20:14 h. Jueves, 18 de Abril de 2019
Fuertes críticas internas tras la "incorporación" de 20 nuevos "votantes" a la asamblea

Somos opta por acudir a las elecciones con Nueva Canarias, en una asamblea que pone en evidencia la sangrante división de la formación

La formación política Somos Lanzarote se presentará a las próximas elecciones municipales y autonómicas conjuntamente con Nueva Canarias, tal cual se acordó en una intensa asamblea en la que se han vuelto a mostrar las tensas fricciones existentes en el seno del partido asambleario.

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  31 de Enero de 2019 (12:59 h.)
Más acciones:

Acudieron a la asamblea un total de 56 miembros de la formación, que votaron a las 4 opciones propuestas de cara a los cada vez más cercanos comicios electorales:

- 32 votaron por acudir junto a Nueva Canarias

- 19 apostaron por la tantas veces anunciada confluencia de izquierdas con Podemos e Izquierda Unida

- 4 decidieron que Somos Lanzarote debía ir en solitario

- Y sólo 1 quiso reeditar el original acuerdo con ANC.

Lo peor de la política son los trileros, los tramposos...

Ya desde el inicio de la asamblea, comenzaron las acusaciones de "pucherazo", puesto que alegaban los partidarios de la confluencia de izquierdas que "aparecieron 20 nuevos inscritos" en tan decisiva votación. Recordando que "para poder votar, los nuevos adscritos debían haber participado, como mínimo, en 3 asambleas anteriores", algo que aseguran no se ha cumplido.

Más aún, durante y después del proceso, muchas de las voces discordantes han adelantado su intención de "impugnarlo" en la Comisión de Garantías de la formación.

El consejero cabildicio, Tomás López (partidario de la confluencia con Podemos), registró en su cuenta de Facebook, que "hay políticos de diferentes ideologías. Los hay con labia, capacidad de gestión u otras habilidades. Todas son dignas de tener en cuenta.

Pero lo fundamental es que sean personas íntegras, honestas. Como en otras facetas de la vida, lo peor de la política son los trileros, los tramposos... los que terminan siendo tan golfos como el cargo se lo permita.

Por higiene democrática, a esos deberíamos desterrarlos de la vida pública".