16:20 h. viernes, 19 de agosto de 2022

La organización pide a la alcaldía que intervenga y se abra el procedimiento para determinar responsabilidades

Somos Lanzarote denuncia la demolición de bienes patrimoniales protegidos en primera línea del Charco de San Ginés

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  19 de diciembre de 2016 (09:41 h.)
charc 1

La organización transformadora insular Somos Lanzarote ha denunciado la demolición de tres viviendas tradicionales situadas en primera línea del Charco de San Ginés, entre la avenida César Manrique y la calle Jacinto Borges, a la altura de los números 34-38, en Arrecife, en cuyo lugar se construirán edificios. Todas estas construcciones se encontraban incluidas en el catálogo de Patrimonio Arquitectónico y Monumental del Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), como parte del denominado “Conjunto o Barrio de San Ginés”, que posee un grado 2 de protección.

La obra en ejecución, promovida por la constructora Fariones Plaza S.L.U., cuenta con licencia del ayuntamiento de Arrecife y con el visto bueno del Consejo de Gobierno del Cabildo, aunque los trabajos, que se vienen realizando en las últimas semanas, superan con creces lo permitido tanto por el permiso municipal como por el informe de compatibilidad con el PIOT emitido por la institución insular.

En ambos documentos, tal y como informan desde Somos Lanzarote, se insiste en la prohibición a los promotores de la demolición de las fachadas, además de tener que responder a “la disposición, materiales y diseño” de los “modelos de uso tradicional en el conjunto protegido”. Por si fuera poco, las normas de protección de los bienes destruidos indican que las obras solo podrán afectar “de forma puntual o limitada a la configuración o aspecto exterior de los edificios sin alterar la volumetría ni la morfología general de los mismos”.

A pesar de ello, la práctica totalidad de las antiguas construcciones han sido derribadas en las últimas semanas, para fabricar en su lugar edificios de viviendas y locales en una de las zonas de mayor rentabilidad económica de la ciudad. Tanto desde el grupo municipal de Somos Lanzarote en Arrecife como desde su grupo en el Cabildo se ha solicitado la información necesaria sobre los proyectos y los expedientes para dilucidar hasta qué punto se ha incumplido la norma en este nuevo caso de destrucción del patrimonio arrecifeño.

Piden la intervención de la alcaldía

A juicio de la organización asamblearia nos encontramos ante otra “pérdida irreparable para el patrimonio arquitectónico y cultural de Arrecife y de la isla, de una ciudad que sigue abandonando los testimonios de su identidad en favor de intereses urbanísticos y especulativos”.

Por ello, desde Somos Lanzarote han pedido a la alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, que paralice la obra en ejecución y que se inicie el procedimiento para exigir responsabilidades y reparar en lo posible el daño causado.

Consideran, desde la organización insular, que es “hora de acabar con la política de hechos consumados respecto a la destrucción del patrimonio” e instan a las instituciones de la isla a poner en marcha medidas que aseguren el mantenimiento y uso de los bienes patrimoniales. “Mientras la mayoría de las ciudades del mundo ponen en valor su arquitectura y urbanismo, en Arrecife se ha renunciado a conservar esta herencia singular, de enorme potencial, a la espera de que los pocos testimonios de nuestra identidad que conservamos caigan por su propio peso o, como es este caso, sean demolidos por las constructoras”, concluyen desde Somos Lanzarote.