“TÍAS, MUNICIPIO DE PLAYAS SIN HUMO”

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  10 de marzo de 2020 (07:02 h.)
HPET

 

            A todos nos gusta disfrutar de la tranquilidad que se respira en nuestras costas, pero en los últimos tiempos lo hacemos acompañados de un grave problema: el que suponen los residuos de las colillas de los cigarrillos en las playas.

            Fumar en las playas supone un perjuicio medioambiental para los arenales, ya que una colilla puede tardar entre 5 y 10 años en degradarse, contamina el mar y sus sustancias tóxicas pueden matar a animales marinos o acumularse en su estómago.

            Las colillas de los cigarrillos pueden ser una fuente importante de contaminantes metálicos de lixiviación en el medio marino y, potencialmente, entrar en la cadena alimentaria.

            Los filtros de los cigarrillos, que están hechos de acetato de celulosa, pueden actuar como otros plásticos proporcionando un conducto para transportar metales en ambientes marinos.

Y teniendo en cuenta que,

             Varias ciudades españoles han creado  “playas sin humo”. Galicia ha sido la comunidad más ambiciosa en este proyecto, creando una extensa red de playas sinhumo que se extienden por toda la región.

En Canarias, la isla de Gran Canaria cuenta con playas sin humo. Muchas (Las Marañuelas, La Lajilla, Patalavaca, etc.) de ellas se encuentran en la localidad de Mogán (aquí las sanciones pueden llegar a 400 euros por fumar en la playa y a 1.800 euros por arrojar colillas) y otra en Las Palmas (Las Canteras) de Gran Canaria (hasta 300 euros de multa), que se aprobó tras una consulta ciudadana vinculante en la que casi el 90% de los ciudadanos votó a favor de la iniciativa.

Otras zonas donde existen playas sin humo son: Asturias, Catalunya, Murcia, Andalucía y Baleares.

Por todo lo anteriormente expuesto,

            ES POR LO: Que desde HAY PROYECTO EN TÍAS (HPET), proponemos al grupo de gobierno que active los trámites oportunos que conduzcan a la prohibición de fumar en las playas del municipio, debido al desgaste ecológico que sufre el entorno.

El tabaco no sólo produce humo, sino que también deja un rastro de colillas que pueden contaminar gravemente las aguas y que tardan muchos años en degradarse.

            Pedimos que se apueste de manera definitiva por cambiar el enfoque de las políticas locales relacionadas el medio ambiente y la promoción de hábitos de vida saludables.

Estamos seguros de que  la puesta en marcha de esta medida, la promoción de playas sin humo que respeten y cuiden el medio ambiente, será acogida de buen grado y servirá como punto de partida para crear conciencia cívica y sensibilizar a la población sobre los efectos nocivos del tabaquismo.