17:16 h. viernes, 27 de mayo de 2022

Todos los pueblos tienen el deber y el derecho de decidir sobre su futuro

 |  24 de abril de 2022 (19:17 h.)
Antonio Leal Aguilar Liberalista
ANTONIO LEAL AGUILAR LIBERALISTA

El liberalismo del siglo XXI debe ser una corriente filosófica, política y económica que promueva la libertad del ser humano, su igualdad política y jurídica y la búsqueda del progreso material de los pueblos.

Como presidente de la confederación nacional Titerogakat, soy consciente de la importancia del movimiento social para poder reclamar los justos derechos del pueblo canario a su justa soberanía.

Puntualizar que yo no soy independentista porque éste termino nunca me gustó y  de los términos "nacionalista" y "soberanista" podría opinar casi lo mismo.

En realidad soy "liberalista", porque siempre he sido mentalmente independiente. Y Canarias es para mí un territorio independiente, pero no libre en ciertos sentidos, porque hace 620 años fue usurpado por fuerzas extranjeras(okupas del siglo XV) nuestras tierras y organismos oficiales, con la cruz en una mano y la espada en la otra. Y con ellas derramaron mucho sangre y se esclavizaron y vendieron sus habitantes para la consecución de una brutal penetración en nuestras propiedades, que aún perdura seis siglos después.

Yo soy partidario de usar las vías políticas y sociales para lograr la liberación de mi pueblo e intentar que se marchen pacíficamente los indeseados okupas.

Soy partidario de cualquier vía pacífica, política o social, para la liberación de estas naciones. Siempre estaré en contra del uso de las armas, ya que la estrategia de los liberales es incompatible con la violencia. Además considero que se tienen que eliminar las actitudes y el lenguaje folklórico que desde antaño frenan la consecución de la liberación de nuestra nación. Busco liberar Canarias del yugo extranjero. Lucho por intentar conseguir un Estado libre y unido por 8 nacional que estén regidas por la soberanía popular.

Yo mis ideas las tengo muy clara sobre las propuestas en relación a las aguas archipielágicas, la reforma del REF y la creación de un nuevo Estatuto para Canarias.

Recomiendo a todos los canarios leer el libro de un buen amigo"¿Tiene Canarias Derecho a su Independencia?", publicado por un historiador Canario que habita en Lanzarote, Aureliano Montero. Ahí queda todo casi perfectamente explicado. Y es que el control de sus aguas y sus territorios, es un derecho natural de cada pueblo. Nos da igual lo que puedan pensar España, Marruecos u otros países. Entre el continente africano y Canarias se debe trazar obligatoriamente una linea intermedia, para que las islas puedan tener sus propias aguas y espacio aéreo. Los canarios deben gestionar todos los beneficios económicos y fiscales que se generen en su tierra. No podemos seguir permitiendo ni un solo momento más que se sigan llevando nuestras riquezas al exterior. Los beneficios de las empresas y todos los impuestos se deben quedar en Canarias para poder financiar los proyectos necesarios para el perfecto desarrollo del futuro de nuestras naciones.

Creo que la liberación de Canarias, la expulsión de los okupas es una cuestión no sólo de una parte de nuestra sociedad, la liberación de las islas es una labor en conjunto de todos los que aquí vivimos.

La pobreza mental de algunos infantiles personajes hunden cada día más con sus ridículas actuaciones la poca fiabilidad que se pueda tener sobre ciertos colectivos  independentistas.

Que reconozca o no la situación de Canarias determinados personajes Bielorrusos es algo que no tiene prácticamente ninguna relevancia e importancia social porque los canario hace 620 años la conocemos sobradamente.

La lucha por la liberación del pueblo canario la comenzó hace 620 años el pueblo nativo en Titeroygakat y luego han sido muchos los colectivos, partidos y personas la cual  se han sumado a la lucha entre ellos Secundino Delgado Rodríguez, que fue un político canario, considerado por algunos como el padre del nacionalismo canario y por otros como ananarquista-independentista y luego Antonio de León Cubillo Ferreira, ​ que fue un abogado, profesor y político español, fundador del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario. 

Yo particularmente no reconozco  que las Islas Canarias son parte integrante de África pero si tengo muy claro que tenemos derecho a la liberación de las islas y lógicamente para ello debemos expulsar los okupas.

No reconozco a ningún colectivo y federación en Canarias que sea el único representante para la liberación del pueblo canario, en Canarias existen muchos colectivos, partidos y personas las cual desde hace muchos años luchan por la liberación de las islas. ¡Medallas inmerecidas no!

