00:00 h. domingo, 14 de agosto de 2022

El triplemente doloroso parto, perdón, pacto, del colonialismo

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  02 de julio de 2015 (14:05 h.)
Movimiento UPC

 

“Colisión” Canaria y el Partido Socialista Obrero Español (y nada de Canarias), que continúa exhibiendo gigantescas banderas franquistas, han prorrogado el pacto que habían suscrito en el año 2011 cuyo único objetivo era y sigue siendo mantenernos cautivos del yugo colonial español y seguir, igualmente, llenándose sus amplias faltriqueras a costa de la sangre, el sudor y las lágrimas de nuestro damnificado e interesadamente ignorantado pueblo, para el que el vergonzoso pacto supone el dolor más mayúsculo de los tres principales dolores que el mismo ha generado.

El Partido Socialista etc. (PSOE), con el apoyo de un 8.5 por ciento de los residentes censados en esta colonia, apoyos provenientes fundamentalmente de la metrópoli, ha recurrido hasta a la aritmética romana, ya saben, la que realizaba las operaciones con letras (I, V, X, etc.), ante la posibilidad de sumar por lo menos treinta y un parlamentarios y vengarse de la, según ellos, puñalada por la espalda mediante la que la “Colisión” y su fundador, Manuel Hermoso, se hizo con el gobierno en detrimento de Jerónimo Sahavedra, pero sumando NC (5), Podemos (7), ASG (3) y PSOE (15) la “maldita” aritmética sólo da 30. Descartado, por ahora, el pacto PPSOE no quedó otro que el doloroso pacto con “la traidora Colisión”. Pero queda otra posibilidad, que no pasa por los tres parlamentarios de Curbelo con sus 5090 votos y 3 parlamentarios, sino por la Agrupación Herreña Independiente (AHI) y su inmenso poder con 2521 votos y dos parlamentarios y que vuelve a ser la llave de la gobernabilidad del pseudoparlamento canario y que por lo menos les servirá para que las navieras financiadas con el dinero de todos nosotros presten a los bimbaches el servicio que, en justicia, les correpsonde.

“Colisión” Canaria, con el apoyo de un 7.7 del censo de residentes en Canarias, a lo que hay que sumar el 0.1 por ciento correspondiente a la AHI, ya tenía pactado parlamento, gobierno, cabildos y ayuntamientos con el PP, pero sumando a la AHI la “maldita” aritmética vuelve a dar 30 ¡No puede ser! “ Me tiro al suelo y digo que me dió el dolor”, gritaban los que detentan el poder desde que Manuel Hermoso, de las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), fue investido el 31 de marzo de 1993 nuevo presidente del pseudogobierno autónomo al prosperar por una ajustada mayoría (31 votos a favor, 23 en contra del PSOE y 6 abstenciones del PP) la moción de censura contra el hasta ese momento titular del Ejecutivo canario, el psoista Jerónimo Saavedra.

La aritmética no es el fuerte del colonialismo y los esbirros a su servicio, al menos la aritmética que no sea estrictamente monetaria. Por lo menos esa es la experiencia electoral del Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario. Según los datos del escrutinio a las 03:12 horas del 25 de mayo de 2015 nos habían contabilizado 1905 papeletas, de las que nos sentimos muy, pero que muy orgullosos, aunque sin duda alguna somos muchísimos más, sin embargo, según los datos definitivos del escrutinio son 1777 las papeletas, una diferencia de casi un 7 por ciento, porcentaje que si lo aplicásemos a las 180.669 del PSOE significaría una pérdida de 12.648 papeletas, que no obstante obtuvo casi dos mil más en el recuento definitivo (con 5.090 se adjudicó la ASG tres parlamentarios y con 2521 la AHI sumó dos parlamentarios). No estamos hablando de pequeños e insignificantes errores, sino de pucherazos en toda regla. Lo mismo ocurrió, y así lo hemos comunicado a la opinión pública y los organismo itnernacionales, por lo menos en el 2011 y también en el 2007, convocatorias en las que hemos participado.

