14:47 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022

Agravio comparativo en las 200 viviendas Márquez de Valterra

 |  01 de octubre de 2022 (19:41 h.)
20 años con las viviendas de Valterra
MAGAZINE LANZAROTE

El agravio comparativo se produce cuando frente a dos personas con la misma condición o en la misma situación se les trata de modo diferente y  cuando se realiza un ejercicio abusivo del derecho actuando de modo distinto ante situaciones idénticas o similares.

El agravio comparativo supondría, por tanto, la violación del principio de igualdad de trato entre los propietarios de las viviendas de Valterra.

El agravio comparativo está profundamente ligado a los siguientes principios:

Principio de “buena fe“

Principio de “igualdad“

Principio de “ prohibición del ejercicio abusivo del derecho“.

El artículo 7 del Código Civil y el art. 3.1 del mismo texto, son los que se alegan cuando se plantea el ejercicio abusivo del derecho o las actuaciones de agravio comparativo.

Artículo 7 C. Civil: 1.-  Los derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe.

.- La Ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Todo acto u omisión que por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia en el abuso.”

Son manifestaciones del abuso de derecho la violación del principio de igualdad de trato entre los distintos propietarios.

El trato discriminatorio entre los vecinos de las 200 viviendas Marque de Valterra de protección oficial de las cual se  pretende entregar de forma gratuita y inexplicable la propiedad y escrituras de 70 viviendas mientras que los propietarios de las 130 viviendas restantes  tuvieron que pagar religiosamente, de forma legal y correctamente sus viviendas e impuestos durante muchos años.

La fórmula de querer entregar 70 viviendas y sus escrituras gratuitamente puede  estar carente de la suficiente justificación documental y de las pruebas que se precisan que demuestren que tienen legítimamente derechos sobre esas propiedades, entregar estas 70 viviendas  puede constituir abuso de derecho por agravio comparativo¡Es que a los 130 propietario restante del barrio se les van a devolver todo el dinero que pagaron por sus viviendas para que no pueda existir "AGRAVIO COMPARATIVO".

Nos encontramos ante un ejercicio abusivo y discriminatorio del derecho una actuación de agravio comparativo por parte de los responsables de distintas administraciones oficiales.

Por lo tanto realizaremos un estricto seguimiento de las fórmulas de entrega de está 70 viviendas por las cual más de una institución y político puede terminar en los Tribunales de Justicia por prevaricación, tráfico de influencia, trato de favor, discriminación y por agravio comparativo que estaría vulnerando los derechos de 130 propietarios. 

"20 AÑOS CON EL MISMO CUENTO DE LA ENTREGA DE LAS 70 VIVIENDAS"

Cada ves que se acercan los comicios electorales,  la clase política saca a relucir sin ningún tipo de reparo y con muy poca vergüenza la entrega y donación de las 70 viviendas de Valterra.

En está ocasión son ya  cinco los  comicios electorales que vienen utilizando para captar voto la entrega de las 70 viviendas de Valterra y como se podrá comprobar son siempre los mismos.

Dicen que son setenta familias de Valterra que esperan el compromiso firme de las autoridades locales para conseguir la titularidad definitiva del inmueble en el que residen.¡No son las autoridades locales quienes las tiene que entregar! ¡Lógicamente deberán demostrar con documentos válidos que fueron trabajadores de las conserveras! ¡Deberán mostrar recibos, contratos y convenios firmados con las empresas y organismos responsables!

Decir que moralmente son los verdaderos dueños de las casas que habitan es una osadía y un gravísimo error ya que eran simples inquilinos.

Los propietarios de las empresas conserveras no  cedieron en ningún momento la titularidad de las viviendas sociales de Valterra a sus moradores ya que eran trabajadores que una vez que cumplían el contrato de trabajo con las conserveras debían abandonar como es lógico las viviendas.¡Si tienen el documento de la cesión que lo muestren quienes hoy reclaman las vivienda!.

El estado en que se encuentran muchas de estas setenta viviendas es más que lamentable,en una gran mayoría ya no la están habitando los trabajadores de la conserveras, ni sus familiares, muchas de estas se han vendido, revendido y en ellas viven hasta ocupas.

Respetando las cláusulas impuestas por los empresarios propietarios de las fábricas de pescado y la Casa del Mar, los inquilinos que en su momento eran trabajadores abonaron según ellos todos los recibos mensuales correspondientes a los alquileres de las casas, cantidad ésta que se hacía en su día a través de los descuentos mensuales a las nóminas, por lo tanto con los recibos que dicen que cuentan en la actualidad son los recibos correspondientes al uso y alquiler del inmueble. Si los pagos son por los alquileres mensuales lógicamente no se les puede considerar propietarios de las viviendas.

El que una serie de personas estén reclamando una vivienda no quiere decir que realmente tengan algún tipo de  derechos sobre las misma.

Teniendo en cuenta que los inmuebles no pueden ser alquilados ni traspasados no será difícil entender que se ha podido cometer muchas graves irregularidades por los inquilinos y más aún cuando los que han vivido y vive  en ella no son sus legítimos propietarios.

¿Donde está la documentación oficial real que acredita a quienes fueron entregadas estás viviendas (contratos y convenios firmados)?.

¿Porque el Instituto Social de la Marina y la Seguridad Social  intentan evadir responsabilidades traspasando éste problema a organismos oficiales locales que nada tienen que ver con el problema que ellos han originado?

Quién tiene que asumir estás competencias no es el Cabildo de Lanzarote, ni el ayuntamiento de Arrecife, las mismas deben ser entregadas como es lógico por el Instituto Social de la Marina o por Seguridad Social.

Comprueben las fotos de los artículos y comprobarán que desde hace cinco elecciones vienen utilizando el mismo cuento para colgarse unas MEDALLAS inmerecidas y en busca de votos.