17:04 h. miércoles, 05 de agosto de 2020

El alcalde, José Juan Cruz, destacó la relevancia del binomio cultura-turismo y avanzó que se potenciarán las actividades en la calle

Unanimidad en Tías para apoyar al sector de la cultura del municipio

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  22 de julio de 2020 (14:42 h.)
Pleno del ayuntamiento de Tías
Pleno del ayuntamiento de Tías

 José Juan Cruz, alcalde de Tías

La corporación municipal del Ayuntamiento de Tías aprobó ayer por unanimidad en sesión plenaria ordinaria la moción presentada por el grupo de gobierno para apoyar al sector de la cultura del municipio. Este ayuntamiento es la única administración de la isla en suscribir este documento de “reconocimiento público de la cultura como bien de primera necesidad”.    

El alcalde de Tías, José Juan Cruz, declaró que “la cultura también es economía y es importantísimo el binomio cultura-turismo”, que los propios empresarios turísticos respaldan. Es por ello que desde el Ayuntamiento, gobernado por PSOE, Lanzarote Avanza y Lanzarote en Pie-Sí Podemos, se está trabajando en potenciar las actividades culturales y artísticas en la calle y al aire libre, avanzó.

La concejala de Cultura, Pepa González, subrayó el papel de la cultura en el pensamiento crítico de la sociedad, al tiempo que manifestó que “vivir sin cultura es no vivir. Sin la cultura no somos”.

Camino Berriel y PEMU

Todos los grupos políticos representados en el pleno también aprobaron por unanimidad el inicio del expediente para acondicionar y asfaltar Camino Berriel, camino de tierra que comunica el núcleo de Tías y la zona del Lugar de Abajo. “El volumen de tráfico que soporta y las peticiones de los vecinos” justifican esta propuesta, señaló el concejal de Urbanismo, Ulpiano Calero.

Así mismo, el pleno avaló con los votos a favor del grupo de gobierno y la abstención de la oposición el Plan de Emergencia Municipal de Tías (PEMU), así como su traslado al Consorcio de Seguridad y Emergencia de Lanzarote.

Otro de los puntos ratificados por unanimidad es la declaración de crisis social en el municipio. Esta propuesta acuerda que el Ayuntamiento articule “los mecanismos y medidas necesarias para afrontar con la mayor eficacia los efectos económicos y sociales derivados de la crisis sanitaria”.

Además, señala que “esta exigencia inexcusable de eficacia ha de concretarse en priorizar aquellas tareas que supongan atender las prestaciones orientadas a satisfacer las necesidades básicas simplificando, si fuera preciso, los procedimientos administrativos y, de igual manera, derivando a una fase posterior de los mismos la comprobación de las circunstancias personales que den lugar al derecho a la prestación”.