07:05 h. viernes, 09 de diciembre de 2022

AIREs – La Izquierda se solidariza con el pueblo peruano ante la terrible marea negra que asola su costa.

 |  08 de febrero de 2022 (09:38 h.)
271749929_343778424065703_3590893139659208343_n

Ramón González - miembro del Consejo Político Nacional - Territorial en Canarias

Desde la territorial de Canarias, hacemos pública la declaración de nuestro Comité Ejecutivo ante la gravedad de los hechos, y hacemos igualmente un llamamiento para encarar de manera solidaria un proyecto conjunto y debatido de transito de modelo social que dé paso a un nuevo modelo energético.

El peor desastre ecológico en la Historia del Perú”. Casi 12.000 barriles de crudo derramados al mar, más de 26 playas y 5 reservas naturales afectadas, miles de animales muertos y más de 3.000 personas que han perdido su medio de vida.

Nos solidarizamos con nuestros hermanos peruanos y exigimos a REPSOL que no escatime esfuerzos y medios para recuperar el crudo, limpiar y restaurar las playas y acantilados, e indemnizar y sostener a las familias que han perdido su medio de vida por culpa de su negligencia inicial.

Porque, aunque el derrame pudo iniciarse por culpa de un pequeño tsunami, provocado por la explosión del volcán Hunga Ha’apai, en las lejanas islas Tonga, REPSOL fue negligente en las primeras horas del derrame: no rodeó completamente el barco con barreras y tardó horas en enviar buzos de inspección, según denuncia el capitán del tanquero Mare Doricum.

Y sobre todo porque REPSOL obtiene beneficios millonarios en Perú (es el tercer país que más beneficios le da), y la ciudadanía está harta de que, se privaticen los beneficios, pero se socialicen las pérdidasEsta vez ha de ser diferente.

REPSOL ha de estar a las duras y las maduras si quiere reparar su imagen, y no escudarse en los fallos de otros: que el gobierno no diera aviso del tsunami y que tardara horas en enviar un práctico para corregir la posición del buque (según denuncia también el capitán), no son excusa. También REPSOL falló, y sobre todo tiene una responsabilidad social corporativa. Si quiere seguir operando en Perú, debe demostrar un compromiso total con la reparación del daño causado.

Aunque de forma tardía, REPSOL ha desplegado medios para la limpieza, y ha contratado a los pescadores y otros colectivos afectados para trabajar en las operaciones de limpieza, pero los recursos naturales tardarán años en regenerarse, y las personas necesitan vivir todos los días. REPSOL deberá sostener a los afectados y llevar a cabo proyectos serios de restauración ambiental y de reactivación de la economía local.

En defensa de todo esto, y en solidaridad con Perú, el partido AIREs – La Izquierda se suma a las concentraciones convocadas por “Perú Libre” y trasmite su solidaridad con el pueblo del Perú. -  https://www.aire-laizquierda.es/

Febrero de 2022 - Comité Ejecutivo Nacional de AIREs – La Izquierda