13:56 h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

la verdad de lanzarote

Presentan moción en el Cabildo instando a Gobierno y Parlamento de Canarias a su regulación

Somos Lanzarote pide que Canarias legisle contra los espectáculos con delfines y ballenas en cautividad

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  27 de Julio de 2017 (10:42 h.)
Más acciones:

Delfines
Delfines

El grupo político de Somos Lanzarote en el Cabildo ha presentado, a través de su portavoz, Tomás López, una moción al pleno de la institución en la que se insta al Gobierno y Parlamento de Canarias a legislar para evitar la proliferación de espectáculos con cetáceos (como delfines y orcas) en el Archipiélago.

La propuesta, que se debatirá este viernes en la primera institución insular, va en la línea de las normativas aprobadas en varios países europeos y americanos, en donde se ha suprimido la cría de nuevos mamíferos marinos para fines de entretenimiento, programando así la desaparición paulatina de estos espectáculos, además de exigir una mejora sustancial de las condiciones de vida de los que ya están recluidos.

Tal y como se expone en la moción, existe cada vez una mayor sensibilidad social por el bienestar animal en general, y especialmente por el de especies tan inteligentes, desarrolladas y capaces como delfines y ballenas. Este hecho, unido a las evidencias científicas de los perjuicios de la cría en cautividad y el adiestramiento para seres cuyo hábitat natural es el mar abierto, están dando lugar a amplios consensos, especialmente en los países desarrollados, sobre la necesidad de poner fin a la cría en cautividad de estos animales con fines de negocio y especulativos.

Para Somos Lanzarote, Canarias, como sociedad de progreso y comprometida, que intenta promocionarse como destino turístico diferenciado y respetuoso con la naturaleza y sus especies, no puede quedar al margen de esta sensibilidad, por lo que proponen que el Archipiélago haga uso de las competencias propias recogidas en el Estatuto de Autonomía y legisle en favor de estos animales. Para ello, proponen a Parlamento y Gobierno examinar normativas como la francesa, que prohibió durante el pasado mes de mayo la cría de nuevos delfines o ballenas para su exhibición, para que sirva como inspiración a una futura norma adaptada a la realidad canaria.

Canarias, gran cárcel de cetáceos dentro de la UE

Para el portavoz se Somos Lanzarote en el Cabildo, “es lamentable que mientras en países como Francia se prohíbe la adquisición de nuevos animales para su cría en cautividad, y en otros, como Reino Unido, países nórdicos, varios estados norteamericanos, Suiza, Chile o Uruguay, los delfinarios permanecen prohibidos desde hace años, Canarias siga apostando por una atracción tan insensible, poco respetuosa y desfasada como los espectáculos con mamíferos recluidos y adiestrados”, señala Tomás López.

Tal y como recuerdan desde Somos Lanzarote, el Estado español, y más concretamente Canarias, va camino de convertirse en la “la gran cárcel para delfines y orcas dentro de la Unión Europea”, olvidándonos de que, precisamente, “quienes visitan Canarias a través de nuestra principal industria, el turismo, proceden de países en donde se ha generalizado una idea contraria a este tipo de espectáculos”. No en vano, el Estado alberga más de un tercio de los delfinarios contabilizados en el continente europeo y casi la mitad de los cetáceos enclaustrados.

Respecto al Archipiélago, estamos en el territorio con mayor número de instalaciones en las que se hace negocio con la exhibición de delfines y orcas, habiéndose creado en nuestra isla la última de ellas, el delfinario del Parque Rancho Texas, “envuelto en una amplia polémica en medios de comunicación del Estado y la UE que en nada beneficia a la imagen que proyecta un destino como Lanzarote”, apuntan desde la organización asamblearia.

Canarias debe dotarse de un marco legal que nos coloque en la vanguardia de la defensa de los derechos de los animales, que nos haga un país más respetuoso con el resto de especies con las que compartimos el planeta y evite una imagen negativa de insensibilidad hacia ellos“, concluyen desde Somos Lanzarote.