18:54 h. viernes, 19 de agosto de 2022

Presentan una enmienda a las cuentas de la institución para dotar con 100 mil euros a este fondo durante el primer año

Somos Lanzarote pide que los presupuestos del Cabildo recojan partidas para políticas de vivienda ante el aumento de los precios del alquiler

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  16 de febrero de 2017 (07:00 h.)
Pleno del Cabildo

Lanzarote ha dedicado una de las enmiendas parciales presentadas a los presupuestos generales del Cabildo de 2017 a buscar respuesta para las dificultades que cada vez más personas y familias de la Isla encuentran a la hora de garantizarse el derecho a la vivienda, dado el aumento de los precios del arrendamiento que ha tenido lugar durante los últimos meses, derivado, entre otros, del auge del alquiler vacacional.

Para la organización transformadora insular la inaccesibilidad a la vivienda se está convirtiendo en un problema grave para cientos de personas, especialmente trabajadores y jóvenes con edad para emanciparse, por lo que considera necesaria la puesta en marcha de políticas a nivel insular que consigan paliar esta situación.

Por esta razón, la organización apuesta por la creación de un fondo insular específico para políticas de vivienda, que se coordine con las prestaciones municipales, y para el que piden una partida inicial de 100 mil euros durante este 2017.

“Las enmiendas presentadas por Somos Lanzarote buscan hacer de las cuentas insulares unos presupuestos más sociales y pegadas a la realidad de la gente; la carestía de la vivienda que se viene observando en los últimos tiempos hace prioritaria la acción política para salvaguardar este derecho, especialmente a las personas y familias trabajadoras”, apunta Tomás López, portavoz de Somos en el Cabildo.

Equilibrio entre turismo y sociedad local

Desde Somos Lanzarote son conscientes de que el auge del alquiler vacacional está entre las causas del aumento del coste de los arrendamientos. “Lo que puede suponer una oportunidad económica para los arrendadores tiene su contrapartida en la imposibilidad de amplios sectores sociales en acceder a la vivienda, por lo que las instituciones deben jugar un papel de búsqueda de contrapesos y redistribución en favor de quienes lo necesitan”, señalan.

Por ello, opinan desde la organización asamblearia, “en vez de seguir aumentando los gastos en promoción económica, en una isla que ha alcanzado récords en ocupación, conviene destinar parte de estos fondos a buscar equilibrios entre el fenómeno turístico y los efectos que este pueda tener sobre la sociedad local”. De lo contrario, apuntan desde Somos Lanzarote, estamos arriesgándonos a morir de éxito; “el éxito de unos pocos a costa de la mayoría social, que no ve mejorar sus condiciones, y a la que se le afecta en sus derechos más básicos, como es el derecho a la vivienda”.