El sainete electoral en su conjutno fue puesto en conocimiento de la judicatura, concretamente del Tribunal Superior de Justicia de Canaras, mediante un contencioso-electoral (documento ajunto), que le dió carpetazo inventándose un plazo de subsanación inexistente de cinco días naturales con el peregrino argumento de que “el plazo más amplio contemplado en la LOREG es precisamente de 5 días”, aunque el artículo 116 de la citada ley especifique claramente que “En todo lo no expresamente regulado por esta ley en materia contencioso-electoral será de aplicación la ley de la jurisdicción contencioso-administrativa”, cuyo artículo 45 concede un plazo de 10 días hábiles para subsanación. Todo ello viene a redundar en lo que hemos venido sostenienndo y es que en el Estado español los poderes legislativo, ejecutivo y judicial no sólo no están separados sino que forman parte del entramado colonial que sostiene al régimen monárquico.

Según los datos de los que disponemos un cuarenta y cuatro (44) por ciento de la población residente en Canarias apoya la descolonización e independencia de nuestra patria, lo que supone la inmensa mayoría de nuestro pueblo, de nuestra gente, como no puede ser de otra manera en una colonia, dándose la circunstancia de que en la única oportunidad que nos ha dado el colonialismo de manifestar nuestra opinión al respecto, el glorioso Referéndum celebrado el 12 de marzo de 1986 sobre la OTAN, lo hemos hemos hecho mayoritariamente a favor de nuestra emancipación, resultados que, una vez conocidos por los organismos internacionales, no los han hecho dudar ni un sólo segundo en considerar a Canarias, por primera vez en la historia, sujeto de derecho internacional.

Derecho internacional que ampara el derecho a la Independencia, específicamente en la Resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), suscritas por España, aunque, vergonzosamente, se abstuvo en su votación, 1514 (XV) de 14 de Diciembre de 1960 sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos colonizados y la resolución 55/146 de 8 de Diciembre de 2000 mediante la cual se declara el periodo 2001–2010 la Segunda Década Internacional para la Erradicación del Colonialismo, finalizada el 31 de diciembre de 2010, lo que llevó a nuestra organización a apoyar la declaración de Descolonización e Independencia del Archipiélago Canario,  de 1 de enero de 2011, así como por la resolución 65/119 que declara el periodo 2011-2020 el tercer decenio internacional para la erradicación del colonialismo.

Nuestra Descolonización e Independencia no será plena hasta que dispongamos de todas las instituciones correspondientes a una estructura estatal, o sea los poderes legislativo, ejecutivo y judicial de la República Democrática Federal Canaria y esta obtenga el reconocimiento internacional, transformándonos en un Estado Archipelágico acorde con la legistlación internacional que respetamos y acatamos.

El reto inmediato de los anticolonialistas en particular y de todos los demócratas en general debe centrarse específicamente en dinamizar ese proceso para lo que se propone una sencilla y eficiente fórmula, consistente en convocar lo que constituiría el I Congreso de la República Democrática Federal Canaria para el viernes 1 de enero de 2016, quinto aniversario de la proclamación de la declaración de Descolonización e Independencia de Canarias, que aunque parezca lo contrario no falta tanto y habrá que trabajar duramente, Congreso del que saldría un gobierno republicano provisional con la única función de convocar elecciones libres, aplicando para la elaboración del censo los principios internacionales del ius sanguinis e ius solis, elecciones que se pueden realizar a través de internet, asociaciones de vecinos o cualquier otro medio que se considere oportuno y se consensúe. Se propone, por su significado para nuestro pueblo, el sábado 12 de marzo de 2016, 30 aniversario de nuestra victoria en el Referéndum de 1986, como emblemática fecha para celebrar la convocatoria electoral.

En esas elecciones se elegiría tanto al presidente o presidenta de la República como el Tagoror Nacional. Como se trata de un Estado Archipelágico Federal, en el que ninguna isla prevalezca sobre las demás, se elegirán también Presidentes de los Gobiernos con los respectivos Tagorores en cada isla.

 

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC)