA CADA COSA Y CADA COSA EN SU LUGAR»

Y exponer que todo lo que realizó César Manrique, no siempre fue bueno y del agrado de todo el mundo.

Mi foto

Este año se conmemora el centenario del nacimiento de César Manrique (1919-1992), y también el de José Ramírez Cerdá (1919-1987).

Ambas personalidades tienen dedicados en Arrecife un parque y una avenida, respectivamente. Hasta ahora no figuraba placa alguna con sus denominaciones oficiales, algo que ha solventado  el grupo de gobierno municipal.

Así, el Ayuntamiento de Arrecife realizaba este pasado martes el acto oficial de descubrimiento de varias placas con los nombres de Avenida César Manrique, situadas en la ribera que rodea el Charco de San Ginés; y otra en el Parque José Ramírez Cerdá, primer parque capitalino que contó con árboles.

Dicho esto realizamos tres preguntas:

1° Porque en las placas aparece el escudo del Gobierno de Canarias.

2° De dónde salieron estás placas.

3° Cuantos años hacen que están hechas.

No dejes de leer esté artículo.

https://www.eldia.es/canarias/2019/11/06/trabajador-cabildo-lanzarote-cobra-sueldo/1022757.html