12:29 h. sábado, 28 de mayo de 2022

LAS LISTAS DE ESPERA QUIRúRGICA EN LA ISLA HAN AUMENTADO UN 714%

La situación sanitaria en Lanzarote está al borde del colapso, según el Parlamentario Figuereo

laverdaddelanzarote.com  |  15 de julio de 2014 (22:03 h.)
Figuerero y Astrid Pérez en el Hospital


 La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en materia sanitaria, Maria Teresa Pulido, y los diputados lanzaroteños, Astrid Pérez y Fernando Figuereo, acudieron hoy al Hospital José Molina Orosa para acceder a la documentación sobre el Plan Funciona puesto en marcha por el Gobierno de Canarias para frenar las listas de espera y que la consejera se negó a dar en sede parlamentaria.

La titular del área, Brigida Mendoza, rehuyó en su momento la petición argumentando que se trataba de expedientes muy amplios y emplazó a los populares a recabar la documentación directamente de cada gerencia y “eso es lo que estamos haciendo de forma presencial”, afirma Pulido, “recorrer uno por uno los centros hospitalarios de las islas para solicitar un informe que, pese a lo dicho por la consejera, en algún caso se reduce a dos sencillas páginas”.

Si Mendoza pensó que de esta forma el Partido Popular iba a renunciar a fiscalizar el desarrollo del plan, nada más lejos de la realidad. “Tenemos muy claro que queremos ver en qué se han gastado el dinero del plan de choque porque las listas de espera son las que son y no paran de aumentar”, recalca.

INCREMENTO DE LAS LISTAS DE ESPERA

En este sentido, y en comparecencia de prensa previa a la visita, la presidenta insular y parlamentaria, Astrid Pérez, denunció el deterioro progresivo de la sanidad en Canarias durante los tres últimos años y de forma específica en la isla. “Cuando el Partido Popular estaba al frente de la consejería, la cifra de pacientes que esperaban más de seis meses por una operación era de 133, a día de hoy esa cifra se ha incrementado en Lanzarote en un 714 por ciento”.

“Estamos hablando de que, según los datos del propio gobierno, en Lanzarote existen 1.082 pacientes que llevan esperando más de medio año por una intervención quirúrgica”, señaló Pérez, para quien estas cifras “son insostenibles porque en sanidad detrás de cada número hay un paciente, una persona con una enfermedad que necesita ser tratada en el menor tiempo posible”.

En cuanto al acceso a la primera consulta con un especialista, el Dr. Molina Orosa es el cuarto hospital con la lista de espera más lenta de Canarias. Mientras la media se sitúa en 63 días, en Lanzarote los enfermos deben esperar unos 71 días de media.

“Al millar de personas que se encuentran oficialmente esperando, hay que sumarles las que ni siquiera tienen cita y están en el limbo del ya le avisaré porque no queda bien dar una hora para el 2016”, afirmó María Teresa Pulido.

ESFUERZO DE LOS PROFESIONALES

En este sentido, el diputado Fernando Figuereo fue tajante al afirmar que si la situación sanitaria no llega al colapso es precisamente por el “esfuerzo personal y la profesionalidad de los equipos médicos y de todos los trabajadores del servicio”. “Gracias a ellos, la sanidad no está en una situación más critica de como está ahora, y eso es de agradecer”, afirmó.

Los tres parlamentarios coincidieron en señalar que el problema real de la sanidad canaria no radica en cuestiones meramente presupuestarias, como en principio pudiera parecer, sino en el desastre organizativo y de gestión de la propia Consejería.

De hecho, el presupuesto del Servicio Canario de Salud ha crecido en 2,7 millones de euros entre 2011 y 2014, lo que supone un aumento del 2,4 por ciento. Del mismo modo, de los 115 millones de euros dispuestos para Lanzarote en el 2013 se ha pasado a 118,3 en el presente ejercicio.

“Lo que nadie entiende y es hasta vergonzoso”, asegura Astrid Pérez, “es que con la problemática que existe en Lanzarote en cuanto a los déficit asistenciales en lugar de invertir en contratación de personal, se devuelvan 750.000 euros de este capítulo para destinarlos a inversión en hospitales de otras islas”.

SIN NOTICIAS DE LA UNIDAD DE DIÁLISIS HOSPITALARIA

La presidenta insular del Partido Popular hizo especial hincapié en el retraso tan preocupante que sufre la unidad de diálisis hospitalaria para el Molina Orosa aprobada por unanimidad en el Parlamento, a instancias del PP, en marzo de 2012.
“La situación de los enfermos renales en Lanzarote es alarmante”. Así definió Pérez la realidad de estos pacientes.

Lanzarote es la tercera isla con más enfermos renales del archipiélago y la única que no dispone de esta unidad en el propio centro hospitalario.

“Los pacientes de hemodiálisis son atendidos por el club que gestiona una empresa privada y cuyo concurso está paralizado, no hay guardias localizadas de nefrólogos, y la situación de la diálisis peritoneal es de completo abandono pues la falta de profesionales obliga a trasladar a los pacientes al Negrin, en Gran Canaria”, relata Pérez.

Desde el Partido Popular ya han adelantado que de nuevo volverán a exigir la habilitación de la Unidad tanto al Gobierno de Canarias como al Cabildo de Lanzarote. “Institución esta última que también debe velar por los servicios que se prestan en la isla y que hasta ahora no ha ejercido ninguna presión ante la consejería que dirige la nacionalista Brigida Mendoza”, ha asegurado la dirigente popular.