13:11 h. miércoles, 25 de noviembre de 2020

Otra alumna ha sido puesta en cuarentena

Dos alumnos y un profesor del Instituto de Haría han dado positivo en COVID-19

 |  28 de octubre de 2020 (16:51 h.)
Al menos 2 alumnos y un profesor del Instituto de Haría han dado positivos en COVID-19. Una tercera  alumna ha sido puesta en cuarentena. Pese a ello, Sanidad ha decidido no interrumpir las clases del centro, optando por "sugerir" a los profesores de guardia que hagan ellos mismos "los controles de fiebre a los chicos".

Según ha trascendido, "son 2 alumnos, uno de 1º y otro de 3º de la ESO, los que han dado positivo en COVID-19". Asimismo se ha registrado el "caso de un profesor al que también se le ha detectado la enfermedad esta semana". Mientras que uno de los alumnos de la clase del citado docente "ha sido puesto en cuarentena".

- El profesorado y los padres de los alumnos no habían sido informados

Fue en la mañana de este miércoles 28 de octubre, cuando comenzó a propagarse entre los alumnos de la guagua que traslada a los alumnos del municipio al Instituto, que "esta semana" dos de ellos y un profesor "habían dado positivo en coronavirus". Y una vez en el centro, la noticia corrió de boca en boca, como un reguero de pólvora entre todos los presentes.

Ya desde primera hora comenzó un largo peregrinar de padres de alumnos al centro de enseñanza, en busca de sus hijos, ante la alarma creada. Alarma que se extendió al profesorado, que ¡tampoco había sido informado de los contagios!. Máxime cuando desde Sanidad les habían indicado que ellos mismos (los profesores) se encargaran "de tomarle la temperatura a los alumnos".

- Sanidad se lava las manos

Fuentes cercanas al centro aseguran que "desde Sanidad no nos han dicho en ningún momento que interrumpamos las clases, ni se nos han hecho las pruebas pertinentes... Sanidad les ha dicho que ¡no van a hacerles pruebas al resto de alumnos ni a los profesores!. Los dejan abandonados". Peor aún, los profesores han tenido que enterarse del contagio "por los propios alumnos, que lo han contado en clase". 

Por si fuera poco, los profesores de guardia han sido encargados de "hacerle las pruebas de temperatura a los alumnos, con el consiguiente riesgo de contagio, si lo hubiera". Una labor que se supone que debe ser cometido del personal de Sanidad, en casos como éste, en que se han confirmado 3 casos positivos de COVID-19 y un cuarto se encuentra en cuarentena.

Un profesor jubilado ha asegurado a este medio que "no creo que el protocolo en colegios e institutos de Lanzarote sea OCULTAR EL PROBLEMA A LOS PROFESORES Y PADRES DE ALUMNOS". 

Y mañana volverá a abrir sus clases el Instituto, "como si no hubiera ocurrido nada".