Lógicamente debemos intentar conseguir la formación de una comunidad social y política de peso para llegar a hacer realidad nuestro principal propósito. No se puede tratar de imponer a la fuerza la liberación de un territorio si esta intención no es aceptada por la mayoría de sus habitantes. El intento de consecución de la liberación de los pueblos sometidos debe ser un sentimiento generalizado en el que deben involucrarse casi todos los sectores que conforman las distintas sociedades. Todos los pueblos tienen el deber y el derecho de decidir sobre su propio futuro.

Canarias debe estar situada dentro del panorama territorial del mundo como un estado más formado por 8 naciones, participando de forma directa en todos los foros y organismos internacionales.

Considero que Canarias es un pequeño continente, un estado unificado formado por diferentes naciones  en la que la soberanía popular marcará las pautas de gobierno. En primer lugar, necesitaríamos una Ley de Residencia para limitar la población por la pequeñez y fragilidad de nuestro territorio. Es algo por lo que Titeroygakat lleva 30 años luchando, con el importante apoyo de muchos canarios.

Lanzarote es  el último reducto inteligente, serio y responsable que existe, Lanzarote  mantiene en alto la bandera y la lucha para la liberación de nuestros pueblos. A partir de ahí, necesitamos potenciar los productos y empresas canarias; redistribuir las riquezas de las distintas naciones entre todos sus habitantes; acabar con el sistema de las clases sociales que sólo genera desigualdades; crear empresas en las que todos sus miembros se consideren productores, y se redistribuyan los beneficios entre los mismos; eliminar a los especuladores y corruptos; dar fin a los grandes sueldos de la clase política; acabar con las mociones de censura, cambiando la Ley Electoral; hacer desaparecer las multinacionales y grandes fortunas que corrompen los estados, colocan políticos y marcan las directrices de gobierno...

En estos momentos el debate sobre el mar canario está en la sociedad y yo soy de los que piensa que nuestro pueblo tiene el deber y la obligación de gestionar su territorio, y de tomar todas las determinaciones necesarias sobre el futuro de su naciones.

La población canaria tiene en estos momentos un futuro muy "jodido" con más de dos millones de habitantes, en los que una gran mayoría son foráneos que sólo buscan dinero para llevárselo al exterior y enriquecer sus países. Si los canarios no frenamos a tiempo esta locura y tan salvaje invasión sin control, pronto no tendremos qué comer, ni de qué vivir, ni dónde trabajar. Más del 30% de los parados en Canarias son canarios, porque algunos foráneos se someten a la clase empresarial trabajando por tres euros de sol a sol, sin contrato ni seguro.

El nacionalismo hoy en día es una caja de truenos, una bomba a punto de estallar, en estos momentos cuando apenas queda un año para las próximas elecciones de 2023 las puñaladas, envidias y celos de la actual clase política no les deja ver más allá de sus propias narices. El nacionalismo, si nadie lo remedia o impide, tiende a desaparecer por culpa de aquellos que se autodeterminan como líderes, los cuales sólo han buscado y buscan enriquecimiento, poder y protagonismo. Estos a pesar de ser canarios están al servicio de los "okupas" que tenemos en nuestro organismo oficiales desde hace más de 620 años. Los vende patrias que aquí tenemos están al servicio de los actuales partidos políticos creados por los usurpadores, los traidores canarios solo buscan obtener prebendas de los okupas. Este hecho no se oculta a la población, por lo cual el nacionalismo "canarios" va en picado, y en cada comicio electoral pierde apoyo y muchos votos. El nacionalismo, si no se unifica, desaparecerá. Si no se rejuvenece a la vez que se expulsan todos los cánceres corruptos y líderes inservibles, desaparecerá del mapa.

Estoy seguro que el pueblo apoyaría una unión entre todos los nacionalistas a partir de mayo de 2023.

Los nacionalistas se deben unificar de verdad. Pero para ello se deben dejar de lado los enfrentamientos personales, las ambiciones de poder y los intereses individuales de cada partido. Canarias debe estar por encima de todas las cosas.

Del Infantil, minoritario y casi inexistente independentismo prefiero no hablar, hoy en día el mal llamado independentismo Canario es un reducto de trasnochados compuesto por muchas personas que están haciendo un daño terrible a la imagen de aquellas personas serias que realmente trabajaron inteligentemente por lo que ellos denominaban la lucha por la independencia de Canarias, vaya desde éste artículo mi respeto para todos aquellos que en antaño lucharon y alzaron la voz para la liberación de nuestros pueblos e intentaron  conseguir la  expulsión de los okupas que llevan en nuestras islas 620 años.

Ningún canario compartirá las enfermizas pretensiones y deseos equívocos de un infantil independentismo estancado en el pasado, mensajes  que estos repiten como loritos  y que hacen uso equivocadamente de las viejas estrategias hoy ya modernizadas.